"Esta es la cuestión sobre el futuro, cada vez que lo miras, cambia, porque lo mirastes, y eso cambia todo lo demás"

.


Amplia lista de blogs del equipo, enlaces en estas pestañas

*************ENLACES archiveros Sites de los equipos de energiaalternativaparaurantia y vozypensamiento, pdf, jpg, words, etc.. al final de la pagina, abajo del todo. Gran cantidad de información. "Rescaten e Impriman lo que crean Valioso".....*****************



CÓMO CURAR LAS ENFERMEDADES “INCURABLES” DE UNA FORMA REAL Y DEFINITIVA...
****Nota: Una receta sencilla para obtener agua alcalina es: a un vaso con agua agregar una pizca de bicarbonato y el jugo de medio limón, tomar inmediatamente. Realizar esto 3 veces al día + 4 veces al día sin agregar el bicarbonato (solo medio limón). Así mantienes el cuerpo alcalino al 100%.
Ir a descargar
Importante: el agua usada debe ser libre de cloro y sin flúor o fluoruro de sodio,, así que ojo al escoger el agua embotellada mineral. Miren la composición química (en mg/l) de la misma en la etiqueta del recipiente, o si sabe de una fuente natural fiable esta es la mejor.
****

------


El Superantibiótico LA PLATA COLOIDAL ANIQUILA MÁS DE 650 ESPECIES DE MICROBIOS PATÓGENOS EN MINUTOS



http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=269

----------------------------------------

Método de Pascal Poot

Método de Pascal Poot
Pascal Poot es productor de semillas orgánicas desde hace 20 años. En sus 3 hectáreas de la región de Herault, Francia, desarrolló un método que le permite cultivar unas 400 variedades de tomates orgánicos sin el uso de agua o pesticidas. El clima en esa región es muy seco y el terreno rocoso, lo que hace que su método agrícola sea extremadamente interesante, resultando que, a pesar de las circunstancias aparentemente adversas, cada planta produce unos 25 kilos de tomates.

............I..............

Ultimas Entradas, click sobre ellas y debajo de la ultima empieza la entrada correspondiente:
























Resultado de imagen de planeta tierra espacio










M
anual para el
Nuevo Paradigma, mp3 ivoox Volumen I -- Volumen II -- Volumen III ************************Pdfs I -- II -- III
MANUAL DE SUPERVIVENCIA_SAS.rar
Ver Descargar recomprimido.rar 19952 Kbç

..............
--------------------

martes, 17 de septiembre de 2013

Empieza Biodescodificación biológica y encuentra el drama de su vida

http://biodescodificacionzafra.blogspot.com.es/ .....

 A52_BIODESCODIFICACION_Cristian_Fleche_Transcrito_por_Montserrat_Batllo.doc

  Ver Descargar




BIODESCODIFICACION       

26/09/08


Hay dos grandes motivos de felicidad en la Tierra:

-    tener un amigo para el que seáis importantes, aunque no lo conozcamos ni sepamos que existe;
-    cuidar de alguien que es importante para nosotros.

Y hoy nos preparamos para ser útiles a nuestro amigo, incluso para otros que aun no conocemos.

Estos dos elementos, ser amigo de alguien y tener un amigo, es algo que hacemos a cada instante de manera inconsciente. Este amigo es nuestro cuerpo: nos quiere, nos soporta incluso cuando estamos de mal humor, o si hemos tomado demasiado vino, siempre hace todo lo posible para nosotros. ¿Somos conscientes de ello?
Bienvenidos a su casa. De alguna manera no tengo nada que deciros que no sepáis, de manera inconsciente. Tengo ganas de hablar de ustedes para que se conozcan profundamente. Cuanto más se conozcan más se respetaran. Cuanto más se respeten, más se amaran y amaran a los demás.

En cada instante somos libres de escribir, de grabar, de tomar agua, de ir al baño…escúchense. Estamos aquí para nosotros.
Abriros a la curiosidad para la novedad, abriros a la gratitud, porque nuestro cuerpo es perfecto. Abriros a la tolerancia porque lo que oiréis son hipótesis, son aperturas, no cerraduras. La tolerancia es flexibilidad. No necesito tener verdades, solo ser curioso.

Abrid vuestra su capacidad para aprender, porque esto esta presente en cada ser humano, en cada animal. Para adaptarse al cambio, para crecer en conciencia o sobrevivir.
Mi objetivo es permitir una escucha biológica, no psicológica. Lo psicológico dura mucho tiempo, en general nos paramos cuando nos duele la cabeza. Cuando estamos en lo biológico todo es muy simple, muy fácil.

Hay distintas maneras de acercarnos a alguien, de conocer a un paciente: médicamente (pulso, presión, tª…), energéticamente (in/yang, pulso chino), de manera intelectual (opiniones, religión,…) y podemos conocer a alguien de manera emocional.

La emoción es lo que nos hace vivir. Es la gasolina que ponemos en cada instante en nuestro motor. ¿Por qué estamos aquí si no hay una emoción de deseo de aprender, de curar, de crecer?¿Porque ir al cine si  no hay una emoción?.¿Porque comprarse una ropa si no tenemos una emoción sobre el color rojo o negro?, ¿Porque ir al trabajo, de vacaciones si no hay una emoción?

 La emoción es el carburante de nuestra vida.

Conocí a una mujer con cáncer óseo hace 20 años. Su médico muy competente, la conoce a nivel del cuerpo, edad peso, pero  la paciente no se cura. Su banquero la conoce, sabe el dinero que tiene i sus inversiones, pero nada cambia para ella. Su familia sabe sus opiniones políticas, religiosas, filosóficas, pero no hay evolución, ni  transformación, nada cambia para ella.
Mi interés cuando la conozco es saber que la hace vivir, que le hace vibrar, conocerla donde nadie la conoce, que exprese lo que no ha contado a nadie. Lo que hay de más emocionante en ella. Tiene 70 años, está vieja, delgada, vive con su hija, pero esta la rechaza. No habla con nadie, está sola, muy sola, siente volverse nada, no hay amor ni de su hija, ni de su familia. Está en tratamiento con morfina.

Busco su llama, su pasión escondida. Todos la tenemos, de manera consciente o inconsciente. A esta paciente la hace vibrar la escultura. Cuando habla de su pasión se vuelve luminosa, bella. Cuando hablamos de nuestra pasión nos volvemos luminosos, bellos. A ella le gustaba dibujar y yo le pido que vuelva a dibujar. Desde cierta perspectiva, lo que dibuja es feo, pero desde otra lo que dibuja es hermoso. Cuando nuestros hijos vienen a casa con un dibujo de la escuela, exclamamos ¡que bonito!. Pero para un extraño no tienen sentido.
La paciente precisaba cada día menos morfina. Poco a poco estaba mejor, su hija acepto volver a ver a su madre. Se curo y volvió a su casa.

¿Qué hace que el cuerpo tenga esta capacidad de curarse? Es lo que me interesa desde hace 20 años.

Primera respuesta: hay una manera de particular de conocer al otro.

Podemos decirle a alguien ¿estás bien, no? No tienes problemas. Pero esto no es una relación.
Primer elemento ¿Qué es una relación? Relación de disponibilidad, que acepta el riesgo. Cuando conozco a alguien, todo es posible, Este es el milagro. El milagro de la disponibilidad, de la curiosidad, de la gratitud.
Esto crea cambio. Igual que para mí. Cuando alguien me encuentra, me siento bien, me ha recibido, me ha  acogido. Mi objetivo es transmitir esto.
No es psicología, aunque Sigmund Freud haya dicho cosas muy interesantes. El psicoanálisis, la psicoterapia dice cosas muy interesantes. pero cuando conozco a alguien, la persona es ella misma, esta mas allá de lo mental, es algo que engloba lo que ha dicho Freud. Cada uno de nosotros somos más grandes que cualquier explicación.

El doctor Hammer  ha descubierto principios que permiten ir  justo detrás de la enfermedad, que es lo que quiero trasmitir. Porque desde siempre la gente se cura sin saber exactamente  como ni porque. Comprenderlo va a permitir reproducirlo, provocarlo.

Un hombre tenia cistitis desde  hacia 25 años. Se había mudado hacia 25 años y todas las noches el vecino de arriba ponía música y bailaba con su mujer desde las 3 a las 3 ½ de la madrugada.  Justo encima de su habitación. El hombre tenia la sensación de que el vecino traspasaba los limites, de que invadía su territorio. Pero no era consciente de su resentir. Habla de ello con emoción y cuando vuelve a casa, por la noche no se despierta. Y ya no volvió despertarse por la noche.

Porque hay códigos biológicos. Primer elemento, la calidad de la relación. Segundo elemento una reja biológica de referencia. Y eso permite a cada uno de  conocerse de manera inédita, nueva, liberadora.

Durante estos dos años de formación compartiremos mucha alegría, mucho placer, muchas cosas que entender, que compartir. No están obligados a creerme, pero tienen que sentir en ustedes mismos si las cosas son justas o no.

Durante dos años seremos 3 terapeutas, con su identidad, su carisma, que les permitirán encontrar su carisma, su identidad como terapeutas, si es que quieren serlo. Pero inicialmente, serán sus propios terapeutas.

En los hospitales tenia muchas preguntas sin respuesta. Muchas respuestas poco lógicas. Las metástasis eran poco lógicas. ¿Por qué de 10 mujeres con cáncer de mama, una va a tener metástasis en el hueso, otra en el cerebro, otra en el hígado? ¿Por qué 10 personas anestesiadas por la misma persona, con el mismo peso, la misma enfermedad, a unas les cuesta dormirse y a otras despertarse? Una dentista comentaba que las caries no son lógicas. Si son debidas al azúcar ¿Por qué las de arriba?

En cierta manera, cuando conocí por primera vez al el doctor Hammer, todo lo que el decía era como si, de manera inconsciente, yo ya lo supiera. El  encontró la razón de muchas enfermedades por haberlo vivido en su piel. El preguntaba a sus pacientes que drama habían vivido. Al principio se sorprendían, pero poco a poco, se sentían aliviados de poder contarlo.

En una paciente con metástasis óseas y con mucho dolor, le ofrecieron medicación para que muriera sin sufrir. Pero la paciente no quería sufrir ni morir. Empieza Biodescodificación biológica y encuentra el drama de su vida. Vive frente al hospital y ella sabe que su marido es cardíaco. Ella le dice que vaya al hospital para que el doctor se cuide de ti. El dice no, no, estoy bien. Pero ella  insiste y al final el marido cede. Le practican una prueba de esfuerzo y el marido muere de infarto durante la prueba. La paciente se siente culpable. Cada día, cuando abre las ventanas de su casa y ve el hospital piensa “yo soy culpable, no lo entendí, soy nula…”. Pudo hablarlo con emoción y su esqueleto cambia, la paciente esta viva. (muestra Rx progresivas)

 La desvalorización se refleja en los huesos. No entendí nada, se refleja en el cráneo, no estuve a la altura, en la columna vertebral.  Desvalorización afectiva son las costillas. Desvalorización afectiva, “no supe acoger su demanda”, es la pelvis.
La enfermedad es reversible, el cuerpo no tiene ninguna iniciativa, hace lo que le pedimos que haga. La culpabilidad, la desvalorización provoca la lesión de los huesos. Nuestros brazos no se cruzan solos, no están desconectados del cerebro, sino que es el cerebro que da la orden, consciente o inconscientemente. Y si pedimos una enfermedad, también lo hace hasta que recibe la orden contraria.

Mi pasión es transmitir esto. Mi alegría es que la sociedad evolucione en la calidad de la relación con uno mismo, con el otro y con el universo, de manera muy simple, de manera emocional.

El doctor Hammer me puso en camino con una comprensión revolucionaria de la enfermedad. Pero es el doctor Ericsson que ha completado esto con el lado terapéutico, ya que es el inspirador de la PNL, la hipnosis, las metáforas terapéuticas, inventé  protocolos para conocerse a si mismo de manera emocional, biológica. Es lo que vamos a hacer a partir de hoy.
Más tarde conocí a Marc Frecher, que va mas allá del doctor Hammer para hallar la raíz del conflicto. Durante estos dos años estudiaremos estos temas, los sentiremos, a nuestro ritmo.

Todas las enfermedades tienen un sentido biológico, cíclico y transgeneracional. Hay un cierto número de terapeutas con esta formación, pero me interés formar una universidad, con varios formadores, para que puedan conocer distintas sensibilidades y ser terapeutas en el lugar adecuado.
Un tratamiento adecuado es llegar encontrar el resentir de un estimulo externo que causa el síntoma (por ejemplo, en el caso de señor con cistitis desde hacia 20 años), para poder llegar a la emoción. El doctor Hammer encuentra el resentir “invaden mi territorio”, pero esto es cierto solo en un tanto % de las cistitis.

Marc Frecher descubre porque, en el caso del paciente con cistitis, el se levanta por la noche pero ella no. Está relacionado con su historia, con sus heridas, a veces a su genealogía.

Una vez sabemos esto ¿Qué hacemos? Ericsson propone unos protocolos específicos sobre el momento del shock  de la primera vez. Trabajar en el origen es trabajar en el lugar adecuado, emocional y específicamente a cada uno.

1er experimento: cogemos una hoja de papel. Pensaremos en alguien que no queramos mucho, con quien no iríamos de vacaciones, alguien que nos ha herido, que nos repugna. La emoción es desagradable. Puede ser alguien famoso (Hitler, Mussolini, ..) o no. Pero cuando piensan en ella se sienten mal.
Escribimos el nombre en el papel (es confidencial).

Cogemos la hoja de papel y besamos el nombre de  esta persona. ¿Qué pasa? ¿Qué pasa dentro de ti? Rabia, desagrado…Estén atentos a lo que pasa dentro de ustedes. Si no puedes, justo antes de no poder, ¿Qué sientes?

¿Que deducimos de esto? ¿Estamos locos? Es un papel, no hay nadie.
Por tanto debemos comprender que hay dos lógicas dentro de cada persona. Estamos de acuerdo en que es un papel y todos hemos sentido algo. ¿Cómo es posible? Hay una lógica racional, intelectual, todos sabemos que es papel, pero hay otra lógica visceral. Como terapeutas nos interesa esta ultima.
Hay pacientes que siguen tratamiento con psicoterapia, con terapeutas muy competentes, pero solo se quedan en lo mental, y dura mucho tiempo.

Un hombre era muy bajito, y había intentado suicidarse varias veces, porque las mujeres lo encontraban muy pequeño. El psiquiatra le decía que no, que otros eran mas pequeños que el. El intentó suicidarse otra vez, porque el psiquiatra solo le habla a lo mental. El bioterapeuta habla a la emoción. ¿Cómo se siente el ser pequeño?¿que pasa dentro de ti cuando sientes que eres pequeño? Y la persona llora, siente rabia, y luego va a la discoteca y busca una mujer.

Cojan el papel y arrúguenlo. ¿Qué sienten? ¿Sienten placer? Pero sigue siendo papel.

¿Quién ha sentido rabia? ¿Es voluntario?
¿Quién tiene resentimiento? ¿Lo has decidido?
Nadie decide tener una emoción, se decide dentro de uno mismo, es visceral, involuntario.
Tomen la bola de papel y acérquenlo a la boca ¿Qué ocurre? Pásenlo por el cuerpo, por todas partes. Abran el papel y besen el nombre. ¿Qué ocurre? ¿Ha cambiado? Si sentimos lo mismo, no está terminado.

Primera deducción es que hay dos lógicas dentro de nosotros mismos. Hay una reacción involuntaria e incontrolable, las reacciones dentro de nosotros son diferentes. Somos parecidos pero todos diferentes a la vez, porque cuando alguien dice que siente que tiene resentimiento, todos lo comprendemos. Pero otros han sentido algo diferente. Somos iguales y al mismo tiempo, únicos.
Esta hoja de papel prueba que para el cerebro el símbolo es como la realidad. El papel es un símbolo.
Para mi cerebro, mi biología no hay ninguna diferencia entre el símbolo y la realidad. El símbolo me va a relacionar directamente con el pasado y el pasado es más importante que el presente. Estamos en un lugar agradable, con muchos amigos que descubrir, todo está bien, en el presente todo está bien. Tomamos un papel y ya no estamos bien: resentimiento, cólera, asco… ya no están en el presente, están en el pasado.

Tomen otra hoja de papel, o la misma si sigue habiendo emoción negativa. Si ya no hay emoción negativa  escriban el nombre de otra persona que odien, que les disguste, con la que estén muy mal, y lo escriben varias veces en el papel con la mano derecha o la izquierda, en un lado y otro de la hoja. Ahora paseen la hoja por todo el cuerpo: cara, ojos, boca, pechos abdomen,…para encontrar el lugar donde sintamos una emoción muy negativa y escriban esta reacción en el cuaderno.

¿Alguien con una reacción muy negativa?

    Pasea el papel por todo el cuerpo ¿que sientes? ¿donde sientes más?
    Repugnancia, asco,..
    ¿Que más?
    Es todo
    Pero piensas. Si hubiera otra emoción detrás del asco ¿Cuál seria?
    Afecto, simpatía.
    ¿Que resientes ahora mismo?
    En este momento nada, Estoy en blanco
    Mira el papel, acércalo a tu cabeza ¿Qué pasa en tu cuerpo?
    Siento rechazo
    Justo antes del rechazo, ¿que pasa?
    Miedo, asco,
    Hay miedo también
    No exactamente miedo
    ¿Cual es la palabra exacta? Hay muchos tipos de miedo: aprensión terror,…
    Repugnancia
    El hecho de pronunciar repugnancia ¿cambia algo?
    No
    El hecho de decir miedo ¿cambia algo?
    Me irrita
    El hecho de decir me siento irritado, repite ¡me siento irritado! ¿cambia algo?
    No. Es muy fuerte mi irritación.
     ¿Cómo se llama la irritación muy fuerte? ¿cual es la palabra exacta?
    Ira, cólera
    El hecho de decir ira, cólera ¿cambia algo?
    No
    ¿Que resientes ahora mismo?
    Rabia
    Exprésalo
    Soy consciente de sentir rabia contra una persona determinada  y está escrita aquí.
    Cuando dices hay rabia, el asco ¿es diferente?
    Se intensifica
    Acepta esta intensificación, cólera, asco, miedo, rabia,…Hay una sensación a nivel de tus pulmones ¿Cómo se llama?
    Rabia, ganas de matar
    ¿Cual es la sensación en tu cuerpo?
    En el corazón
    ¿Como se llama esta sensación en tu corazón?
    Odio
    ¿Ya te has dado cuenta de que era odio?
    Lo he sentido
    Pero nunca lo has expresado
    No
    Y ahora lo has expresado ¿Cómo es ahora?
    Igual. Sigo sintiendo odio.
    Ya no es asco
    Si
    Ya no es asco
    Es más fuerte. Es difícil definir exactamente lo que siento, pero sigo sintiendo asco.
    Te cuesta encontrar la palabra exacta
    Si. Fundamentalmente seria asco y consecuentemente rechazo
    En tu cuerpo ¿donde esta sensación?
    Es una sensación en el corazón
    Descríbeme la sensación en el corazón
    Es una sensibilidad en el corazón que me provoca rechazo
    Adéntrate en la sensación de tu corazón Conviértete en esta sensación ¿Cuál es la palabra exacta?
    Ganas de estrangular
    Justo antes de estas ganas de estrangular ¿Qué es lo que resientes?
    Parálisis, bloqueo
    ¿Cual es la emoción que bloqueas dentro de ti mismo? ¿Hay impotencia, tristeza, desesperanza?
    Freno a mi mismo por no destruir
    ¿Tienes miedo de tu violencia? Exprésalo
    Tengo miedo de mi violencia
    ¿Que emoción tienes cuando dices esto?
    Vuelvo hacia atrás, vuelvo a sentir desprecio, rabia
    ¿Es igual la sensación de rabia y desprecio?
    Si igual i siempre en el corazón
    En mi opinión hay otra emoción. ¿Es que te sientes no respetado, por ejemplo?
    Si, creo que este es el origen de todo
    ¿Eres consciente de esto?
    Si soy consciente de que no me siento respetado y que además he podido responder y no lo he hecho
    ¿Te lo reprochas?
    No. fue una conducta racional y decidida, sabiendo que me frenaba
    Te preocupa perder el control
    Perder el control me produce miedo
    ¿Que ocurre después de decir esto?
    Siento una opresión en el corazón
    Antes no has dicho opresión. Hay una emoción hacia la cual no vas. ¿que emoción es para ti difícil de resentir?
    Posiblemente la alegría o la generosidad
    Cuando piensas en esta persona ¿Cuál es la emoción difícil de resentir?
    No quiero aceptar dejar de sentirme herido
    Hay una forma de orgullo
    Si
    Es como si fueras testarudo
    Si, pero no voluntariamente
    Como si este orgullo fuera tu supervivencia. Si ya no tienes orgullo ¿Qué pasa?
    Desaparece el problema
    ¿Cuál seria el inconveniente de no sentir rabia, de no estar enfadado con esta persona?
    Ninguno
    ¿Seguro? ¿no es una manera para ti de existir?
    No conscientemente
     ¿Cómo te sientes ahora si te pasas la hoja?
    No siento la rabia
    ¿Es neutro?
    Es bastante neutro
    ¿Queda algo?
    Una cierta sensibilidad
    Se mas especifico
    Una especie de convalecencia
    ¿Qué es lo que cambió? ¿Cómo es que ahora no hay rabia? ¿Fue cuando hablamos del orgullo?
    Si, fue cuando has dicho que pasaría si no tuvieras orgullo, este ha sido el momento.
    Si acercas la hoja a tu frente, ¿sientes algo?
    No
    Y cuando piensas en esta persona en lo real ¿sientes algo?
    Es neutro
    ¿Y hay algún inconveniente en que sea neutro?
    No, hay una ventaja
    ¿Qué ventaja hay?
    Dejo de perder energía.


Hemos aprendido algo importante. Les enseñare protocolos de tratamiento de la emoción antes de enseñarles la descodificación de las enfermedades. Porque si les enseño la descodificación de cada enfermedad y se encuentran con una emoción no sabrán necesariamente que hacer. Antes adentrarnos en el problema de alguien, debo tener competencias y recursos.

Antes Ángel me ha hablado de su conflicto sin saber que me hablaba de esto. Me hablo de cierta rigidez de la mirada, hay una dirección, siempre tengo que mirar en esta dirección. Soy rígido, no quiero ir ni para la izquierda ni para la derecha. Entonces, me he puesto en el centro, al lado me he movido, he hecho desplazar la hoja, he propuesto otras emociones, en un marco confortable, para transmitir el mensaje. Esta bien cambiar y hay algo que es aceptado progresivamente por tu inconsciente. Mi intención es buena.

¿Qué podemos deducir de esta pequeña experiencia?
Que si expresamos lo que sentimos hay un cambio. Por eso le pregunto en algún momento ¿ya has expresado este odio, eres consciente? Me dijo que no.

El bioterapeuta conoce al otro ahí a donde nadie se ha adentrado. Es una felicidad, una alegría, para cada uno, por fin lo que estaba esperando.

Una gran deducción de esto es lo siguiente, espontáneamente, cada uno de nosotros, cuando estamos frente a dos restaurantes donde uno se come bien y en  el otro mal, vamos al que se come bien. En nuestra vida, si tenemos buenos o malos recuerdos, volveremos de vacaciones donde tenemos buenos recuerdos, es evidente. Cuando tenemos una emoción difícil no vamos ahí, sin embargo ¿Qué es la homeopatía? Le damos un medicamento que provoca el mismo síntoma y un poco de azúcar. El osteópata va en el sentido de la lesión.
En Francia los cocineros cuando se queman ponen la mano cerca del fuego.

Nuestra tendencia natural es huir del problema, y está bien así. Pero, en mi experiencia, es dentro del problema donde está el origen y el tratamiento del problema.

Una noche un hombre estaba cerca de una farola mirando al suelo. Me acerque a el y le pregunte que hacia. Me dijo que buscaba las llaves del coche. Le ayude a buscarlas durante una hora, hasta que le pregunte ¿estás seguro de que las has perdido aquí? Me dijo, -no, las he perdido allí- ¿y porque las buscamos aquí?- porque allí está oscuro y aquí hay luz.

Este cuento sufí nos ilustra que siempre tenemos la tendencia de buscar en nuestro consciente, en lo confortable, y nada cambia. En la oscuridad tenemos miedo, nos quedamos en el lo confortable y nada cambia. Pero un día me voy a la oscuridad con un guía y descubro el “orgullo” y hay un cambio. Cuando me quedo en lo confortable de la conciencia nada cambia. No pasa nada porque el trabajo ya está hecho, ya somos conscientes.
Cuando alguien me viene a ver por un problema de salud porque con su madre ha pasado esto, ya tengo una buena información, ya se que el problema no es esto, ya esta trabajado, elaborado. Para ir a la oscuridad hay que sentirse protegido, autorizado de ser uno mismo, de resentir todo lo que pasa.
La deducción de esta experiencia es que la terapia intenta ir lo más posible dentro del problema. No se desanimen, yo tengo la experiencia de que hay resentires primarios y resentires secundarios.

Cuando respetas tu biología estás preparado para tener nuevas experiencias.

Diferencias entre resentir primario y resentir secundario. Cuando hablamos de nuestro resentir nos sentimos mejor. Sin embargo, hay mujeres cuyo marido expresa su cólera cada día y no cambia nada, sigue teniendo cólera. O bien hay mujeres que expresan su tristeza y nada cambia. Porque es una emoción superficial. Es el resentir autorizado por la sociedad, esconde el resentir primario.

Por ejemplo: un hombre está en una situación que le da  miedo, empieza a gritar de ira, de cólera, porque en cierta cultura un hombre no puede sentir miedo. O una mujer siente ira porque el marido no la trata bien, pero su educación religiosa le impide mostrar su cólera, porque ha de ser buena, cariñosa. Pero le está permitida la tristeza. Cada vez que sienta ira, se mostrará triste. Cada vez que el hombre sienta miedo, expresará cólera.
Siempre hay que preguntar si hay una emoción detrás, ¿cual sería?, que emoción no te atreves a resentir, y que sin embargo ocurre dentro de ti mismo. Eso son ayudas para permitir a la persona ir dentro de ella misma.

Como acompañantes es importante saber que hay dos tipos de emociones: una que cuando se expresa no cambia nada. El guía debe llevar la consciencia a lo más profundo, entonces hay un cambio, una revolución,  ya nunca será como antes, ya no se puede ni resentir ni la emoción secundaria.
La única  exigencia es estar seguro de que vamos al resentir primario y el único criterio es si hay cambio o no hay cambio.

Todas las emociones pueden ser primarias o secundarias.
El terapeuta es como un jardinero, que va sacando las malas hierbas para que el jardín exprese su máxima belleza, sabiendo que no está solo, que lo ayuda el sol y la lluvia. Los terapeutas también estamos ayudados por algo mayor que nosotros, para que la vida se transforme y exprese su belleza.

Primer protocolo: encontrar las emociones secundarias y las primarias.

Cuando busco una solución ¿Para quién busco la solución?

Me acuerdo de un niño que había estado un mes de vacaciones con su tía y el niño llora, llora i llora, durante todas las vacaciones. La tía no sabe que hacer y cundo su madre llega y lo encuentra llorando, se siente muy mal. Pero hay un momento en que su tía le pregunta ¿Qué es lo que tu resientes cuando lloras? El niño responde, estoy tan feliz en tu casa. Cuando estas contento lloras.
Hay gente que cuando está muy estresada, ríe.

Cuando ayudo a alguien, ¿a quien ayudo? ¿Es a mi si estuviera en la misma situación? ¿Es que alguien ha sufrido y me siento culpable de ello? Entonces quiero curar a todo el mundo, porque curando a todos curo mi propia culpabilidad. No roben la curación.

Mi cuerpo fabrica mi cuerpo. El terapeuta simplemente permite al otro evolucionar si es un buen día, si es el objetivo de la persona. Curen su  necesidad de ayudar, y así algo más grande podrá ocurrir, con más alegría.

Muy a menudo, más en hombres que en las mujeres en general, la primera cosa  que se les ocurre es donde se sienten más cómodos y el pensamiento se puede controlar. Nuestro trabajo es llevar a la persona a la oscuridad, a la sombra. En este caso hay la regla de las tres P, y esta regla es válida para todos los protocolos:


    1º protección: cuando un niño esta en el vientre de la madre, está protegido por el útero. Después esta protegido por la vigilancia y los brazos de la madre y del padre. Gracias a que está protegido puede crecer. Si no hay protección no puede crecer, e incluso puede morir. La protección es la función de la madre.

    2º permiso: es la función del padre. Es quien da permiso al hijo de crecer, de irse de casa, de hacer elecciones en la vida, de conducir su vehiculo. La madre, con la protección, debe dar la base, el permiso del padre le va a permitir irse y a la mayoría de nosotros, a lo largo de nuestra vida, no ha faltado algo de protección o nos ha faltado permiso, en un campo o en otro.  Cuando vamos a ver a un terapeuta, buscamos en el algo de lo que nos ha faltado (es lo que Freud llamó transferencia), le pedimos que sea un poco nuestra madre y un poco nuestro padre.

     3º poder: protección + permiso = poder. Poder de curarse, de vivir, de ser uno mismo, etc.…

Como terapeutas, siempre que alguien esté en lo mental, hay que ser muy protectores (no estás en peligro conmigo) y dar mucho permiso,  la persona tiene derecho a estar en lo mental, porque cuando no estas en lo mental lo que resientes es… y miras a la persona a los ojos y te callas, y a lo mejor la persona va a poder decir lo que resiente.

    4º paciencia: cada persona tiene un ritmo diferente, unos comen rápido, otros lento, algunos entienden rápido otras lento, El ritmo del paciente y del terapeuta es diferente a menudo, pero es el terapeuta el que debe cambiar su ritmo.

A menudo la gente es mental, necesitan tiempo, permiso, protección y poco a poco can a entrar en sus emociones. Intuitivamente sabemos que debemos ir hacia dentro de nuestras emociones, pero nos da miedo, porque en nuestras emociones nos volvemos débiles, vulnerables, frágiles. Por esto necesitamos un marco: protección, permiso, paciencia, porque vamos a llorar y luego nos sentiremos bien.

Ser terapeuta exige ser consciente de nuestras propias emociones para desapegarnos de ellas (sincronicidad: tener el mismo resentir primario terapeuta / paciente). Una parte de ti es consciente de ello otra está atento al paciente.

Después de estar en el resentir primario ¿sintieron algunos otro resentir, una sensación agradable? Sentir felicidad es el 3er resentir: el resentir de SER, el de antes del estrés, el resentir original.

La primera etapa de la relación corresponde al consciente (buenos días, como estas. ¿Va todo bien?- si, gracias.-). Conscientemente dice “estoy bien”.
La segunda etapa de la relación, cuando preguntas que pasa para ti en este momento, entonces es:”mi marido me ha abandonado”, “mi hijo está en la cárcel” “queme la cena anoche”. Todo va mal

En la primera etapa estamos en un resentir secundario superficial, inconscientemente, en realidad nos sentimos mal. Esto es preconsciente. Si preguntamos ¿pero estás realmente bien en este momento?, la persona se desploma y llora.

En la segunda etapa esto llega a la consciencia. Como terapeutas van hacia EEE, y la persona, esta emoción negativa la puede soltar y se libera, y se siente bien, aliviada, serena, tranquila. Ya no hay problema. Es el resentir del SER.

El resentir del SER no lo ha provocado el terapeuta, ni los medicamentos. Eso ya esta dentro de nosotros, pero es muy inconsciente. Para llegar a él hemos de atravesar lo negativo.



“No es yendo a la luz que nos volvemos luminosos, es aceptando bajar a nuestra oscuridad”. Podoroski.


BIODIANA

Este esquema es muy importante. Está siempre presente en el espíritu del bioterapeuta.
Detallaremos cada elemento.
A cada instante de nuestra vida atravesamos experiencias. En la horizontal vemos  “línea del Tiempo” (ayer estaba de viaje, antes en casa,…).

El exterior es fácil de entender, es lo que captamos con nuestras cinco puertas: ojos, oídos, nariz, boca, piel. Nuestra relación con el mundo exterior pasa por los actos: con músculos, hablando, entro en contacto por medio de la acción.

El segundo elemento son los pensamientos, lo mental: creencias, juicios, opiniones. Es puramente cerebral, todo lo que llamamos cognitivo, nuestros valores.

Los sentimientos, en la definición que yo propongo, es la ilusión de una emoción, pero en realidad es un pensamiento (¡Oh!, pienso que me siento triste,..). hay un desacuerdo entre lo que uno dice y la manera de decirlo. En los sentimientos, el cuerpo no participa.

A partir de la emoción se vuelve terapéutico. Hay grandes emociones: el miedo, cólera, tristeza, alegría, amor, algunos añaden el asco.

La sensación es algo que se siente en el cuerpo (se me cierra el corazón, el estomago apretado, la garganta cerrada, vacío en el vientre, tengo frío). La sensación va ligada a una emoción positiva o negativa, (la enamorada que le sudan las manos cuando ve a su novio, se le acelera el corazón,  llorar de felicidad,…), la sensación está en el cuerpo, es involuntaria e incontrolable, la podemos situar de manera precisa en el cuerpo.

El resentir es una palabra especial. Tienen que entender su definición para hacer el trabajo de Biodescodificación. El resentir está en el cuerpo, es la huella de una función biológica, satisfecha  o no satisfecha. Estamos en el corazón de la célula con el resentir, es lo que hay de más íntimo, lo que nos hace mas vulnerables, porque allí somos realmente nosotros mismos. Cuando estamos en el resentir, no podemos hacer trampa, no podemos engañar. Cuando pronunciamos la palabra del resentir, algo en el cuerpo se transforma, la sensación incontrolable ya no puede ser la misma.

El resentir es la huella de una función biológica no satisfecha. Todos tenemos un cuerpo. Este cuerpo quieren satisfacer sus funciones: los pulmones quieren respirar,  el estómago digerir, los ojos quieren ver –cosas agradables, por supuesto-, la piel quiere ser tocada de manera cómoda, el recto eliminar los restos, el esqueleto quiere ser útil y fuerte, el cerebro quiere controlar y entender, el corazón quiere latir. Esta voluntad es biológica, inconsciente. Cada célula del cuerpo quiere satisfacer su función biológica en cada instante.

Somos el conjunto de las células que quiere satisfacer su función biológica para si misma y para las demás. Cuando la función biológica no puede ser satisfecha, hay un resentir, totalmente inconsciente. Y el cuerpo se va a adaptar a esto. El niño necesita la protección de la madre, pero la madre es mala. El niño ha sentido dentro del miedo, por las células de la piel de la dermis, que no pueden satisfacer esta necesidad de protección. El niño se aparta, se esconde: va a tener un comportamiento adaptativo. Si le preguntamos a este niño porque se comporta así, no lo sabrá. Si le preguntamos que resiente, dirá “miedo”. Una vez lo expresa a la consciencia, es el resentir.

Un marido regala un ramo de flores a su mujer porque está muy enamorado. Llega a casa con las flores y su corazón en medio de ellas, y su mujer le dice ¿pero de que te quieres hacer perdonar? Entonces shock, pero no sabe lo que siente, es la sorpresa total, no puede hablar, deja las flores, pregunta que ha para cenar, mira la televisión. Luego no puede dormir, pero no sabe que está pasando dentro de el. Al cabo de unos días, habla con un amigo, si tiene suerte, y en este momento necesita hacer un esfuerzo para saber lo que ha sentido. ¿Qué quieres que te perdone? Lo siente en el, por su estómago.
¿Qué has resentido, experimentado? No puede decirlo. Pero poco a poco, dice que ha resentido que era mala (pensamiento). He resentido que he comprado caras las flores (acto). He resentido que ha dejado las flores en un rincón (acto).

A una mujer, que tiene cáncer de ovarios desde hace tres años, le pregunto: ¿Que ha pasado hace tres años? – Nada- responde. ¿Cuándo no pasa nada, que pasa?, ella dice – ah, mi hijo se casa-. -¿y que ha resentido cuando se hijo se casa?- que había 150 personas (exterior). Pero dentro de usted.- que es normal casarse con 24 años- (pensamiento) ¿Qué ha resentido?- que era normal para una madre sentirse contenta (sentimiento). Pero en su cuerpo ¿Qué hay cuando su hijo se casa? – Hay un vacío- ¿en que momento hay un vacío en la línea del tiempo?- no lo puedo decir, no tengo derecho a decir que estoy triste porque mi hijo se haya casado- (conflicto cerrante). Al día siguiente de la boda paso por delante de la habitación de mi hijo y todo está ordenado, silencioso. En este momento específico ¿Qué siente?- siento como si lo hubiera perdido, como si hubiera muerto. Pero no tengo derecho a resentir esto, el está feliz.
Yo le doy permiso para que exprese su emoción y cuenta que durante 20 años ha estado peleando con su hijo para que ordenara su habitación, para que cerrara la música. Pero en este momento, deseaba que hubiera música y desorden.

Una mujer sufre incesto por parte del padre y a los 14 años la deja embarazada. Necesito varios meses para que exprese la profunda cólera que siente hacia su madre, porque lo sabia, pero no hacia nada. Eso no lo había dicho nunca a nadie. Ya la he ayudado.

En el resentir está el tesoro. Hay que distinguir la diferencia entre la emoción y  resentir. No es siempre muy significativa. La emoción es más global: tengo miedo, siento ira…. El resentir es más especifico: estoy angustiado, ansioso, aterrorizado,  tengo pánico, aprensión, todo son formas diferentes de miedo. Cada resentir traduce una función biológica: el miedo total es laringe, la aprehensión, los ojos, etc,… El resentir es biológico, específico, la expresión, el grito, el llanto de una célula, la expresión biológica no satisfecha.

Hemos hablado mucho del inconsciente, pero, ¿saben donde está, cual es su color, su peso? Pensamos que algo existe pero no sabemos donde está, ni su peso ni su color.

Para mi el inconsciente es biológico, se encuentra en cada célula de nuestro cuerpo. No nos damos cuenta de que el corazón está latiendo, el riñón filtrando, esto es inconsciente, es biológico y toda nuestra vida se inscribe en nuestro cuerpo. La enfermedad es una vía real para ir hacia nuestro inconsciente. Freud hablo de conversión psicosomática, la transformación de nuestra historia en enfermedad  El inconsciente es biológico, está dentro del cuerpo y si no puede expresar su resentir, lo hará en forma de enfermedad. Es la manera de llegar hasta nuestro consciente.

Los suecos dicen lo siguiente: “una desgracia compartida es la mitad de ella, una alegría compartida se duplica”.

Vamos a entrenar los elementos de la biodiana. Ejemplo:

    ¿Recuerdas un episodio algo desagradable?
    Mi hija me dice ¡cállate!
    Cuando
    Hace 5 días
    Donde
    En Badajoz
    ¿En la casa, en que lugar de la casa?
    Si, en el salón
    En la línea del tiempo estas en el lugar preciso en el momento preciso. Desde el exterior el oye cállate. ¿Que siente?
    Siento rabia
    ¿Que siente en este preciso momento?
    (llora) no puedo contestar a mi hija (acto imposible). En este momento pienso que me voy a resfriar
    Es un pensamiento. ¿Qué es lo que resientes?
    Que me ahogo, me falta el aire.
    ¿Cual es la emoción cuando te tocas?
    Tristeza, abandono
    ¿Al decir abandonado cambia alguna cosa? Haz contacto con esta palabra
    Estaba con mis nietos para ir a la guardería (exterior), uno de ellos mordía a mi hija y yo recordé que había hecho lo mismo a mi madre cuando era pequeño
    Es cognitivo. ¿Que sientes que ocurre en el momento? Habla de dos momentos diferentes. Cuando oye "¡cállate!” está en un lugar, unos minutos después habla del niño. Pero el primer momento que pasa
    Tengo  tristeza
    Como te sientes en el momento del ¡cállate!
    Creo que ahora puedo enfrentarme de otra manera a esta frase
    Es un pensamiento nuevo relativo a un acto. A nivel de cuerpo has cambiado, ahora sonríes.

Diferencia entre sentimiento y emoción

Sentimiento es una evaluación, una opinión, no tienen efecto sobre el cuerpo
La emoción es perceptible por el cuerpo.
La prioridad es distinguir entre lo que hay fuera del círculo negro y lo que hay dentro. Cuando estamos en sociedad, la mayoría del tiempo de lo único que sabemos hablar es de lo que está fuera, porque no es peligroso.
Uno puede decir que tiene mucha rabia, si no lo siente en el cuerpo, es una construcción mental. Si la siente en un lugar concreto del cuerpo es una emoción.

Para ser bioterapeutas debemos entrenarnos a escuchar y poner cada elemento en su lugar.

Diferencia y sensación: la sensación es corporal y el sentimiento es mental.

Cuando uno dice: ¡me están mirando!, ¡mi padre me ha violado!,…yo no sabe cual es la emoción. Cuando dice ¡quiero huir!, tampoco dice nada. Cuando dice, ¡mi mujer me ha dejado y me han despedido!, no dice cual es la emoción. Cuando me dice ¡me siento aterrado asustado! Lo ha dicho todo.


EL SENTIDO BIOLOGICO

Es la aportación del dr. Hammer.

Un niño llega a casa de la escuela, tiene hambre y quiere ver a su madre. Es demasiado pequeño para llamar al timbre, así un puede decir que existe. Su resentir es “no estoy a la altura”. Puede tener una solución externa: subir a hombros de papa, coger una silla, para no estar en el estrés de no estar a la altura. Pero a veces no hay una solución externa. Entonces podemos hacer una patología de la hipófisis, llamada gigantismo.

Cuando no hay solución exterior, hay una solución interior, es lo que llamamos enfermedad.

Un adolescente media 1.95 años. Su padre era muy pequeñito y en la escuela se reían de el, le llamaban la pulga. Empezó a hacer deporte para hacerse más grande y fue campeón de Europa. Encuentra una mujer que tiene muchos complejos, pero es campeona de baile artístico de Europa. Su conflicto es “somos demasiado pequeños”. Para el padre es moral, para la madre es más emocional. Tienen un niño y le llaman “Victoriano”. Es la solución del conflicto de los padres.

Hemos de buscar la utilidad del síntoma, ¿para que sirve?
¿Cuándo el cuerpo fabrica más glóbulos rojos? Cuando estamos a mucha altura, porque hay menos O2. Algo lo sabe dentro de nosotros. No tenemos que hacer nada.

Una mujer fabricaba muchos glóbulos rojos. Un día al entrar en casa, ve a su marido en la ventana. Estaba deprimido y quería suicidarse. Ella ama a su marido y lo salva. En la consulta me dirá: “le quiero llevar la vida”, y fabrica en el interior del cuerpo muchos glóbulos rojos para dar la vida a su marido.

El sentido biológico de los glóbulos rojos es “muerte en mi familia”, porque la sangre tiene el sentido familiar de “lazos de sangre”. Y los glóbulos rojos tienen la misión de llevar la vida.

El sentido biológico de los pulmones: el delfín, es un mamífero, tiene más alvéolos por mm2. No es una enfermedad, es una adaptación que le permite estar bajo el agua 20’.

Un hombre tiene un cáncer de pulmón. Tiene una amante, casada con otro hombre. Un día, besándola en el coche, que está aparcado en el parking de un supermercado, un coche aparca a su lado. Es el marido. Cuando la mujer abre los ojos, ve a su marido. Shock. Y le dice a su amante: -¡corre, corre!, que es cazador y siempre lleva el arma en el coche-. Otro shock. El se marcha y tiene mucho miedo, porque es el vecino de enfrente, el marido lo conoce y no puede volver a su casa, porque tiene miedo a lo mate el marido. Y miedo a que matara a su amante.

El sentido biológico de “miedo a la muerte” es fabricar más pulmón. Es lo que llamo la coherencia del síntoma. El síntoma siempre tiene una coherencia escondida, siempre. Nuestro trabajo de terapeuta es descubrir esta coherencia.

Cuando estamos al aire libre no tenemos necesidad de hacer más pulmón. Nos protegemos del sol poniéndonos morenos.

Una jovencita, después de una clase de gimnasia, toma una ducha, y el profesor de gimnasia abre la puerta y pregunta si ha terminado de lavarse  -es un vicioso-.  Ella se pone morena en los pechos y en las nalgas, pero no es un bronceado, es un melanoma, unas manchas negras. “me protejo del exterior”. Me protejo del sol, me protejo de la mirada viciosa.

El sentido biológico del melanoma es “proteger”. No es racional, es biológico.

Las gallinas ponen huevos todos los días durante mucho tiempo porque desaparecen. Si no los cogemos, hacen ocho y paran. Cuando los cogemos, ella se adapta haciendo más.

El doctor Hammer perdió a su hijo por un disparo (del príncipe Emmanuelle de Saboya, heredero del trono de Italia). Si no hay hijo, la solución es volver a poner en marcha los testículos o los ovarios.

El sistema biológico no es inteligente (el doctor Hammer no puede reemplazar a su hijo). Pero es otro tipo de inteligencia, algo que está memorizado en nuestras células.

Los peces, ponen miles de huevos, porque saben que solo sobrevivirán unos cuantos. Hay una excepción, un pez que solo pone 50; cuando hay peligro, la madre se los pone en la boca, para protegerlos.

Una leona tendrá la descendencia que permita su territorio de caza. Si es muy grande, tendrá 8. Si es muy pequeño, tendrá uno o dos. No necesita estudiar. Algo lo sabe dentro de ella misma. Está adaptado a la perfección

El sentido biológico no nos pide permiso. No nos pide nuestra opinión para broncear. El cuerpo reacciona al exterior, tanto a algo real como el sol, o algo virtual, como puede ser una bola de papel, la mirada del profesor de gimnasia, la habitación silenciosa del hijo.

Debemos encontrar el sentido biológico del síntoma. Luchar contra el síntoma es luchar contra nosotros mismos. La rodilla bloqueada, el pecho con cáncer, es el propio y hace lo que le hemos pedido.

El problema es que estamos todos locos, porque se trata de dos momentos diferentes. En un momento le pedimos a la rodilla que se bloquee, que haya más glóbulos rojos, etc. Pero luego no queremos ninguna de las dos cosas. Son dos momentos diferentes.

Una estudiante no podía tener niños. Se fue a Polinesia con su marido. Conoció  a una mujer en Taití, embarazada, que tenia muchos niños y quería abortar. Ella le dijo que se lo quedaría. Se pusieron de acuerdo, y se hacen muy amigas. La estudiante va a menudo a Taití, sigue el embarazo y esta presente en el momento del parto, un momento muy feliz. La tahitiana da el bebe a la estudiante. Todos  son felices. La estudiante tiene leche en su pecho, aunque no lo ha tenido en su vientre. No es un problema, es una solución. Podemos entender el sentido biológico.

Una mujer tenía un marido alcohólico. Ella lo quería, pero bebía mucho. Ella hizo un cáncer de pecho izquierdo. Ella me dijo que su marido era como su bebe. Lo quiere proteger del mundo entero.

En el primer caso está bien. En el segundo es estúpido, pero es inteligente biológicamente, el inconsciente.

Hace un año los zoólogos en África observan que la mitad de los nuevos bebes elefante vienen al mundo sin defensas. Los científicos lo explican de la manera siguiente: los cazadores furtivos matan a los elefantes por estas defensas. Los elefantes necesitan las defensas para rascar la tierra para encontrar su alimento. Si no tiene defensas puede morir de hambre, si tiene defensas lo mata el cazador. Es una solución de adaptación.

La enfermedad es una solución de adaptación. Y evolucionamos gracias a esta adaptación.

Mi deseo es enseñarles a pensar biológicamente. Una mujer hace una trombosis de la arteria uterina es su segundo parto ¿para que? Para evitar perder sangre. En el primer parto tuvo una hemorragia grave. Ella ya no lo recuerda. Pero su cuerpo, si, y manda una solución, pero es una solución que no es el momento.

El colon gestiona lo sucio. Vivir una un hecho como algo sucio puede desencadenar un cáncer de colon.
¿Cuál es el sentido biológico de un hipertiroidismo? ¿Porque la falta de tiempo afecta la tiroides? Un hipertiroidismo aumenta la producción de hormonas ¿Cuál es la utilidad de aumentar la producción de hormonas? La respuesta es el sentido biológico. La hormona de la tiroides acelera todo el metabolismo, del corazón, la digestión. Si en mi vida todo va muy lento y quiero acelerar las cosas. Si llego tarde, acelero mi ritmo para llegar antes.

Cuando hay una enfermedad la pregunta a hacerse es ¿para que me sirve?

Una mujer con hipotiroidismo, es la segunda mujer de su esposo. Pero le hubiera gustado ser la primera. Su solución es parar el tiempo,  volver al pasado. Si hubiera nacido antes, podría ser la primera esposa.

Alguien que fabrica más insulina de lo normal. ¿Cuál es la función de la insulina? La insulina es una llave que abre la célula para que penetre el azúcar. Es como si siempre quisiera tener azúcar. El azúcar es símbolo de la dulzura, de la ternura. “Me he visto separada de la dulzura y ha sido para mi insoportable”. El azúcar es también símbolo de la energía, del carburante, “debo tener siempre energía”.

Buscamos la lógica del síntoma. A nivel racional, no tendremos más ternura por tener más azúcar, pero a nivel visceral, no quiere estar separada de la ternura interna, intima. Si en mi interior no hay ternura ni dulzura, la vida no tiene sentido.

La diabetes es el sentido contrario. Fabrico menos insulina y el azúcar no entra nunca dentro de la célula. La dulzura, la ternura es peligro para mí. No quiero que entre dentro de mí el amor.

Un hombre es educado por sus tíos hasta los tres años. A esta edad lo vienen a buscar sus padres. Los tíos viven en el sur de España y sus padres en el norte de Francia. El paciente, 40 años más tarde, cuenta que cuando era niño, un día había decido no amar a sus padres y negarme a su afecto. Decidió que ya no le iban a querer más. El amor es peligroso.


LA LINEA DEL TIEMPO


La línea del tiempo significa que esta diana la hemos de conceptualizar en un momento dado y preciso. Trabajamos sobre el instante. Y esto es biodescodificación.

 Si trabajamos con el trabajo de uno, o la relación con la madre, no ocurre nada, nada cambia. Pero si trabajamos un momento preciso de la relación –cuando estábamos en pañales, cuando tenemos 8 años,- cuando encontramos  este momento, y tenemos 50 años, podemos cambiar, ya no es aquel momento. Podemos liberarnos.

Pero si hablamos de la cólera hacia nuestra madre, nada cambia.

Otra diferencia entre sentimiento y emoción es que el sentimiento es algo estable, podemos tener un sentimiento de celos que puede durar muchos años. Pero cuando lo sientes dentro de ti no puedes mantenerlo mucho tiempo. La emoción es fugaz.
Siempre que estudiemos una enfermedad a lo largo de estos cursos, estaremos dentro de lo referente al sentido biológico de esta enfermedad.

Por ejemplo: un niño tiene fiebre ¿Por qué? Sabemos que hay portadores de gérmenes sanos, se puede tener una bronquitis sin fiebre. Y se puede tener fiebre sin estar enfermo. Hasta los 12 años lo llamamos fiebre, a partir de los 60, sofocos. ¿Cuál es el sentido biológico del calor?

Una observación de la fiebre, y lo que se propone desde la biodescodificación es lo siguiente: un niño pequeño, que hacia fiebre todas las semanas, y su madre se había ido a trabajar a Paris. Y el calor de la mama le hacia falta. Para él, el calor es igual a su presencia, y su presencia es igual a “soy importante y estoy seguro”. Si está lejos de mi, estoy triste, todo está frío. Cuando la madre le dice que llegará a casa por la tarde, la fiebre desaparece. Para este niño, ternura es igual a calor.

Para mucha gente, la ternura es igual a azúcar. Por lo tanto, vamos a codificar las cosas de manera diferente.

Una mujer de 40 años, que tiene sofocos desde hace 2 años, y cree que es por la menopausia. Le pregunto ¿que pasó hace 2 años? Su mejor amiga se ha suicidado. Tenia depresión y un día va a su casa, está contenta y le pide (la mujer es enfermera) si te quisieras suicidar, ¿Qué harías? Ella le contesta esto, esto…Es fácil morir. La amiga se va y lo hace. Para la mujer la muerte es fría. Y quiere calentar la muerte, para que su amiga siga viva, y así no sentirse culpable.

Otra mujer de 60 años, que tiene sofocos, su marido también envejece, tienen la misma edad. La mujer dice “mi marido es menos caluroso, ya no hay pasión sexual conmigo”. Para ella amor y calor es lo mismo. Fabrica calor para no quedarse en el estrés de la soledad.

La menopausia no es una enfermedad. Es un fenómeno natural y biológico y si hay un síntoma de sofocos, osteoporosis, depresión, sequedad vaginal, etc. Es un conflicto para cada síntoma.

Lo que nos interesa es el sentido biológico. Que nos aporta la enfermedad.

Ninguna hembra tiene regla. Cuando una hembra está receptiva, pondrá en marcha los mecanismos para concebir. A excepción de la mujer y unos monos de Sudamérica, que conocen una planta anticonceptiva y pueden procrear cambiando de dieta y mantener relaciones solo por placer. Pero esto es una excepción.

La regla es la señal de un fracaso de la procreación. Biológicamente hablando, hay una ley de supervivencia: si estoy agredido por el sol me bronceo, si como algo que no está en condiciones mi colon fabrica diarreas, si me falta O2 hago más pulmón.

La supervivencia del otro tiene más sentido para la mujer que para el hombre. Cuando una mujer tiene una patología de pecho, ella no recibe nada, pues puede vivir sin pechos. Sus pechos van a servir a sus hijos, a su marido, a sus amantes, pero a ella no. Son para la supervivencia del otro, para la perpetuación de la especie.

En nuestro interior tenemos tres planos: nuestra propia supervivencia, las personas con las que tenemos un vínculo afectivo y la supervivencia de la especie.

Cada acontecimiento tiene una codificación biológica en nuestro interior, pero para cada uno es diferente.

Un acontecimiento no tiene sentido biológico por si mismo, tiene que haber un observador: nosotros.

Biológicamente no existe “la amiga se ha suicidado” ¿que sentido le damos? Para uno será “frío”, para otro será “inmóvil”, etc.

Una mujer pierde a su marido porque estaba tan contento por el nacimiento de su hijo, que se emborrachó y se ahogó. La mujer lo ve inmóvil y ella no para de moverse. Para otra mujer será un problema de ovario.

Cada uno de nosotros le damos un sentido biológico en un instante, visceral, propio de cada uno, cronológico.

 El sentido terapéutico es al la inversa: hay un síntoma y se ha manifestado por un sentido biológico. Este fue la genialidad del doctor Hammer.

Una mujer tiene temblor en una mano, que coincide con la toma de un medicamento. Cuando deja de tomarlo, le desaparece. Cuando lo toma, le tiembla la mano. Todo el mundo dice que es el medicamento. Le pido que recuerde el primer que tomó el medicamento y ella dice que no quería tomarlo, que  se sintió obligada a tomar, como si fuera una niña pequeña y tiene 80 años.

Mi forma de trabajar es: Síntoma  sentido biológico  coherencia, utilidad positiva, instante en el que he codificado biológicamente un incidente.


















27/09/08


En la vida, cuando tenemos respuestas, nuestra conciencia crece, y nos volvemos sensibles a más cosas y, así, empezamos a preguntarnos nuevas cosas, para tener nuevas respuestas, de manera que la conciencia sigue creciendo y deseamos vivir mucho tiempo, sentimos alegría de hacer nuevas cosas, tener nuevas experiencias, conocer gente nueva,…

El resentir de la emoción es algo especifico, aunque la causa sea real (no tengo alimento) i virtual (no tengo alimento afectivo), se siente en una parte del cuerpo.
¿Dónde pongo mi conciencia? de manera involuntaria, por mi educación o mi historia, yo puedo poner mi conciencia de manera preferente en mi aparato digestivo, porque mi madre es pandera, mi padre cocinero y mi conciencia es digestiva. Mi conciencia puede encontrarse a nivel de los músculos porque de niño me he mudado mucho. En el momento del shock, a una persona se le cierra el estomago la otra queda paralizada.

Aprenderemos que el lenguaje es biológico, hablamos con nuestras células. Cada palabra que utilizan expresa donde está su conciencia.

Estamos constantemente sometidos a información exteriores. Esto no es un problema en si, estamos sobre la tierra para tener experiencias. Entre el mundo exterior y el mundo interior están los 5 sentidos, más cada célula de nuestro cuerpo. Las células de nuestro cuerpo son como los órganos de los sentidos. Vemos esta sala, escuchamos los ruidos, pero también respiramos el oxigeno, nuestros bronquios están en contacto con la atmósfera de la sala, el tímpano y los senos están en contacto con la presión atmosférica. En otros momentos será el aparato digestivo que estará en contacto con el mundo exterior.

Para mí, cada célula está en una interfase con el mundo exterior. Es una experiencia, no un problema. Estas experiencias, inconscientemente, involuntariamente, les damos un sentido. Sería más correcto decir “está dado en mí un sentido a todos los acontecimientos”.

Este sentido que damos a los acontecimientos externos es determinante. Este sentido va a producir una emoción. Si no hay emoción no hay memorización. Si a un acontecimiento le doy un sentido muy positivo me acordaré toda la vida de este momento. Me acordaré de manera  consciente o inconsciente, pero de todas maneras esto es un recurso sobre el que me apoyo de manera consciente o inconsciente.

Si a un acontecimiento le doy un sentido muy negativo, me acordaré toda la vida de manera consciente o inconsciente.

Esta emoción negativa es una energía. La emoción positiva también es energía. La etimología de emoción es del latín y significa movimiento. La energía tiende a transformarse en movimiento.

Salvador Dalí sufrió mucho en su infancia y lo transformo en energía creativa. Quería cambiar el mundo entero de manera visual porque lo que veía no le satisfacía. Hizo km2 de pinturas, esculturas, libros, joyas. No tuvo hijos, creó un mundo paralelo bajo su control, que el había decidido y en el que se sentía cómodo. Transformó la energía del sufrimiento de manera artística.

La energía necesita el movimiento. Si a un acontecimiento le damos un sentido negativo, en este momento hay una emoción negativa, y busca ponerse en movimiento. Si no haces nada, ni dices nada, se mueve en el interior. Si la conciencia es digestiva, será en el estomago, si es motor, en los músculos, si es renal, en los riñones, si es visual, en los ojos. Esta energía tiene una pulsión, quiere salir, y puede expresar cualquier enfermedad.

Por ejemplo, la enfermedad de Parkinson, el temblor constante, es una gran cantidad de energía. O un cáncer de huesos, se necesita una energía extraordinaria. Fabricar huesos es muy cansado, los adolescentes fabrican huesos y músculos y están siempre cansados, es biológico, los bebés duermen 20 horas al día. La actividad del cerebro cuando dormimos es mayor que cuando estamos despiertos.

La enfermedad es una energía extraordinaria, cuando uno la expresa, se mueve, llora. Después está en el exterior, “lo que expresamos ya no queda impreso”.

Cuando se expresa la emoción ya solo queda es suceso. Cuando al suceso le damos un sentido, este sentido debe expresarse.

He acompañado a muchas mujeres, y a algunos hombres, que han sufrido incesto en su vida y la emoción en cada uno de ellos ha sido diferente: “he sentido placer y es vergonzoso sentir placer”, “es mi culpa”,etc.

“El mundo no tiene sentido en si mismo, tiene el sentido que le damos. Cada uno de nosotros somos responsables del sentido que le damos a los sucesos.
Hay que dejar de ser victimas. Hay que dejar de acusar al otro”.
Epicteto, filósofo griego.

Un amigo tiene un negocio con un socio que le da mucho dinero. Un día, vuelve de vacaciones y escucha los mensajes del contestador. Su socio le dice “lo he arreglado todo, estás fuera me quedo y con el dinero,”. Se desploma y llama a una amigo, y este le dice: “¡uau!, que suerte tienes. ¿Te das cuenta que estás al lado de tu sueño? Querías crear un centro de PNL pero te lo impedías porque ganabas mucho dinero”. “Tienes razón”. Cada vez que piensa en el teléfono, se siente contento. Simplemente cambio el sentido, cambia la emoción. Creó un centro de PNL en Bélgica, hace 20 años, ayudo a mucha gente a ser feliz, creó el centro con su mujer y ha ganado mucho dinero. El mes pasado su mujer le dijo: “estás despedido”. Al principio se sintió un poco triste, pero después pensó ¡uau! Tengo todo el tiempo del mundo, va en barco, escribe un libro, nuevos amigos, todo bien.

Escribir el título de dos películas que les haya gustado mucho.
Escribir el título de dos libros que les haya gustado mucho.
Les pido que encuentren un recuerdo negativo, independiente del cine o de los libros, y van a escribir el título que le pondrían a esta experiencia negativa de esta experiencia negativa. Ahora lo borran, lo tachan, y ponen uno de los cuatro títulos  que han escrito, y tomen este título para nombrar la experiencia negativa.
Ahora tienen una experiencia de vuestra vida y cuando piensen en ella lo hacen como en un cuadro, con el titulo o de un libro o de una película. ¿Qué sensación les provoca esto?
Comprendan que lo que cuenta no es la experiencia sino el titulo que le damos. Somos rehenes del sentido que damos a nuestras experiencias y somos responsables de ello. No somos responsables de los acontecimientos externos, dejemos de ser víctimas.

Somos responsables cada uno de nosotros, del sentido que damos a nuestras experiencias. Somos responsables de nuestras emociones.  Y somos responsables de nuestras enfermedades. Y somos responsables de nuestra curación.

Así, la enfermedad es una suerte, una oportunidad para crecer, evolucionar, poner conciencia en algo que se nos ha escapado, me equivoque de sentido.
Cambiad el titulo de sus experiencias y el sentido cambiará.
Hay gente que pone el mismo título a sus experiencias: “soy maldito” “cuando no me miran, no me quieren”.

El sentido que damos a nuestras experiencias es fundamental en toda nuestra vida. Para mi no hay emociones negativas. Cuando doy un sentido limitante a la  experiencia y me siento mal, solo es un instante que se ha parado, porque cuando hablo de ello, me siento mejor. Entonces la emoción negativa no existe. Es simplemente en una película, una foto de la película.

Hay una escritora en Francia –Dunnick de Souzenelle- que escribe: “el mal no existe, es el bien que se ha parado en el camino”.

En la terapia es muy importante volver a poner en movimiento. La emoción es movimiento. Si no consigo eliminar la energía hacia el exterior, se quedara en el interior y esto se vuelve síntoma.

La enfermedad nace del encuentro entre un acontecimiento exterior y un acontecimiento interior.

El acontecimiento exterior es lo que está pasando siempre, el acontecimiento interior es mi estructura, mis valores, mis creencias, mis esperanzas, mis miedos. Este encuentro se llama el conflicto cuando la persona es incapaz de adaptarse.

Un biólogo escribe.” Todo se adapta a todo o desaparece”.

La enfermedad manifiesta un momento de desadaptación. Hay una realidad interior y una realidad exterior.

La realidad interior tiene la necesidad de evolucionar. Constantemente nos adaptamos (no tenemos la misma ropa en invierno que en verano, no tenemos el mismo comportamiento con nuestros hijos con un comerciante, etc.). La enfermedad nos informa sobre algo que hay que trabajar, no solo para sanar, sino para mucho más.

Por tanto, tenemos un acontecimiento exterior, un acontecimiento interior y el sentido, que es determinante. El sentido se vuelve biológico ¿Qué significa?
Para que exista dentro de mi tiene que ser biológico. Por ejemplo: “no lo puedo escuchar  sordera”, “es asqueroso  colon”, “no tengo valor descalcificación”, etc. Cuando decimos una palabra corresponde a algo específico. El sentido que damos a algo es igualmente específico.

En cada instante, inconscientemente, queremos satisfacer nuestras necesidades biológicas y pedimos a los acontecimientos externos satisfacer esta necesidad.

Una persona no se siente reconocida,  se siente apartada, normalmente es una necesidad que satisface el padre. Es el padre el que lo reconoce en la maternidad, el que lo inscribe en el registro. Si el padre no cumple esta función, el niño crece y pide a todo el mundo que lo reconozca, incluso, cuando va a comprar “pan” inconscientemente le pide a la panadera “¿es que yo existo para usted?” Pero ella solo está para darle pan. Y el pensará que es antipática y cambiará de panadería. Es inconsciente, pero si son conscientes de la huella, del resentir, es la emoción, del resentir biológico, del malestar.

Así, cada vez que aparezca una emoción desagradable hay que preguntarse cual es la función biológica que no está satisfecha, cual es mi pedido, es el lugar adecuado, la persona adecuada.

Es lo que Freud explica con la noción de “transferencia”. Lo que no ha sido satisfecho por una persona, en nuestros padres hay seis personas  que representan distintas necesidades biológicas:

    genitor/genitora  es una necesidad biológica de concepción
    papá/mamá  es una necesidad biológica de  afecto
    padre/madre  es una necesidad biológica de marco, de reglas, de ley

si las necesidades biológicas no están satisfecha, busco satisfacerlas en cada instante. Si mi necesidad biológica de seguridad no ha sido satisfecha por mamá, cuando conozco alguien nuevo voy a probar si me siento seguro con esta persona o no. La otra persona tiene otro conflicto, por ejemplo, que no le abandonen, y va a buscar el contacto con todo el mundo.

A menudo no hay relación en una relación, no hay relación en el instante, hay una relación con la madre que no he tenido pero quisiera tener, y el otro está en relación con su hermano que murió al nacer.
Es importante desapegarse de todo esto. Porque en el momento que estamos en relación con el otro, realmente presentes, el placer es mucho más grande. Porque el placer es la traducción consciente de una necesidad biológica satisfecha.

A partir del momento en que hay una actividad biológica, hay una función que hay que satisfacer y la emoción existe en este momento. Cuando hay vida, hay potencialmente emoción. La vida intrauterina es una vida emocional muy intensa. En el bebe todo está abierto.
Nuestra vida no empieza en el nacimiento, ni en la concepción. Tenemos una vida mental, una vida afectiva, una vida biológica y también una vida familiar. Por ejemplo, no hemos escogido el color de nuestros ojos, viene determinado desde la concepción. Y es el mismo que el de la abuela, y a lo mejor tenemos la misma forma de ver las cosas. Si tiene la misma constitución que su abuelo, puede tener la misma capacidad para hacer deporte. Por tanto tiene un lazo biológico con el abuelo. Para mi la vida no empieza en la concepción, empieza antes. Somos mucho más que nosotros mismos.


CICLO DE LA EMOCION

Recordemos que el mal no existe, es el bien que se ha parado en el camino. Si alguien siente cólera está en contacto con una energía de construcción que puede ser muy útil.  Una persona que está triste, puede encontrarse en una sensibilidad artística. Alguien que siente miedo puede estar en un estado de vigilancia, una conciencia muy intensa.  Es el mal que se convierte en bien. El psicobioterapeuta se interesa por el centro de la biodiana, el resentir primario para ponerlo otra vez en movimiento.

En el  ciclo de la emoción hay  primero, lo que observamos. A partir de esta  observación le ponemos una sentido, unos pensamientos.

 



Los pensamientos son el titulo que yo pongo debajo de la experiencia y es muy inconsciente. ¿Por que es inconsciente?  Porque es evidente que “la gente es mala”, que “nadie me quiere”, que “hay que sufrir”. A partir de esta creencia viene el resentir.

Esta energía tiene que volver siempre al exterior. So no, se queda en el cuerpo y sale al exterior a través de la enfermedad. Cuando alguien tiene Parkinson, nosotros vemos sus movimientos  es una vuelta a exterior. Un cáncer de estómago, gracias a las pruebas clínicas podemos verlo en el exterior. La ceguera es otra manera de  expresar un conflicto al exterior.

Todas las enfermedades son una vuelta al exterior del resentir. Pero podemos cambiar esta expresión: a veces es mejor hacer una bonita pintura, o tocar el piano.  Una vez ha vuelto al exterior podemos observarlo y de nuevo surgen pensamientos acerca de ello. Podemos tener un cáncer y pensar que nos vamos a morir. También es una creencia. Tan solo un 40% de la gente que tiene cáncer muere realmente de ello. El 60% muere de cosas muy distintas al cáncer, que son independientes. Pero esto la gente no lo sabe.

El problema principal  la mayor parte del tiempo es que el resentir se ha bloqueado en el inconsciente, no se ha expresado, hablado, transformado, sino a través del síntoma.

Vamos a hacer un ejercicio para ponerlo en la conciencia. Vamos a hablar de una situación difícil. Esencialmente el protocolo permite experimentar lo que acabamos de ver. El objetivo es tener conciencia de lo que vamos a cambiar y veremos que no es precisamente el mundo exterior.

    Eduardo, tienes una experiencia que has vivido mal. ¿Te acuerdas en que lugar estás?
    En una casa, en mi habitación
    ¿Te acuerdas de los que has visto o has escuchado?
    Si, de lo que he escuchado
    Aquí hay una línea. El primer punto de la línea es la “O”, lo que observo. Te pones aquí, en un punto de la línea del tiempo y me cuentas lo que observas
    Que hablan de mí de una manera fría
    Ya está en el interior de él, ya esta en el pensamiento. El sentido que le da a alguien que habla de él es un sentido frío. ¿Cómo se llama esta persona que habla de ti?
    Son mis padres
    ¿Es que tus padres están en una nevera?
    No
    Entonces su voz no es fría
    No
    ¿Estás en la cima del Pirineo? ¿Qué tª hay en la habitación?
    Templada
    ¿Cual es la frase que escuchas?
    No la tengo. Tengo el sentido de lo que escuché pero no la frase
    ¿Donde están papá y mamá? ¿están fuera de la habitación, a tu izquierda? ¿a cuantos metros se encuentran?
    En la habitación de al lado, a mi izquierda, a unos 5 metros
    Cuanto tiempo hablan
    10 minutos
    ¿hablan juntos?
    si
    Tus padres hablan algunos metros detrás de ti durante unos 10’. En algún momento dejaron de hablar, ya no están
    Si
    Ahora observa que están hablando juntos detrás de ti durante 10’, la temperatura es templada. ¿Están de pie o sentados?
    Están sentados
    Todo esto es exterior. Da un paso ¿Qué sentido le das a lo que están diciendo? ¿que título le pones a esta imagen?
    Que no me valoran, que no me reconocen
    Entonces decides dar como título “no me valoren”
    (se ríe)
    Hay algo que está cambiando. Has puesto este título de “no me valoren” ¿Cuál le pondrías ahora?
    Desvalorización tragicómica
    No podremos terminar el ejercicio porque ya se siente muy bien. Pero lo haremos de manera virtual. Pediremos que de un paso más y se coloque en el resentir y luego das un paso mas ¿que hiciste cuando tus padres terminaron de hablar de ti?
    Me puse a hacer yoga, asanas
    Trataste de reciclar lo que estaba pasando por dentro. ¿Fue suficiente?
    Si
    Haces asanas de yoga. Como te sientes luego
    Bien
    ¿y ahora cuando te ha levantado para hacer la práctica como te sentías?
    Mal
    Entonces hacer asanas no fue suficiente. Era para soltar la presión y sentirnos menos mal. Cuando expresamos el resentir no es necesario hacer más asanas de yoga. Esto está muy bien si las haces sin ningún objetivo y no estás regateando con el yoga. Entonces estás en el presente.

El protocolo consta de cuatro etapas y el objetivo es diferenciar bien las cosas. Con Eduardo ha sido interesante: “las palabras son frías”, ya está dentro de él. Es importante entender esto, porque si no, como terapeutas son cómplices del problema del otro. Las palabras no son frías, están algunos metros detrás de el, y esto es tranquilizante, da una distancia. Pero no hizo nada concreto con el resentir. Solo soltar la presión. Pero debajo de la olla aun hay fuego y para este caso hay que hacer asanas toda la vida.

Protocolo muy simple, potente en términos de conciencia y de cambio, y si quieren tener una experiencia mayor de cambio, hacen las 4 etapas del protocolo y cogen los 4 títulos (2 libros y 2 películas, o obras de teatro) y les ponen el título de la experiencia.

Con el tiempo podrán intercambiar todos los protocolos que aprendan aquí.

Les pido que hagan un trabajo muy simple. En general es muy simple ser complicado. Pero es más complicado ser simple.

Conozco una mujer que viene a terapia y me dice: “yo quiero trabajar en psico-genealogía. He leído un libro y lo encuentro muy interesante. Tengo una abuela que fue asesinada, un bisabuelo que fue encarcelado”. La miro a los ojos y le digo:”y ahora mismo, ¿Qué tal?”. “Ahora bien”. “pues adiós, señora. Con el dinero de la consulta puede comprarse lo que quiera”. “pero ahora estoy aquí con usted”. “si, pero ¿Cuál es el problema?”. “Ahora no tengo problema”. Pues adiós. No tiene problemas con la pareja, tiene muchos recursos cuando tiene problemas.


En la primera etapa del aprendizaje de biodescodificación es la calidad de la relación. La segunda etapa es ¿Cuál es el problema?

    Si un tipo de experiencia se interpreta en grandes términos, como por ejemplo, “injusticia con las grandes instituciones”, este resentir ¿puede repetirse durante  toda la existencia?

Cuando digo que un mismo acontecimiento puede ser interpretado de muchas formas, me refiero a personas distintas. Por ejemplo: 10 personas son despedidas de su empleo, cada una le dará un sentido diferente. Ahora, estamos estructurados sobre una percepción del mundo y, ante un suceso, unos piensan que es una catástrofe y otros una oportunidad.

He escrito un libro titulado “creencias y terapia”, y una pregunta que me plantee en un momento fue ¿Cómo es que tenemos problemas? Porque en cierto momento, uno está en esta sala y todo va bien, no hay problema. En el 99% de nuestra vida, en el momento presente no hay problema. Este empieza cuando traemos el pasado al presente: “un día un hombre me mintió y desde este momento, desconfío de todos”. Pero solo ocurrió una vez. O bien, una mujer está embarazada y tiene un problema con las instituciones, pero esto termina, y cuando el niño nace, crece, todo termina. Pero en el cuerpo todo está presente. ¿Como es posible? Trato de comprender como es que estamos más en contacto con el pasado que con el presente. Los animales están en contacto con el presente. Unos patos pueden pelearse en el lago. Pero después volverán a nadar y pasarán uno al lado del otro y todo estará olvidado. Los humanos nos peleamos un día y lo recordamos durante años y la rabia está presente. He descubierto que el elemento que perpetúa el pasado: es la creencia.
Mi inconsciente pone un sentido a la experiencia, porque para el ser humano es insoportable la ausencia de sentido, el absurdo. Por ejemplo, decir que las Torres gemelas se desplomaron y que no tiene ningún sentido es inviable. Por eso hemos de buscar responsables: Bush, Bin Laden.

Este sentido lo buscamos desde la infancia. Un bebé nace y los padres se separan. Para el niño es absurdo, insufrible. Entonces le da un sentido, casi siempre el mismo: “yo soy el responsable”. Porque el niño es siempre egocéntrico, narcisista, porque no puede asegurar su supervivencia, son los demás los que la van a asegurar. Por esto todo debe estar orientado hacia el bebé. Durante los 9 meses de gestación está en total fusión con el universo. Cree que es responsable del amanecer, del ladrido del perro.

El sentido que le da el niño es incorrecto, pero es el sentido que le da si hay problemas. Si un embarazo no es deseado, el niño lo hace infeliz, aunque no lo conozca, no le ha visto la cara, pero el niño va a creer que es él quien hace a la madre infeliz y se siente culpable. Es una ilusión, no es el como ser, pero este sentido es perpetuo en el niño, por eso ya no estamos en el presente. Este es el lado nefasto.

El lado positivo es que hay cosas que aprendimos en el pasado –leer, escribir,…-  y aun las sabemos hoy.

Cada vez que hay un shock hay un aprendizaje y este se hace a través de la creencia.  Lo abordaremos cuando hablemos de conflicto programante y conflicto desencadenante.

“Desobedezco a mamá y llora, entonces yo soy responsable de la emoción de mamá”. Entonces me vuelvo bueno toda mi vida con las mujeres. Aprendí a ser bueno con todas las mujeres, ha decir siempre si, tienes razón. Y cuando digo siempre “si” al otro, quiere decir que de vez en cuando, me digo “no” a mi mismo. Porque si no tengo ganas de algo, debo decir no al otro, y en este momento, me digo si a mi mismo estoy en el momento presente. Y esto es la felicidad, el despertar que se apoya en mi biología.   

El problema de la creencia es que nos volvemos rígidos. Porque a veces las cosas son correctas en un momento concreto, y erróneas al día siguiente.

Hay un intelectual famoso en Francia que un día contaba en televisión que nunca había leído un libro de un filósofo alemán, y ha muchos buenos filósofos alemanes. Porque para él, en el mapa de Europa, hay un blanco: Alemania no existe, porque hicieron mucho daño a su familia. No está en el presente, ha puesto en marcha una creencia y está se perpetua. Y cuando un alemán se vuelve peligroso, el piensa “yo tengo razón”. Yo le diría que un reloj que no funciona marca la hora exacta dos veces al día, pero el resto del tiempo miente. 


En psicología existe lo que llamamos “pensamiento mágico”: el niño cree que si piensa algo esto va a suceder. Es porque está en una etapa narcisista. Porque cuando piensa algo y esto ocurre, se olvida de todas las que ha pensado y no han ocurrido.


EL BIO-SHOCK

Es un concepto muy importante en biodescodificación. En el origen de todas las enfermedades, para el doctor Hammer hay un acontecimiento específico, al que llama DHS (Dirck Hammer síndrome como homenaje a su hijo). Cuando descubrió que tenía  un cáncer de testículos, lo relacionó con la muerte de su hijo en sus brazos.

El shock biológico es permanente. El azúcar que tenemos en sangre baja cuando trabajamos. Nuestro cerebro que controla todo el organismo, da la orden al hígado para que libere glucógeno. El azúcar vuelve a la sangre y seguimos trabajando. Pero hay un momento que en que ya no hay reserva: es el resentir “tengo hambre”. Cuando no hay solución en el interior la busco en el exterior. Doy la orden a los músculos, a través de los músculos, para comer. Así funciona todo el organismo: si me falta O2 cuando corro, mi cerebro acelera el corazón y los músculos respiratorios. Cuando no es suficiente, llegara a la conciencia que debemos parar de correr. Si no hay comida en la nevera o necesito correr porque tengo un león detrás, ya no escucho mi biología. Esto es el Bio-shock. Porque mi necesidad biológica no puede ser satisfecha.

Entonces hay una solución de excepción: fabricaré más hígado, para agrandar la reserva, o voy a dilatar mis bronquios.

La enfermedad es un plazo suplementario de adaptación de supervivencia. No es una moneda de cambio para la eternidad. No es una solución definitiva. El conflicto está ahí para que lo superemos.
Si hay un león tengo que aprender a correr rápido, o a subirme a los árboles, porque ahí estoy en lo real. Los osos panda no tenían alimento y hace años se adaptaron a comer bambú. Si no hay bambú, unos probarán otra cosa y se adaptarán. Otros morirán. Las jirafas comen hojas de acacia. Hace unos años, la mayoría de las jirafas murieron en un parque de África. Los zoólogos se preguntaban porque. Las acacias se estaban muriendo porque había demasiadas jirafas. Si todas las acacias mueren,  las jirafas también. Las acacias fabricaron por primera vez un veneno. Algunas jirafas se adaptaron y sobrevivieron, otras murieron, y las acacias también sobrevivieron. 

“todo se adapta a todo o desaparece”

El cuerpo tiene su realidad biológica, informa al cerebro que dará la solución que corresponda. Si esto es imposible, a partir de cierta intensidad llegará el resentir, la emoción.
 Esta voluntad biológica buscará la solución en el exterior, pero si es imposible, el cuerpo es una reserva de recursos, de reservas biológicas, y también un lugar de aprendizaje (las jirafas se transformaron).

Hace 100 años dejaron caballos en Egipto porque los alemanes tenían minas de oro y los necesitaban. Cuando las minas se agotaron, se fueron pero dejaron los caballos en el desierto, pensando que se morirían. Un tiempo después, algunos caballos habían sobrevivido y habían tenido hijos. Estos tenían una mutación en los riñones para que recuperar el agua.

Este es el fundamento biológico del bio-shock, es el arquetipo, la referencia de lo que nos pone enfermos. En la vida, en cada momento tenemos un bio-shock: cada 20” nos falta O2, la solución, respirar. Algunas veces al día tenemos un pequeño bio-shock de desnutrición, lo solucionamos comiendo.

Para mi, la vida es biológica en esencia y pero psicológica por accidente.

Esta es la genialidad del doctor Hammer. Porque si comprendemos que la vida es biológica, las cosas se vuelven simples. Porque somos un conjunto limitado de células, un conjunto limitado de funciones biológicas, entonces somos un conjunto limitado de resentires y tratamos de satisfacer estas necesidades y estas son limitadas. Entonces ¿Cuál es la necesidad biológica que no está satisfecha? Lo sabremos gracias a la enfermedad, gracias al lenguaje. Cuando conocemos estos elementos los podemos reconocer en la vida, en los comportamientos.

Todo es expresión de nuestros elementos biológicos.

Por ejemplo: uno puede decidir hacerse eremita para buscar a Dios, otros vivirán en comunidad. Si preguntamos que hacia de pequeños, el eremita puede decir “de pequeño me apartaban, me molestaban”. El que vive en comunidad dirá “estaba separado de mi familia”. Eso no cuestiona la calidad de su búsqueda, da una información sobre “mi manera de ser en el mundo”. Los elementos biológicos permiten conocernos a nosotros mismos.





Elementos del bio-shock

El primer elemento fundamental del bio-shock es: la entrada en la enfermedad es un momento preciso y concreto. Cuando escucho un terapeuta con un paciente que no busca un momento concreto, no está haciendo biodescodificación, está haciendo psicología. Está muy bien, pero es la puerta de al lado.

La enfermedad es una “encarnación”: el eccema está en la piel, las caries en los dientes, la migraña en la cabeza. Como terapeuta busco en que momento en que esto se ha encarnado de manera concreta: lugar, tiempo, espacio. Si hacemos esto ganamos tiempo, ya que así logramos que la persona tenga una respuesta vivida y no una respuesta reconstruida.

Una mujer me dice un día: “todos los hombres son malos”. ¿Todos los hombres?-bueno, los de mi familia- pero ¿realmente todos los de tu familia?- bueno, sobretodo el hermano de mi padre- ¿siempre?- no, en realidad hace tres meses- ¿y en que momento?- estaba en la mesa y se olvidó de preguntarme si quería un postre- …

La persona debe revivir el momento para que lo que diga sea de calidad y pueda utilizarse en terapia. Si una persona dice “todos los hombres son malos”, de alguna manera es incorrecto. Lamentablemente puede volverse verdad y será el título de su pintura. Si encontramos la experiencia de origen la vamos a ayudar mucho a romper la creencia, a encontrar la emoción y a cambiar.

En un cierto nivel no importa mucho si es la mañana, el mediodía o la noche, si el la cocina o el baño, pero estas preguntas la llevan a su cuerpo, a sus sensaciones. Estudiaremos, con las alergias, que la persona asoció la mañana con algo negativo, o la cocina con algo negativo (es lo que Freud llama “el desplazamiento”).

Un día, una mujer tiene un melanoma de piel, una mancha negra en la espalda. Ella se está divorciando y se siente muy infeliz. La gente le dice que el cáncer viene de la situación, pero es demasiado global. Lo que es interesa es encontrar un momento difícil. Buscamos un momento concreto, particularmente difícil, antes del síntoma. Como es un melanoma, le pregunto si se ha sentido sucia  y, como está en la espalda, le pregunto si se ha sentido ensuciada a sus espaldas. La espalda está a menudo asociada al pasado. Le pregunto ¿la han ensuciado en el pasado en su espalda?- en este momento encuentra el acontecimiento: “estoy con una amiga en la cocina, se que mi marido quiere divorciarse y mi amiga me dice – tu marido dice a todo el mundo a tu espalda que, incluso de novios, eras una cerda-. En este momento se siente en shock, atacada en la espalda. Pero no dice nada. Solo habla del exterior “es estúpido”.

Debemos entender que es un bio-shock, porque tenemos muchos shocks pero no siempre enfermamos. Un bio-shock tiene criterios específicos.

Cuando miramos esta foto, vemos que este hombre que conduce el coche se ve adelantado por una de las ruedas del coche. Esto no es una experiencia intelectual, no puede decir que resiente en este momento, pero está asociado a su sentir. Es imposible analizar la experiencia cuando estás dentro de la experiencia y concretarlo en este momento. Mas tarde, en terapia, descubrimos lo que hemos pensado. En el momento del bio-shock, todo el mundo es muy estúpido. No es un juicio sino una observación.

Los psicólogos dicen que el cerebro izquierdo es el del razonamiento, mientras que el derecho es el de la emoción, de la globalidad. En el momento del bio-shock  es el derecho el que reacciona (metafóricamente).

Una amiga vive en Israel, y hace unos años, cada día había bombardeos. Cuando oia un avión, ella y sus hijos ponían la cabeza bajo la cama, porque tenia miedo de que la casa fuera bombardeada. Un día su marido, que es militar, llega a casa y los encuentra a todos  con la cabeza bajo la cama. Y pregunta ¿Qué pasa, habeis perdido algo?- no, es que he oído un avión- si tiran una bomba, poner la cabeza bajo la cama no sirve de mucho. Tenéis que bajar al sótano. El marido no está estresado y tiene acceso a su cerebro izquierdo.

En el momento del bio-shock tenemos una emoción sin inteligencia racional. Cortamos el cerebro izquierdo. En terapia vamos a juntar ambos cerebros.
En el momento del bio-shock  hay un elemento particular, y es que somos vulnerables, porque no tenemos en memoria experiencias de adaptación. Si no tenemos solución, vamos a sacar una reacción animal, arcaica, biológica.

En el bio-shock hay algunos criterios: si están estos criterios estamos enfermos y si no, estamos en buena salud. Hay gente que ha vivido muchos shocks y está en perfecta salud y hay gente que tiene pequeños shocks y están enfermos.

El primer criterio es la noción de imprevisto, inesperado, si experiencia previa de referencia. Está en todos los bio-shocks.

El segundo criterio es siempre vivido en el aislamiento. Lo que vivimos en el aislamiento es lo que sentimos. No es lo que vivimos en el exterior, sino lo que sentimos en el interior lo que se vive en aislamiento.

El señor X se jubila. Todo el mundo lo sabe, pero nadie sabe lo que siente en su interior. El señor X, cada día, después de la jubilación pone el despertador a las 7, se va a la fábrica y luego volvía a casa. No había hecho el duelo del trabajo.
Otro señor se jubila y, un día, en un autobús lleno de jubilados que van de visita a un museo, y que algunos escupen en el suelo, el se siente viejo y que ya no forma parte del mundo de los vivo, del trabajo. Lo habla con su mujer, pero ella le dice que también tiene problemas, que nunca le escucha. El se siente solo.

La mayoría del tiempo somos generales. De vez en cuando hablamos de un acontecimiento y, de manera excepcional, hablamos de lo que hemos resentido. Pero esto no siempre es suficiente, seguimos en el exterior. Nos seguimos sintiendo solos. Y, lamentablemente, la mayoría de las veces, la gente nos da consejos, o hablan de ellos mismos, o moralizan y  nos cerramos, a veces durante varios años (intenté hablar de mi, pero no interesó al otro). Es importante porque en este momento somos vulnerables, si el otro no se interesa, nos cerramos.

Lo que es vivido en el aislamiento es el resentir. La terapia es compartir este resentir, sentirse verdaderamente escuchado, entendido, acogido, fuera de cualquier juicio. Si damos un consejo, de alguna manera lleva implícito juicio y una desvalorización (“no eres capaz ni de manejarte solo, pero yo se, tu no sabes”). Cuando escuchamos a alguien, si somos terapeutas, no juzgamos su comportamiento.

Yo acojo este resentir, con benevolencia y es mágico.

El tercer criterio es vivirlo sin solución. La energía no puede liberarse “no puedo cambiar el mundo exterior”, por lo tanto no hay solución satisfactoria para el individuo. Tenemos que buscar una solución satisfactoria para el individuo, pero solo el mismo puede encontrarla. Es por esto que debemos evitar dar consejos, evitar dar nuestras soluciones, pero estimular en el otro lo que podría ser una buena solución. Si somos terapeutas tenemos que encontrar una solución en el lugar adecuado.

Tenía una amiga que siempre estaba nerviosa, tenia problemas con el marido, y hacia artes marciales. Después de dos años hacia artes marciales 6 noches a la semana y el domingo corría. Después de dos años ya no podía hacer más, se separó. No era una buena solución.

Así, no puedo cambiar el exterior (“el problema es mi marido”), cambio de exterior (“cambio de marido”).

Mi desacuerdo con el doctor Hammer empieza aquí, en la terapia.

El doctor Hammer tiene un paciente con un cáncer de hígado, porque debe mucho dinero al banco. Este hombre está en un conflicto de falta y no está seguro de poder comer a final de mes. Todo ello porque debe dinero al banco. El doctor Hammer fue a ver al banquero y le dio el dinero (cambió el exterior). Le explicó que el señor tenía un cáncer de hígado porque le debía dinero. Pero, como terapeutas, no podremos pagar las facturas de todos nuestros pacientes.

Una señora tiene un marido alcohólico y hace un cáncer de pecho derecho. El doctor Hammer le dice al marido que tiene que desintoxicarse. Este está de acuerdo y la mujer se cura. Pero tres años más tarde, el marido vuelve a beber,  la mujer vuelve a tener cáncer de pecho, porque todavía es víctima del exterior.

Para mí, cambiar el exterior no es una terapia, aunque es lo que a menudo intentamos hacer. Buscar trabajo si nos  despiden, o cerrar el micrófono si hace ruido no es una terapia, es sentido común. Hay muchas mujeres que tienen un marido alcohólico y no todas tienen un cáncer de pecho. No es el marido el problema.

Segunda forma de terapia: liberar la energía negativa. Hay gente que va al psicoanalista, o terapias que lloran, gritan, pegan con un bastón y entonces sueltan la energía negativa. Pero si la energía negativa sigue estando dentro, lo único que se logra es soltar la presión, pero no se soluciona el problema.

Segunda forma de terapia biológica es la enfermedad: es la solución inconsciente de nuestro cuerpo. La terapia que propone la biodescodificación es trabajar sobre el sentido, cambiar la etiqueta. A veces la terapia consiste en hacer un vínculo entre la enfermedad, el resentir y el acontecimiento. Cuando se logra este vínculo hay una descarga emocional y es muy liberador.

En el momento del biochoque hay un imprevisto, inesperado y una ausencia de solución.

Cuarto criterio, algo más o menos dramático. Si es poco dramático da un pequeño síntoma. Si es muy dramático, da un gran síntoma.
Los dos últimos criterios requieren del terapeuta mucho respeto y mucha dulzura, ya la terapia va a consistir en llevarlo al momento del biochoque. Pero nadie quiere volver a vivir este momento, porque fue desagradable, dramático y no encontró ninguna solución. 

Cuando no tengo solución la gran solución es la amnesia, la represión y lo olvidamos por completo, para no seguir sufriendo.

El biochoque siempre está reprimido en el inconsciente, es demasiado doloroso, no se puede soportar. Si, como terapeutas, no tenemos respeto, dulzura,  la persona  nunca volverá al momento preciso porque es un momento muy duro, y necesita medios como permiso, protección, dulzura. Debe sentirse arropada por el terapeuta.

El terapeuta hará revivir este instante, pero su sola presencia crea ya un cambio. La calidad de la relación es primer medicamento: no juzga, no aconseja, y la persona puede exprimir la parte dramática. No siempre hay solución concreta, pero siempre hay la solución del compartir.

Una desgracia compartida siempre disminuye la mitad y otra vez compartida, disminuye otra mitad, así en otro momento ya no existe. Pero el terapeuta jamás se hace cargo de la desgracia, porque después de la desgracia hay el resentir del ser  y tiene mucha suerte porque vive cada día momentos de verdad y esta en contacto con el verdadero ser. Es algo muy poderoso cuando somos terapeutas y exige no estar en nuestro ego para estar en el ser.

El biochoque tiene cuatro criterios y cuando están, habrá consecuencias, uno de ellos es la represión.

Un terapeuta le pregunta a una mujer ¿ha abortado usted?- ¡No!- ¿Cuántas veces?- tres-.

La primera respuesta es la que controla. Una segunda respuesta ya no la controla.

Cuando hay biochoque hay una represión parcial o total del acontecimiento. Parcial quiere decir represión de la emoción, aunque recuerda el evento. Pero estamos disociados, lo recordamos como si fuera una película. O bien es total y no recordamos nada (ejemplo en la película El chico - Bruce Willis-). Algunas veces también puede sufrir algún tipo de distorsión, va a inventar recuerdos, transformando la realidad para hacerla soportable.

Si ha borrado el acontecimiento, no hay problema, por tanto, no hay enfermedad. O bien ha reprimido el acontecimiento y  hay enfermedad, siempre tendremos acceso, directa o indirectamente, a este acontecimiento. De manera directa es volverse a encontrar este acontecimiento. De manera indirecta es encontrarlo de manera metafórica. Esto se aprenderá en los protocolos que se darán más adelante.

Tenia una amiga que hacia ejercicios de musculatura durante años. Pero un día entendió que su padre le reprochaba haber sido niña en lugar de niño, y decía que las mujeres son frágiles. Buscaba una solución metafórica. Por tanto, la terapia es también metafórica. Cuando lo comprendió dejo de ir al gimnasio.

A Salvador Dalí le gustaba mucho pintar el Ángelus de Millet: hay un hombre, una mujer y un carro de patatas. Dalí pintaba a menudo este cuadro. El drama de Dalí es que su hermano vivió unos meses y después murió. El hermano se llamaba Salvador. Dos meses después su madre se queda embarazada de Salvador Dalí, para reemplazar a su hijo muerto anteriormente. Años después de la muerte de Dalí, se hizo un escáner del cuadro original del Ángelus de Millet, y se vio que había un niño muerto. Pero el autor pensó que no era comercial y pintó un cesto de patatas. Pero esta pareja está enterrando al niño. Salvador Dalí lo sabe inconscientemente, está obsesionado por el entierro de su hermano pero esto está oculto, es metafórico.

  El Ángelus, de Millet


Si la persona no puede acceder al trauma, se le pide dibujar.

Después del biochoque hay represión, y después, automatización del resentir. Por ejemplo, una persona pierde su trabajo y siente cólera. Entonces  esta persona puede sentir cólera por cualquier cosa. Esto no está adaptado, la emoción es independiente de lo exterior.

Automatización de la creencia, a lo que llamamos “rail”. Por ejemplo, una mujer es agredida un mes de mayo, por la noche, detrás de una iglesia, por un hombre que tiene bigote y sombrero. Todos estos elementos pueden volverse “rail”, por tanto si un día se cruza con un hombre con bigote y sombrero puede sentirse angustiada. Todos los elementos de biochoque pueden estimular el biochoque en si.

Conocí a una mujer que no podía soportar tener un hombre detrás de ella. Si hacia cola en supermercado o en el banco, y un hombre se ponía detrás de ella, se marchaba aunque le tocara el turno. Cuando era niña la operaron de las amígdalas y detrás suyo tenía un médico que le aguantaba la cabeza y le rascaba la boca, entonces no había buena anestesia. Cuando hay un hombre en su espalda, está en peligro.

Esto es una automatización de la creencia, que causa un “rail”.  El evento es inconsciente, pero la emoción es consciente.

La noción de “rail” es importante. En PNL esto se llama anclaje. Es un fenómeno natural y biológico. Vamos a asociar un elemento exterior con una emoción interior. Por ejemplo, una música, un olor, puede hacernos recordar un acontecimiento concreto de nuestra vida. Podemos recordarlo de manera consciente, reviviendo el evento, o inconscientemente, sintiendo la emoción.

Un solo elemento del entorno es suficiente para volver a recordar todo el biochoque, porque en este momento se memoriza todo, y así, somos muy vulnerables en el futuro.

Otra noción es la de programación.

Una abuela va con sus nietos a una feria. El niño quiere subir al tren fantasma pero la abuela le dice que no, que es peligrosos para el. Pero el abuelo le dice que si, que puede subir. El niño empieza a correr hacia el tren, y como llovía, el niño  resbala y se cae. Las manos se apoyan en el rail y en este momento pasa el tren. La abuela ve como le cortan las manos. Es un biochoque terrible. Ella contó más tarde lo que le pasó por la cabeza durante 10”: que no podría trabajar,  que seria depresivo, se drogará, no se casará. Su hija se enfadará con ella. Ella estará desesperada…i muchas cosas más. Esto durante 10”, porque el niño se levanta y vuelve con sus abuelos y solo tiene un rasguño en la rodilla, ya que las manos se habían escurrido dentro del impermeable, y no hay problema. Pero en el cerebro de la abuela esto ha ocurrido y se programa sobre la fragilidad del niño, sobre su culpabilidad, el conflicto con su hija, porque en su cabeza esto se ha vuelto posible: tuvo un cáncer de pecho izquierdo.

Cuando hay un biochoque hay una programación. La programación significa “esto es posible” y esto va muy rápido.

Una niña de 10 años está comiendo con sus padres, que son tenderos. La madre le dice al padre “me he enterado de que van a abrir un supermercado aquí al lado”. El padre dice “nos vamos a morir de hambre”. Es metafórico, es una expresión, pero la niña oye a su padre, nunca había pensado que se podía morir de hambre –choc-, no dice nada. Come cada día, pero esta creencia es autónoma que se apoya en la biología. 30 años más tarde hace un cáncer de hígado. La puesta en marcha es en esta comida, porque fue la primera vez que concibió que se pudiera morir de hambre.

Biochoque  represión  automatización  rail  programación

Creación de una subpersonalidad. Conoce gente a su alrededor que están muy equilibrados, pero que cuando ocurre algo insignificante aflora la subpersonalidad, como si hubiera una segunda persona en su interior.

Conozco un director de teatro, fantástico, es un escritor francés, muy equilibrado excepto cuando una mariposa de noche entraba en la sala. Si hubiera tenido una pistola, podía matar a alguien. Era una persona afable, amable, pero entonces afloraba la subpersonalidad.

Después de un biochoque estamos como hipnotizados, dormidos.
Un día le preguntaron a Milton Ericsson para que servia la hipnosis. Dijo que utilizaba la hipnosis para despertar a la gente. Era un gran psiquiatra, un gran terapeuta.

Cuando hay un biochoque hay un encogimiento de la conciencia. Todo esto ocurre de manera involuntaria, simplemente apartamos el sufrimiento, nos acomodamos al confort.

Un hombre no veía bien con el lado derecho de sus ojos, se había enfadado con el vecino de la derecha.

Con el biochoque hay un encogimiento de la conciencia y de las capacidades, de todas ellas: intelectual, afectiva, emocional, corporal. Cuando uno sale del estado de hipnosis, ampliamos nuestra conciencia y nos sentimos libres.

Después de un biochoque tenemos que parar un momento sobre la necesidad biológica no satisfecha. Tenemos que comprender que en el momento que se produce el biochoque nuestra vida emocional, el cerebro y el cuerpo reaccionan simultáneamente los tres a la vez: el cuerpo se fija, tenemos una emoción petrificada y, si hacemos un escáner del cerebro hay una actividad inhabitual. El cerebro es la interfase entre lo concreto y lo abstracto. Cuando tenemos proyectos, el cerebro nos permite concretizarlos. “Mozart escucha música en su cerebro y su mano escribe las notas”. Permite concretizar lo abstracto

El doctor Hammer es radiólogo y es primero que ha detallado de manera específica, científica la localización de cada conflicto en el cerebro. Cuando ve una imagen precisa en el cerebro, por ejemplo, en el cortex temporal derecho, sabe que la persona tiene un problema de arteria coronaria y que esta persona ha perdido territorio.

Un día se le enseña un escáner al doctor Hammer. El conoce exactamente la proyección de cada parte exacta de cuerpo en el cerebro, y cada parte del cuerpo está vinculada a una emoción biológica. El doctor Hammer mira el escáner de este señor que no conoce y le dicen: “el hijo de esta persona ha recibido un balazo”. “La bala ha  atravesado el pulmón derecho, a pasado cerca del corazón y ha salido por del riñón”. Era cierto.

El cuerpo y el cerebro hacen una sola cosa, y el impacto que recibe el hijo es vivido en carne propia por el padre. El cuerpo, el cerebro y las emociones son un todo, los tres evolucionan en el mismo sentido.

El doctor Lamotte es un neurólogo francés que estudió los relés de cerebro con el doctor Hammer y que ha descubierto que después de una apendicetomía, el relé  del cerebro tiene un color particular, igual que una mastectomia, en el cerebro también tiene un color particular.

Un elemento que vamos a utilizar en el próximo protocolo es que para que haya biochoque hay una necesidad biológica no satisfecha.

En el ejemplo de Eduardo, la necesidad biológica podía se necesidad de calor y, también, necesidad de valoración, porque para hacer algo necesitamos que tenga un valor. Si los padres no satisfacen esta necesidad biológica de calor, de valoración, de reconocimiento, me siento mal y vamos a buscar en nuestra vida poderlas satisfacer.

    (Lidia) Una pregunta: tuve un accidente de moto con un coche. He superado el problema y vuelvo a ir en moto, pero pensé que si el coche hubiera subido a la acera habría atropellado a más gente. Desde entonces tengo miedo a ir por la acera y no puedo sentarme en la terraza de un café que esté tocando la carretera. Si el conflicto desencadenante es el accidente, no comprendo porque siento miedo.
    Creo que no has encontrado el evento oculto. ¿quieres hacer un pequeño experimento? Cierra los ojos e imagínate sentada en la terraza de un café y sientes de donde viene el peligro, ¿de la derecha o la izquierda?
    De la izquierda
    ¿Delante, detrás?
    Detrás
    ¿Arriba, abajo?
    Al mismo nivel
    Sin reflexionar, ¿que edad tienes en tu sensación, en tu emoción, cuando ves este peligro detrás a la izquierda?
    17 años
    ¿tienes la impresión que eres tu misma o alguien más?
    Yo misma
    Y si este peligro tuviese forma ¿Cuál seria?
    de tren
    tienes 17 años, cuando llega el tren a la izquierda ¿Qué pasa?¿donde estás?
    Estoy ahí y hay peligro de que me atropellen
    Si estuvieses viviendo un momento real de tu vida, ¿Qué estarías sintiendo ahora mismo?
    Ansiedad
    El tren es ¿real o metafórico?
    Real
    ¿Es una experiencia que has vivido realmente?
    No
    ¿Estas segura de estar en contacto con tu experiencia? Imagínate que sales de ti misma y que tienes 17 años ¿Qué pasa a tu alrededor?
    Todo está parado
    ¿Qué ves?
    Nada
    ¿Qué es lo que te rodea, estás en el cosmos, hay una casa?
    Vacío
    ¿Que le ha pasado antes de los 17 años a Lidia?
    A los 16 años muere mi madre
    ¿Qué ocurre al año siguiente, justo en el aniversario? ¿Dónde está?
    Es como si no estuviera.
    ¿Hay una parte de ti que se ha ido con tu madre?¿necesitas protección de tu madre?
    No
    ¿Cuál es el problema en este momento? ¿el mundo es violento?
    El mundo va muy rápido y yo estoy parada
    ¿Por qué dices esto?
    Es una sensación, como cuando vas en metro y todo el mundo corre y tu no puedes
    Por lo tanto tu tienes tu propio ritmo y los demás tienen un ritmo más rápido
    Si
    Con el accidente hay una noción de ritmo de un tren o un camión que es agresivo para ella. ¿la muerte de tu madre fue muy rápida, imprevista?
    Si, d un infarto.
    ¿Qué te hubiera gustado, que hubiera estado más tiempo contigo?
    Si
    Te acuerdas de cuando te dieron la noticia, ¿Qué ocurre en ti?
    Recuerdo que todos reaccionaron muy rápido y yo necesitaba más tiempo. Tenía diez personas intentando consolarme de algo que no necesitaba consolar.
    ¿Dónde estás cuando te dan la noticia?
    En la puerta de casa, fuera, en la calle
    ¿Qué edad tienes ahora?
    34 años
    El doble, buen momento. Has pasado 17 años con tu madre y 17 sin ella. Si quieres a partir de ahora, puedes estar sin ella y con ella. Es como si una subpersonalidad tuya hubiera codificado “cuando estoy en la calle las cosas van muy rápidas y yo necesito tiempo”. Pero la rapidez se asocia a la muerte, pero no la tuya, sino la de tu madre. ¿Recuerdas cuando estás en la puerta a quien tienes a tu izquierda?
    Mi hermano
    ¿Se mueve mucho?
    Quería abrazarme, pero había un triangulo de gente que querían abrazarme a la vez
    ¿hay un vínculo entre tu hermano y camiones o trenes?
    No. Toda la vida ha ido desbocado y le he hecho de madre
    ¿te hubiera gustado que fuera más lento, menos desbocado?
    Si, para mi y para los demás
    ¿Qué necesidad hubiera satisfecho en tu interior este hecho?
    Que hubiera hecho de hermano mayor
    ¿Que necesidad tuya hubiera satisfecho?
    Mi adolescencia
    Es tan difícil ir al resentir primario y es también difícil volver a la necesidad primordial, de ser consciente de ello. Si tu hermano hubiera sido más lento ¿Qué te hubiera permitido experimentar en tu adolescencia?
    Mi inocencia, poder hacer cosas sin la responsabilidad de cuidar a mi hermano (la comida, la ropa, el dinero)
    Por tanto, si el va más lento, tu recuperas tu propio ritmo. ¿Cómo te sientes después de expresar todo esto?
    Extraña.
     Déjalo, se transformará. ¿sabes cuidar de ti misma?
    Si. En mi adolescencia hubiera querido que cuidaran de m, no tener responsabilidades
    Esta es tu necesidad biológica no satisfecha ¿cómo te sientes cuando alguien cuida de ti? ¿Qué necesidad queda satisfecha cuando te cuidan?
    Soy muy feliz. Me siento inocente, me relajo. No tengo que preocuparme, si me voy de fiesta, si mañana podré comer.
    ¿Ha cambiado la sensación respecto a lo que has contado antes?


Vamos a hacer un nuevo protocolo llamado “la bisagra”. Para que puedan sentir dentro de ustedes que es el biochoque, imaginemos, sobre la línea del tiempo el instante previo en que primero se siente neutral y después se siente muy mal.



Una mujer ha preparado  una cena maravillosa a su novio en un restaurante. Tenían que casarse un mes después. Ella se siente muy bien, está muy feliz. El novio le dice: “tu eres muy bella, quiero que seas lo más feliz posible. Tu amiga Maria es desde luego mas bella que tu y he decidido casarme con ella, pero me gustaría que fuéramos amigos”. El momento del choque es cuando oye que “Maria es más bella que tu”, y el choque sigue.

En este momento, que llamamos bisagra, hay una necesidad que no puede ser satisfecha: necesidad de afecto, de proyectos. La necesidad afectiva son las venas coronarias, el cuello del útero, la necesidad de proyecto es la cortico-suprarrenal.

En terapia debemos reencontrar este momento.


Práctica (Amparo) “abandono a mi pareja”
    ¿Dónde está el problema?
    Me siento culpable porque pienso que le he hecho daño
    En este momento estamos en lo psicológico, en el nivel del  pensamiento, no tenemos precisión en el momento ¿en que momento te empiezas a sentir culpable?
    Cuando se lo he dicho
    ¿Te acuerdas de el sitio donde estás cuando se lo dices?
    En casa, por teléfono. Por la mañana, a las 10
    ¿Como te sientes el día anterior?
    Mal
    ¿desde cuando te sientes mal?
    Desde febrero
    ¿en enero te sientes bien?
    Si
    Te pones en el mes de enero ¿Cómo te sientes?
    Bien
    ¿Qué pasa en febrero?
    El se va a Alemania y me llama por teléfono para decirme que quiere ir a vivir aparte, pero seguir viéndonos
    Desde febrero te sientes mal y cuando le llamas por teléfono y le dejas el  mensaje sigues sintiéndote mal ¿Cuándo experimentas el biochoque?
    En febrero
    ¿A que hora del día?
    A mediodía
    ¿Como estas por la mañana?
    Mal
    ¿desde cuando te sientes mal?
    Desde las navidades, después de fiestas. La verdad es que pienso que era una relación que no debía haber empezado
    Esto es una evaluación, estamos en psicología. Expresar esto no cambia nada. Es simplemente una opinión. ¿te es útil tener esta opinión hoy?
    Si, para no cometer el mismo error
    Es la autonomía de la creencia. Parece muy difícil en ti encontrar el inicio del malestar en esta relación
    Si, nunca fue claro
    Cuando estabas inmersa en la relación ¿te sentías mal?
    No siempre
    A menudo hay un fenómeno con el biochoque, por ejemplo: “estoy de vacaciones con mi familia, todo va bien hasta el ultimo día que hay un conflicto familiar enorme, con mi mujer y mis hijos, y luego vuelvo de vacaciones”. Puedo mirar mis vacaciones desde el cristal negativo y decir que “vengo de pasar unas vacaciones horrorosas”, porque lo miro desde una óptica negativa. ¿puedes encontrar un momento en que primero hayas estado bien y luego mal?
    Si en febrero, antes de que se fuera con la excusa del trabajo
    ¿recuerdas el momento que te dio la excusa?
    Fue por teléfono y tuve que arrancarle las palabras
    Te sorprendió
    Si, no lo esperaba
    Imagínate antes de coger el teléfono como te sientes, ¿estas sola?
    Si, estoy sola, bien. Cuando suena el teléfono primero me pongo contenta, pero cuando hablo con el, su voz es fría
    Oyes la primera palabra, como te sientes
    Sorprendida por el tono de voz
    Punto de bisagra, ¿Qué sientes? ¿Que es una voz fría?
    Lenta, con poco que decir
    Lo que te hace sentir mal no son las palabras sino el tono y los silencios, ¿Cuál es la necesidad tuya que no se siente satisfecha?
    Siento tristeza
    Pero la emoción viene por una necesidad no satisfecha
    Necesito que me hable. Falta de cariño, calor, afecto
    Estamos en un punto en que, primero estás bien, suena el teléfono, oyes su voz y su voz es fría, y tú necesitas calor. Por lo tanto no está satisfaciendo tu necesidad de calor, que es lo que estás buscando. Cuando recibes afecto, calor, ¿Qué otra cosa se siente satisfecha dentro de ti? ¿sensación de existir?
    De que me vean
    Si me ven desde el exterior, la necesidad que se satisface en ti es “mi noción de existencia”. Si no te ven o no te quieren ¿puedes existir?
    Me cuesta
    Necesitamos existir. ¿Es tu creencia autónoma, “si uno no es querido, para que existir”?
    No, puedo existir, lo he hecho desde los ocho años que perdí a mi madre
    Si no te quieren ¿puedes sentirte viva dentro de ti?
    Me cuesta
    La necesidad es quizás sentirse viva interiormente, encontrarte a ti misma ¿necesitas para encontrarte que te quiera el otro?
    Necesito que me demuestren cariño
    El teléfono suena, te sientes bien, pero en su inconsciente, para satisfacer su necesidad de existir, pregunta ¿es que me quieren? Oye la voz, y como la voz es lenta, fría, esto significa que no me quieren, entonces no me puedo encontrar a mi misma, entonces es como un biochoque. ¿Hay momentos en que consigues encontrarte aunque estés sola, que puedas entrar en contacto contigo misma?
    si
    Recuerda el momento, un momento concreto ¿Dónde estás? ¿Cómo te sientes?
    Bien
    Te has encontrado ¿es agradable para ti? Ha de ser un momento 100% agradable para ti. ¿Lo tienes?¿recuerdas el lugar?
    Si
    ¿Cómo se llama lo que sientes?
    Paz
    Si la paz tuviera un color, ¿Cuál seria?
    Azul
    Vas a volver en el momento que va a sonar el teléfono y te llenas de azul, llevas un vestido azul, miras el cielo azul, estás en contacto contigo misma. Coges el teléfono, sigues rodeada de azul, está el azul dentro de ti, su voz es lenta, ¿que produce dentro de ti?
    Me siento mejor
    Este recurso solo depende de ti, no eres un rehén del otro si tu quieres. Quédate en la luz azul y oyes la voz que te habla con lentitud, con frialdad y silencios, ¿Qué te hace sentir?
    Siento dolor pero no tanto como antes
    Hay algo que está cambiando
    Si
    Ok, gracias


Protocolo por parejas

Buscar un momento desagradable, no muy importante. Buscar primero el momento en que nos sentimos bien, bien, bien, i luego, mal, mal… Paramos aquí: “instante encarnado”. Debemos sentirlo en el cuerpo. Paramos en este instante,  es importante ir hacia delante y hacia atrás para ver donde estás bien y donde estás mal, y en este punto se le pregunta que necesidad no ha sido satisfecha. Una vez ha identificada esta necesidad, sale de la línea del tiempo y busca un momento en su vida en que esta necesidad ha sido satisfecha, si tiene un color, le pone un color, y llevamos el color antes del color, y nos ponemos en el choque con el color y vemos cual es la diferencia.




Otro ejemplo, Jordi, (soriasis, trasplante de riñón): hace 2 semanas trasladaba los muebles de mi pareja y una señora me riñe y se enfada.
Buscamos en la línea del tiempo y te sitúas en este instante, en el que estás bien.

    ¿Estás solo o con tu pareja?
    Estoy solo, con el ascensor lleno de cosas, atareado
    Ahora se presenta la señora, ¿Cómo te sientes?
    Agredido, porque se presenta como si estuviera ladrando
    ¿Como lo sientes en tu cuerpo?
    Opresión en el pecho
    ¿Que piensas o que sientes?
    Me siento bloqueado, sin palabras
    Un paso hacia atrás, en el instante antes te sientes bien, un paso después, te sientes mal ¿Cuál es la necesidad no satisfecha?
    Necesidad de que comprenda que estoy haciendo un trabajo. “estoy haciendo un esfuerzo y en lugar de una recompensa recibo un castigo”
    Esta necesidad ¿Cuál es?
    Necesidad de aprobación
    Nos salimos, y busca una situación en tu vida donde esta necesidad haya sido satisfecha ¿lo sientes en tu cuerpo? Ánclalo y ponle un color
    Amarillo
    Vamos al instante antes, en que estás bien y tranquilo, con la sensación y el color amarillo. Se presenta la señora, ¿Cómo estás?
    No tan bien (a cambiado el pie y su expresión es otra). Mejor que antes.
    ¿Dónde está la necesidad de aprobación?
    Ya no está, la tengo yo.


El terapeuta ha sido sensible a una observación biológica, no psicológica, que podría ser sin fin. Solo me fijo en mi reacción biológica, que pasa en el cuerpo. El mismo se pone la mano en el estómago, es biológico, contacta con su plexo solar, que está relacionado con el padre igual que el color amarillo, como el sol. Cuando soy terapeuta no busco interpretar, soy permisivo: calibro y observo lo que pasa espontáneamente y lo animo, lo valido y se siente libre de ser el mismo.

Si en algún momento, la persona dice que aun se siente mal al final del protocolo, no es un problema, es que ahora hay otra necesidad biológica, y sucede a menudo. La pregunta que hay que  hacer en esta situación es si la sensación de malestar ¿es la misma que cuando hemos empezado el protocolo? La respuesta es siempre es NO, es otra cosa, ahora mi necesidad es sentirme segura.
Volvéis a salir de la línea y buscáis un momento donde esté satisfecha esta necesidad de sentirse segura, ponéis la mano en la sensación, el color, y vais al momento otra vez. Si se sigue sintiendo mal, repetimos el proceso.

No es algo intelectual sino visceral, lo sentimos en el cuerpo.









28/09/08

Hay una noción Ericsoniana que dice que es importante crear nuevas experiencias de referencia, porque esto cambia muchas cosas.

Tuve un paciente con cáncer de pulmón que solo vino a visitarse una vez. No supe nada de el hasta pasados unos años, que visité un amigo suyo. Le pregunte por él, si estaba bien y me dijo: “si, está muy bien. Después de visitarse se pasó la noche llorando. Dejo la mujer, el trabajo y se mudó. Y ahora está muy bien”.

Generalmente la gente cuando se encuentra mal, prefiere tomar un medicamento, a veces hay quien es algo curioso y busca un poco más.

La gente no se interesa por lo que nos apasiona, somos nosotros los que debemos cuidar de nuestras necesidades, no el otro que la va a cuidar. Si necesitamos hablar de la descodificación o de la terapia, es una necesidad propia, si el otro no nos pide nada, sintámonos felices. Si son felices pueden intrigar al otro, y cuanto más nos acerquemos a nuestra llama, más se interesará el otro.

El estilo de seminario que propongo es enseñar la terapia trabajando sobre nosotros mismos. El límite entre lo pedagógico y lo terapéutico es muy sutil. Quiero que hagan protocolos pedagógicos, no estamos en terapia de grupo. Los que sean terapeutas o se crean terapeutas o los que tienen costumbres en la relación de ayuda, de manera voluntaria o involuntaria, si les pido hacer algo nuevo, diferente y se comportan igual que cuando están fuera, no sirve de nada que estén aquí. Vienen aquí por la novedad.

No les pido ser terapeutas de los otros, encontrar soluciones para los demás, crear dependencia en la relación. Ayer insistí en que, cuando se da un consejo, hay de manera implícita un “soy superior a ti”, de manera consciente o inconsciente. Estamos aquí para descubrir cosas nuevas. El terapeuta no tiene ningún deber de tener un resultado, no se le puede pedir a ningún terapeuta curar a todos. En cambio, el terapeuta tiene un deber de consciencia, por eso sigue una terapia sobre el mismo, una supervisión, a fin de ser consciente de sus contra-transferencias, de sus motivaciones conscientes y así seguimos evolucionando.

Inicialmente es mejor practicar la línea del tiempo de pie, hasta que la hayamos practicado muchas veces. Con el paciente sentado tiene la ventaja de que puedes llevarlo a un estado de hipnosis en el que le sea más fácil encontrar su resentir y si lo ponemos de pie sale de la hipnosis. Pero requiere mucha práctica previa.
El protocolo se encuentra dentro de mi y se donde se encuentra el otro.  Cuando le pido al otro que se observe desde fuera, esto corresponde a cuando lo pongo a mi lado frente a la línea del tiempo. Si le pregunto sobre un acontecimiento pasado fuera de la línea del tiempo, utilizo el pasado. Cuando está en la línea del tiempo, siempre utilizo el presente, y si es un niño pequeño, puedo utilizar un lenguaje infantil, aunque el paciente tenga 70 años.

    Pregunta: “después de la descodificación de ayer, me siento con la moral muy baja y con ganas de llorar, ¿Es normal?”
    Yo no comprendo que quiere decir “normal”. Si creemos en la norma, el objetivo de la terapia seria ser todos iguales y nos convertiríamos en robots. Nada es normal, solo hay casos particulares. ¿Te da la impresión de que algo no está terminado?
    No
    ¿El malestar llego después de la demostración o en otro momento?
    Cuando llegue a casa
    ¿Antes o cuando estabas en casa?
    Antes, justo cuando ya estaba sola
    Entonces saliendo de aquí
    No, entonces estaba hablando con mis amigas y estaba bien
    Luego tus amigos se fueron y te encontraste sola, ¿que pasa cuando la gente se va?
    Que me vine abajo
    ¿Que resientes cuando los amigos se van?
    Soledad
    ¿Es agradable?
    No
    Ayer, anteayer, hace unos días, cuando estás sola, ¿es agradable o desagradable?
    Agradable
    ¿Es la primera vez que te sientes mal encontrándote sola?
    Si
    ¿Que sensación tienes en el cuerpo cuando los otros se van?
    Tristeza
    Aquí está la línea del tiempo, ayer, ¿como te sientes?
    Tristeza
    Si fuera un color ¿cual seria?
    Marrón
    Mira ahí, el color marrón, en la línea del tiempo, mira donde está el inicio del color marrón
    Aquí, en mi infancia
    Ves justo antes del color marrón ¿como te sientes?
    Bien
    Aquí es el inicio del color marrón, como te sientes
    Mal
    ¿Tienes ganas de cambiar algo en tu interior, de sentirte bien?
    Si
    Miras ahí en el color marrón, está la niña. Tú eres adulta, estás a mi lado, y ella es pequeña. Mírala y comunicas de manera  íntima con ella ¿Qué es lo que nadie entiende, cual es la necesidad que tiene y que nadie conoce?
    Necesidad de cariño
    ¿y tú aceptas cuidar de ella?
    Si
    Cierra los ojos y la abrazas, le das cariño, respiras ¿Cómo se siente?
    Sigue cuidándola, y esto dura horas, días, la llevas al zoo, de compras, todo lo que creas que es bueno para ella, y respiras, importante respirar para eliminar el gas carbónico, que es el pasado, y coger oxigeno, que es el presente. Sigue respirando. Las lágrimas están aquí para eliminar el polvo que se pega a los ojos. El polvo es el pasado, y las lágrimas vienen a enjuagar esto, y nos permiten tener una mirada nueva. ¿Cómo se siente la niña? Mírala
    Bien,
    Ve al lugar de la niña. Buenos días, ¿Cómo es ahora en tu cuerpo?
    Bien
    ¿que te apetece hacer ahora?
    Estar en el campo
    ¡Ah!, ¡que bueno!, estoy contento de estar contigo, en tus ojos hay algo magnifico, la vida es tan generosa alrededor nuestro, en el campo hay fiestas a cada instante. Te propongo crecer a tu ritmo, vas a descubrir un montón de nuevas experiencias.¿ahora en que lugar estás? Sigue avanzando, respirando. Buenos días, señora,¿Cómo se encuentra?
    Bien
    ¿Cómo se siente en su cuerpo?
    Bien
    Ahora estamos en una práctica y le pido rejuvenecer unas horas. Estamos ayer noche, los amigos se van, y se encuentra sin ellos. ¿Como es la experiencia?
    Bien
    Ahora va a traer todos estos recursos en su futuro, y va creciendo con todos ellos

Este es un protocolo que aprenderán más adelante. Ahora practicaremos el que del biochoque.

    Línea del tiempo, localizamos el momento en que estamos bien
    Momento del choque
    Bisagra  paso entre momento que estamos bien y momento del problema
    Preguntamos que necesidad biológica o que necesidades no están satisfechas, en que momento no está satisfecha y lo vuelvo a vivir
    Salimos y buscamos un recurso en que la necesidad se haya satisfecho. Si fuera un color, que color seria, si hay un gesto espontáneo, lo utilizamos
    Nos ponemos antes del choque, y después en la experiencia y allí constatamos un cambio y se termina

Lo que es muy importante es la noción de necesidad, la necesidad solo depende de mí. Si la persona dice “necesito que los demás sean buenos”, no se detengan en esto. Si los demás son buenos, ¿Qué es lo que se satisface dentro de mí?... “me siento querido, seguro”… su inconciente conoce la necesidad.

Es mejor que seamos conscientes de ello para poder encontrar una experiencia en que la necesidad se haya satisfecho y poder utilizarla como recurso.


CONFLICTO DESENCADENANTE

Es el conflicto que desencadena la enfermedad, la reacción biológica de supervivencia. Es el que abre el programa creado por el conflicto programante, lo pone en marcha, lo abre.

La enfermedad puede dispararse tanto  por una situación emotiva positiva o negativa.

Es muy importante resolver el conflicto desencadenante, ya que es el que nos llevara al conflicto programante.

Es un conflicto que no tiene edad, que puede abrirse o no. Una fobia, una alergia siempre son consecuencia de  conflicto desencadenante. Puede aparecer por un olor, una música, una palabra, una situación, y que más tarde te encuentres mal.


CONFLICTO PROGRAMANTE

Normalmente se tiene en edades tempranas y adolescentes, en una etapa donde el ser humano experimenta cambios muy importantes, es muy sensible a impulsos, experiencias, situaciones en nuestra vida. La mente y la biología del ser humano está muy receptiva.

El conflicto programante no produce la enfermedad, es la huella, el impacto emocional. En psicología le llamamos impronta.

Hay situaciones tan importantes en la vida de una persona que un conflicto puede  ser a la vez programante + desencadenante.

Un niño de 3-4 años tiene eccema en todo el cuerpo, de un día para otro. La madre había empezado a trabajar y no le dice a su hijo que no va a estar  conflicto de falta de contacto.

El conflicto programante puede tener varios conflictos desencadenantes asociados. Cuando se soluciona este conflicto afecta a los demás síntomas y pueden solucionarse todos.

CONFLICTO ESTRUCTURANTE

Se forma en edades muy tempranas (por ejemplo, el esquimal se estructura en el frío, el tuareg en el desierto, o niños que han vivido siempre en guerra,…).

El conflicto estructurante no se puede cambiar. El terapeuta puede sugerir cambiar el significado del acontecimiento, pero no puede cambiar la estructura.

La diferencia entre el conflicto estructurante y el programante, es que como la persona a crecido, ha tenido experiencias positivas, puede ir al conflicto programante y cambiar el significado. Pero en el estructurante no se puede cambiar, puedes poner al lado el recurso para que se anule o no se dispare, pero no desaparece.

¿Como podemos saber que clase de conflicto es?

Cuando buscamos el conflicto desencadenante, lo que verdaderamente buscamos es la emoción. Para viajar en la línea del tiempo necesitamos un vehiculo, la emoción. Nuestro inconsciente es atemporal, inocente y no entiende entre la realidad o lo que nos imaginamos. El terapeuta debe fluir, sabe cuando empieza pero no como terminará, pero la emoción es lo que nos lleva de un lugar a otro en la línea del tiempo.

Una mujer diagnosticada de cáncer de útero. Se busca el desencadenante unos 6 meses antes: los padres se presentan en el apartamento de verano, muy pequeño, ella intenta que todos estén bien, pero su padre le dice que ellos son mayores, que ella nunca ha cuidado de ellos y que es su obligación. Descubre el resentir de este momento y esto la lleva a un momento cuado era pequeña, que su padre maltrataba a su madre. Ella resiente el miedo hacia el padre, la rabia hacia la madre porque no hacia nada.

No siempre hay conflicto estructurante.

Enfermamos de manera inconsciente y sanamos inconscientemente.

En el conflicto programante hay una sola emoción, en raras ocasiones hay dos. En el conflicto desencadenante puede haber varias emociones.
Ejemplo de conflicto estructurante: bebe que al nacer la madre sangra mucho, no puede dar de comer al niño porque está muy débil. El niño estructura una necesidad de llenarse que marca su vida.


 PROTOCOLO

Una paciente me cuenta que cuando tenia 8 años, vuelve a clase después del recreo y tiene necesidad de orinar, y le pide permiso a la maestra, pro esta le dice - ¡no, ahora vienes del recreo y tenias que haber ido antes! - Ella se calla y 10 minutos más tarde se orina encima. Todo el mundo la mira. La maestra la lleva delante de todos y le dice: -¡quítate las bragas! – y le pone las bragas llenas de pipi en la cabeza. ¿Qué es lo que resiente la niña en este momento? Escríbanlo en un papel.

Con esta historia he creado un “conflicto desencadenante”, acabo de provocar entre ustedes un pequeño biochoque, que se apoya en su propia historia, personal, ha estimulado su historia.

    Impotencia
    Si la impotencia tuviera un color, ¿Cuál seria?
    Negro
    Ponte a  mi lado, imagínate la línea del tiempo, futuro y pasado, ¿donde está el momento presente?. Ahí resientes negro. El color negro ¿Dónde empieza?
    …
    Cierra los ojos ¿Que edad tienes ahora mismo?, sin pensarlo
    9 años
    Ve un poco atrás, justo antes del color negro ¿Cómo te sientes ahora mismo?
    Bien
    Ahora avanzas hasta sentir el color negro, ¿como es en tu cuerpo?
    …todo…
    Lo dice con las manos antes de decirlo con la boca. Estamos ahora mismo en el conflicto programante, que puede ser estructurante o no, ¿Qué necesitas ahora mismo?
    Solucionar este conflicto
    ¿Qué te hace falta para solucionar este conflicto?
    …
    No responde respirando, me responde biológicamente. Cuando respiramos, ponemos vida, espacio, dentro de nosotros. Estate   consciente de que hay vida dentro de ti, espacio dentro de ti.
    No veo que necesito, pero no paro de moverme
    Necesitas moverte, primero contestas con las manos, y se sigue moviendo, balanceando. Los bronquios están también relacionados con la libertad. Aquí que estás relacionada con la capacidad de moverte libremente ¿Cómo te sientes? ¿Que color seria?
    Amarillo
     Crece hasta hoy con el amarillo. Ahora vuelve a pensar en la historia de la niña y mira que resientes
    Nada
    El desencadenante es imposible.

Desencadenamos lo que se ha  programado, puede pasar en cualquier momento, basta un rail. Pero si ya no hay programa, no pasa nada, ya no hay problema. Si hubiera un problema estructurante habría una resistencia a la terapia.

Vamos a hacer este protocolo. Entonces a la experiencia programante se llega espontáneamente ¿Cómo ocurre? Hay dos formas de tiempo: el tiempo cronológico (lunes, martes,…) y el tiempo emocional: cuando siento rabia me pongo en contacto con todas las experiencias de mi vida en que sentido rabia, tanto si tengo 3 años, 8 o 30. Cuando siento tristeza, me pongo en contacto con otro tiempo emocional, en todos los momentos que he sentido esta emoción, no es cronológico.

A partir de la palabra que han escrito en el papel les propongo hacer el protocolo desde la historia que hemos contado. Donde se encuentra en el cuerpo. Si fuera un color, que color sería, miro mi línea del tiempo, mi emoción tiene un color y vamos a donde se programa la emoción, que ocurre dentro de mi, cual es la sensación, el resentir, la necesidad. Después pueden hacer como ayer, encontrar el momento en que esta necesidad quedó satisfecha, podemos poner un color, para los que son más visuales, un gesto para los más cinéticos, la música para los auditivos.

Llevamos todo esto antes del conflicto programante, me pongo dentro, y cambio y vuelvo hasta hoy. Entonces vuelvo a escuchar la historia de la niña y el pipi en la cabeza ¿Qué pasa?

Esta es la prueba. En terapia siempre necesito el conflicto desencadenante para probar al final de la terapia si he trabajado bien. Cuando trato el conflicto programante estoy tratando  también todos los conflictos relacionados con él.


Experiencias después del protocolo:

Dificultad para encontrar un momento en que uno se ha sentido bien.- Aunque sea ficticio, basado en un juego (como los niños), o sea muy pequeño, ya es suficiente, porque ya tiene la experiencia biológica en sus células. La madre Teresa de Calcuta su objetivo era cualquier cada persona, antes de morir, pudiese sentirse amado aunque solo fuera un segundo. Una pequeña experiencia puede cambiar muchas cosas.

Sensación de borrachera al terminar.- Es muy habitual este estado de borrachera, la confusión, el calor, son los signos de una transición. O bien estamos estructurados o acostumbrados a una forma de pensar o de ser y después de este protocolo, poderoso, cambiamos la forma de ser y de sentir. Por lo tanto estamos cambiando los referentes, especialmente cuando hemos removido problemas un poco estructurantes. Si cambiamos algo muy estructurante, la impresión puede ser mas desagradable, ya que teníamos unos referentes. Queremos la felicidad pero a menudo tenemos miedo de ello. Nuestro cuerpo se va a reconstituir con los nuevos referentes. La única pregunta es: ¿moralmente te sientes bien? Si la respuesta es no, hay algo que está incompleto.

Al hacer el protocolo hemos tenido la sensación de ir antes de la vida intrauterina.- El conflicto programante puede haber tenido lugar en nuestra vida terrenal, nuestra vida uterina o en la vida de nuestros ancestros o antepasados. Algo que he observado es que, a menudo, durante el biochoque – el biochoque es un conflicto biológico: o bien hay alguien que se enfada contra mi, o tengo una operación quirúrgica o un accidente en moto…- he observado que durante el biochoque es un momento de gran debilidad y vulnerabilidad, es como si fuese un poco más permeable a los conflictos transgeneracionales. Se hablará en otro seminario.

En lo que he observado, y puede que solo sea una metáfora, en el momento del biochoque somos vulnerables y es como si pudiéramos recibir el sufrimiento de personas que ya han muerto. Nos encontramos con una emoción que no nos pertenece.

Por tanto, hay 4 resentires:

•    Primario
•    Secundario
•    El del Ser
•    Transgeneracional

El conflicto programante por tanto, ha tenido lugar en una persona ajena y puede ser un antepasado antes de ser concebidos. La persona dice: me siento con ira, o triste, o otra cosa, pero no acaba de encontrar los eventos que ha vivido,  a menudo no encuentra el conflicto desencadenante de esta ira. Tiene la emoción pero no tiene la historia que ha puesto en marcha esta emoción.

Los protocolos de PNL o hipnosis, nos van a permitir volver a encontrar este momento y encontramos los detalles de un acontecimiento que no ha sido vivido por nosotros. Nos encontramos hace 90 años y vemos toda la escena de de algo que no nos pertenece. En términos terapéuticos hacemos como si  fuese el sujeto el que lo ha vivido, cual es la emoción de este antepasado, su necesidad biológica, y vamos a satisfacer todo esto mediante un gesto, un color. Aunque el evento sea muy dramático no es un problema, porque solo un pequeño recurso será suficiente, porque a menudo, el antepasado necesita se reencontrado en este momento que ha vivido. Y el simple hecho de encontrarlo, de acogerlo, es liberador.

¿El conflicto programante estructural es un conflicto cultural o de bases culturales?
Los elementos culturales pueden contradecir los elementos biológicos y provocar un conflicto

Todo exceso es memoria.

Voy a proponeros una última experiencia en este módulo, que llamamos “multianclaje sensorial”. Es para crear un recurso positivo dentro de nosotros mismos.

•    ¿Cuál es la emoción positiva a la cual quieres acceder lo más a menudo posible?
•    tranquilidad
•    Cuando hablas de tranquilidad, ¿estás segura de que es una emoción que tu deseas conocer?
•    Si
•    La idea de tranquilidad ¿que experiencia va a desencadenar dentro de ti? ¿Qué sensación?
•    Ampliar conciencia, de paz. Lo siento en el pecho
•    Me hablas de una experiencia interior. Cierra los ojos, cuando abres el tórax ¿Qué color seria?
•    Color amarillo cava
•    Línea de vida, donde está el pasado, donde está el futuro y el presente. ¿en que lugar ves el cava?
•    Aquí
•    Cierra los ojos en el cava y dime palabras que te llegan
•    Plenitud, calma, paz,..
•    No necesito saber que momento preciso está viviendo en este momento, lo que me interesa es que lo resiente dentro de su cuerpo. ¿si lo que resientes fuera un animal, cual seria?
•    Un águila
•    Si lo que resientes fuera un paisaje ¿Cuál seria?
•    Montaña
•    Si fuera una música ¿Qué música seria?
•    Clásica,
•    Si fuera una actividad
•    Volar
•    Si fuera una comida
•    Verduras a la plancha
•    Si fuera un movimiento, ¿Cuál seria?
•    Tai Chi
•    Una manera de respirar, que tipo de respiración seria
•    Lenta y completa, abdominal y torácica
•    Si fuera una palabra, que palabra
•    Serenidad
•    Estas en la montaña, escuchando música clásica, ves volar un águila, y mientras respiras profundamente, comes unas verduras a la plancha y te sientes en contacto con la serenidad ¿Qué palabra resume todo esto?
•    Perfección
•    A partir de hoy, la palabra perfección, podrás pensar en ella, verla escrita, oírla y estarás en contacto con toda esta experiencia. Hemos creado un rail con varios elementos que son muchas puertas de entrada a esta experiencia. Ahora llevas esta experiencia al presente y al futuro.



Historia de Ali Baba y sus 50 amigos. Un día llega a la gruta y la encuentra llena de tesoros y alfombras. Monta en cólera y busca a sus amigos y les pregunta de donde han sacado todo aquello. Los amigos dicen que lo han alquilado a unas personas porque nos has dado el gusto por la belleza. Ali Baba les dice que son unos ladrones y que deben devolverlo todo.
A la semana siguiente Ali Baba vuelve a la gruta y encuentra libros, juguetes, muebles. Llama a sus 50 amigos y les pregunta ¿Qué es esto? sois unos ladrones- le dicen que son objetos que ya no usan, lo han encontrado en los graneros, en los sótanos y estaban llenos de polvo.
De todas maneras sois ladrones, habéis robado sus recuerdos, la alegría del señor mayor cuando puede volver a encontrar el juguete de su infancia o la lágrima de felicidad de la abuela al reconocer la dulzura del cabello de su muñeca. Debéis devolverlo todo y dejarlo donde estaba.
Volvió al cabo de un tiempo y encuentra  a sus amigos sentados la gruta y también hay muchas cosas: el primer vuelo de la mariposa cuando el primer rayo de sol la calienta. Y pregunta ¿Qué es esto? y uno contesta: es el primer vuelo de la mariposa, pero nadie lo miraba. Otro le dice que ha traído la música del viento en la palmera, pero que nadie ha escuchado. Otro vino con un papel que, en la calle hacia como una coreografía, pero la gente pasaba y nadie se daba cuenta, una nube que nadie miró, una pluma que no ha hecho cosquillas a nadie,… ya ves que no somos ladrones.
Ali Baba les dice: sois todavía unos ladrones pues les habéis quitado la posibilidad de maravillarse. La universidad que fabrica los dioses se llama la experiencia.
¿ Profecía? tal vez. Solo recordaré una que leí hace un tiempo:

"Tendrán su poder por 100 años, después lo perderán para siempre"¿Cuando engañaron a la sociedad Americana y compraron la Reserva Federal? 1913 ¿cuanto son 100 años más?

El tiempo se les acaba y por eso asustan al personal con el 2012, prepararos antes o después esta lucha nos alcanzará a todos. Eso si no tengáis miedo, todo está de nuestro lado. Incluso el tiempo.
Archiveros Sites de los equipos de energiaalternativaparaurantia y vozypensamiento


archivos pdf otros

Biomagnetismo Vozy Jesulon

BiomagnetismoVozypensamiento

Energía alternativa para Urantia

Mensaje de arriba

SUP archivos seguridad

teoría del juego

tESLA sOUCO

Voz y Pensamiento aqui

vozypensamientoyo

http://paragarcia.blogspot.com/

Los Novatos de los Agapornis

Para leer libros online gratis
enviado por "Jesulón"

zahoryclub

Reportaje sobre el MMS en DSalud Agosto 2010.pdf

Reportaje sobre el MMS en DSalud Agosto 2010.pdf
En caso de peligro de muerte por enfermedad es muy importante leer este reportaje, ya que en el hay información muy importante.....

Ingeniero aeroespacial Jim Humble

Milagroso Suplemento Mineral del Siglo XXI.pdf
Descargar

Milagroso Suplemento Mineral del Siglo XXI Parte 2.pdf
Descargar

La Policía vendió explosivos a ETA con Gobiernos de Aznar