"Esta es la cuestión sobre el futuro, cada vez que lo miras, cambia, porque lo mirastes, y eso cambia todo lo demás"

--

.


Amplia lista de blogs del equipo, enlaces en estas pestañas

*************ENLACES archiveros Sites de los equipos de energiaalternativaparaurantia y vozypensamiento, pdf, jpg, words, etc.. al final de la pagina, abajo del todo. Gran cantidad de información. "Rescaten e Impriman lo que crean Valioso".....*****************



CÓMO CURAR LAS ENFERMEDADES “INCURABLES” DE UNA FORMA REAL Y DEFINITIVA...
****Nota: Una receta sencilla para obtener agua alcalina es: a un vaso con agua agregar una pizca de bicarbonato y el jugo de medio limón, tomar inmediatamente. Realizar esto 3 veces al día + 4 veces al día sin agregar el bicarbonato (solo medio limón). Así mantienes el cuerpo alcalino al 100%.
Ir a descargar
Importante: el agua usada debe ser libre de cloro y sin flúor o fluoruro de sodio,, así que ojo al escoger el agua embotellada mineral. Miren la composición química (en mg/l) de la misma en la etiqueta del recipiente, o si sabe de una fuente natural fiable esta es la mejor.
****

------


El Superantibiótico LA PLATA COLOIDAL ANIQUILA MÁS DE 650 ESPECIES DE MICROBIOS PATÓGENOS EN MINUTOS



http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=269

----------------------------------------


M
anual para el
Nuevo Paradigma, mp3 ivoox Volumen I -- Volumen II -- Volumen III ************************Pdfs I -- II -- III
MANUAL DE SUPERVIVENCIA_SAS.rar
Ver Descargar recomprimido.rar 19952 Kbç

..............
--------------------

........*.........



----
Entrada actualizada 26 febrero 2016 con un vídeo adicional al final del post

--



********

********

Entrada actualizada****16 JULIO 2018*****Enlace paquete instrucciones Reactivado***/////////***********
Finalidad Dos Mil Veinticuatro
Actualización 28 junio 2018,,,NOTA: Nos han mandado al correo electrónico, el código completo de inserción con todos los videos

***---***
Entrada actualizada con recuperación de vídeos 12/07/2018
!! FALSO papa francisco ! dice que Dios les perdone lo que han hecho, Meteoritos,asteroides, Señales

////////

Entrada actualizada con recuperación de la información borrada 03/08/2018

miércoles, 16 de enero de 2019

El poder del Conocimiento

---
--

DISCURSOS DEL LIBRO 3



La Realidad del Contacto


Traducción del primer capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.


Les saludamos, ahora desde muy lejos. En nuestros primeros dos conjuntos de comunicaciones hemos podido estar cerca de su planeta, en un lugar oculto de su sistema solar. Pero ahora que nuestras revelaciones se han hecho públicas, nos hemos visto obligados a huir. La Intervención que está ocurriendo en su mundo —por parte de razas extraterrestres que intentan aprovecharse de una humanidad débil y dividida— nos ha buscado, tratando de encontrarnos para destruirnos y evitar que podamos informar de sus actividades en el mundo y revelemos sus planes ocultos y sus motivaciones.


La gente de su mundo debe saber que ahora ustedes están emergiendo a una Comunidad Mayor de vida inteligente, una Comunidad Mayor de la que no saben nada y para la que no están preparados. Es una Comunidad Mayor de mundos avanzados, porque ustedes viven en una parte del universo desarrollada y poblada, donde grandes naciones han establecido desde hace mucho tiempo complejos acuerdos comerciales con otros, donde hay reglas de interacción y reglas de conducta, que todas las naciones que comercian en esta región deben respetar.


Ustedes no saben nada de estas cosas, por supuesto; todavía están aislados dentro de su mundo. Sin embargo, el mundo está siendo visitado por pequeños grupos no militares, por fuerzas comerciales, podría decirse, que están aquí en busca de ventajas y recursos. Estas fuerzas reconocen que la humanidad en este momento es una raza débil y dividida, que es supersticiosa y que carece de educación con respecto a los asuntos de la Comunidad Mayor en la que siempre ha vivido.


Hemos sido enviados como observadores desde varias diferentes naciones libres en esta región del espacio, para observar la Intervención extraterrestre que está ocurriendo hoy en el mundo, informar sobre sus actividades y revelar sus motivos e intenciones ocultas, de modo que la familia humana pueda ser concienciada y preparada para la realidad del Contacto. Es esta realidad del Contacto lo que es esencial para su comprensión.


Su mundo es un premio. Otros lo valoran en gran medida. Ustedes están desprevenidos y tal vez podrían suponer que las razas tecnológicamente avanzadas son también avanzadas espiritualmente. Pero, por desgracia, no es así. La mayoría de las veces, el camino del desarrollo tecnológico aleja de la verdadera libertad y la verdadera naturaleza de la espiritualidad tal como existe en toda la vida inteligente manifiesta.


Esto representa sólo una de las lecciones importantes que la familia humana debe aprender para poder considerar la presencia de visitantes extranjeros con claridad, sabiduría y discernimiento y poder reconocer la gran necesidad que tiene la humanidad de establecer sus propias reglas de interacción con respecto a todas las visitas actuales y futuras a su mundo. Tales reglas no se han establecido. La humanidad se encuentra desnuda en el universo, vulnerable a la Intervención y a la persuasión por parte de pequeños y astutos grupos de exploradores de recursos y Colectivos Económicos que viajan en el universo local, buscando ventajas y oportunidades para sí mismos y sus clientes.


Ustedes, por supuesto, no tienen manera de entender esto, pues nunca antes han tenido que aventurarse lo bastante lejos en el espacio como para presenciar estas actividades y aprender acerca de la naturaleza de las interacciones y el comercio en esta parte del universo. Así que ustedes no saben qué esperar, y en ausencia de sabiduría, claridad y conciencia informada, muchas personas que son conscientes de la Intervención están malinterpretando su presencia y la están concibiendo incorrectamente, creyendo que representa un beneficio para la humanidad.


Es porque la humanidad no ha respondido con la sabiduría adecuada a esta Intervención que nosotros, como representantes de las naciones libres en su vecindad del espacio, hemos sido enviados aquí para observar esta Intervención, aprender de sus actividades dentro de su mundo y revelar a ustedes la naturaleza de estas actividades, su propósito y ciertamente la naturaleza de este tipo de intervenciones, que con mucha frecuencia se producen en todas partes de la Comunidad Mayor.


Ustedes están emergiendo a un entorno competitivo en el espacio, un entorno complejo, un entorno donde se han establecido desde hace mucho tiempo reglas para mantener la estabilidad entre naciones y mundos cuyos establecimientos son mucho más antiguos que cualquier cosa que se haya establecido en la Tierra.


En este sentido, ustedes no son sino una raza joven, joven e imprudente, una raza joven que está empezando a experimentar los beneficios y las responsabilidades del poder tecnológico; una raza joven que está despojando a un hermoso planeta, un planeta que es valorado por otros; una raza joven sin sabiduría ni precaución que está erosionando su propia autosuficiencia, la cual es siempre necesaria para que cualquier nación emergente pueda mantener su libertad y su autodeterminación en el universo.


Hay mucho ahora que la humanidad debe aprender y hacer. Deben emprenderse grandes acciones, pero estas deben ser informadas por un claro entendimiento del universo al que están emergiendo, de cómo las naciones comercian y funcionan, de lo que les frena, de lo que les anima, de las libertades que tienen para intervenir en un mundo como el suyo y de las restricciones que les impiden llevar a cabo ciertas actividades.


Incluso ahora, aunque estamos lejos de su mundo, podemos informar sobre estas cosas y darles una comprensión más clara de la naturaleza de las interacciones, los intercambios y el comercio en su parte de la galaxia, en esta zona densamente poblada del universo. Con esto, esperamos poder impartir un gran estímulo para que la familia humana utilice su sabiduría nativa, construya sobre sus puntos fuertes y no sea presa de la persuasión o el autoengaño que es siempre un gran riesgo en los umbrales de este tipo.


Emerger a la Comunidad Mayor es el mayor umbral que cualquier raza puede enfrentar. Muchas razas fallan en este umbral, cayendo bajo la persuasión y la dominación de potencias extranjeras. Muchas naciones fracasan porque han destruido sus recursos para la autosuficiencia y se han vuelto impotentes y dependientes de otros que, mediante el apalancamiento y la manipulación comercial, fueron capaces de hacerse con el control de estas jóvenes razas emergentes.


Es un umbral de grandes riesgos y, sin embargo, uno con inmensas oportunidades. Para encarar la Comunidad Mayor, las razas jóvenes deben unificarse, deben corregir su comportamiento destructivo y deben centrarse en establecer la seguridad de su mundo y sus límites en el espacio.


Confiamos en que en esta tercera serie de Discursos podamos ilustrar la importancia de esto y trasmitamos nuestro aliento y nuestra fe en que la humanidad tiene todavía la fuerza y la integridad para emprender un gran esfuerzo en su propio nombre, sentando las bases para convertirse en una raza libre y autodeterminada en el universo.


Porque deben saber que la libertad es poco frecuente en la Comunidad Mayor y que, una vez que se ha establecido, debe ser cuidadosamente protegida y vigilada. Las grandes naciones que no son libres, que no proporcionan libertad a sus ciudadanos, siempre consideran la presencia de mundos y naciones libres con gran temor y sospecha. Es por eso que las naciones libres, con muy pocas excepciones, mantienen su autonomía e intentan no dejarse arrastrar a la compleja y comprometedora naturaleza de los negocios y el comercio en la Comunidad Mayor.


Tal vez ustedes puedan entender esto desde su propia experiencia de estar en el mundo, un mundo donde el comercio ha puesto en peligro la integridad y la autodeterminación de las naciones más débiles. Hemos visto evidencia de esto en sus transmisiones, que se envían tontamente hacia el espacio para que todos las vean.


Ponemos este ejemplo para que ustedes puedan recurrir a su propia experiencia y sus observaciones del mundo, ya que los acontecimientos en la Comunidad Mayor y la realidad de la propia Comunidad Mayor representan los mismos tipos de fuerzas, compromisos y dificultades, pero a una escala mucho más grande, con muchos más participantes.


Aquí no pueden ser como niños, imprudentes, desperdiciando sus recursos, oponiéndose entre sí, descuidando sus fronteras en el espacio, sin darse cuenta de quién está interviniendo hoy en su mundo y esperando tontamente la gracia y la salvación por parte de aquellos que podrían visitarles. Estas son acciones que no apoyan sus intereses y se rigen por ilusiones y expectativas necias y desinformadas. Este enfoque de la vida en el universo les mantendrá abiertos a un engaño y una manipulación que están más allá de aquello a lo que están acostumbrados, un engaño y una manipulación para los que aún no han desarrollado un conjunto suficiente de contramedidas.


La vida en el universo es difícil, porque todas las naciones avanzadas han superado la capacidad de sus mundos para sostenerlas, y se han visto forzadas a participar en el comercio y ser, en gran medida, controladas por otras naciones, bajo cuyos acuerdos comerciales ahora deben someterse.


La vida en el universo es peligrosa para los incautos. Y aun así, la Comunidad Mayor a la que están emergiendo es vasta y magnífica, conteniendo inmensas oportunidades para el aprendizaje y la educación e inmensas oportunidades para el autodescubrimiento, así como para fundar un mundo en el que debe y puede establecerse de manera efectiva una mayor unidad.


Hay razas en el universo que están muy avanzadas en este sentido, mucho más allá de cualquier cosa que la humanidad haya establecido aquí en la Tierra. Pero estas razas no se dedican a la exploración espacial. No se dedican a la adquisición de recursos o a tratar de persuadir o manipular a razas jóvenes e inconscientes como la familia humana, ya que eso no es ético y lleva a consecuencias lamentables.


Los sabios han aprendido muchas cosas a través de los eones del tiempo en el universo, muchas cosas que la humanidad aún no ha descubierto o sólo está empezando a aprender. Los sabios han aprendido que todas las naciones requieren recursos, y que tienen solo dos opciones: o construir su propia autosuficiencia y comerciar con socios muy confiables, o bien asumir el gran y lamentable riesgo de involucrarse en las grandes redes de comercio y adquisición de recursos, que siempre pondrán en peligro su integridad y su autodeterminación. Porque si ustedes son dependientes de otros para las cosas que necesitan, entonces ellos, aún más que ustedes, determinarán la naturaleza de los compromisos y los términos en que se deben cumplir tales compromisos.


En su propio mundo, ustedes han visto naciones más pequeñas caer bajo la persuasión dominante generada por otras naciones, persuasión que se logró sin el uso de la fuerza, persuasión que se alimentó de la debilidad y las divisiones dentro de estas naciones más débiles, por lo que ahora dependen de naciones más grandes que están más allá de su control y a las que están obligadas a someterse.


Hay mucho que ustedes pueden aprender con respecto a esto, y ustedes tienen muchas preguntas, por supuesto. En estos Discursos trataremos de responder a algunas de sus preguntas, si es que pueden contestarse. Sin embargo, algunas de las preguntas deben ser respondidas por un Poder Mayor, el Poder Mayor del Creador de toda la vida, que ha puesto el Conocimiento como un potencial dentro de cada persona y dentro de la vida inteligente en todo el universo. Pero este potencial todavía no ha sido descubierto apenas por la familia humana, y, como ustedes descubrirán, queda fuera del alcance y de la conciencia de muchos en la Comunidad Mayor, especialmente de aquellos que ejercen un gran poder tecnológico, que han abandonado sus primeras tradiciones religiosas para servir a la religión del poder, el comercio y la tecnología.


Es verdad en el universo que el sabio debe permanecer oculto para permanecer sabio, y que la libertad se basa en tres realidades fundamentales: una, que las gentes de un mundo se unan lo suficiente para hacer frente al universo como un sola gente; dos, que esa gente debe mantener y proteger su autosuficiencia para no vincularse y hacerse dependiente de potencias extranjeras que no comparten sus valores o su énfasis en la libertad; y tres, que esa gente debe ser extremadamente discreta en sus actividades y su comportamiento, los cuales estarán siempre bajo el escrutinio de los que quieren aprovecharse de esa gente o temen la libertad que esa gente pudiera poseer.


No confundan el Antiguo Hogar de Dios con la Comunidad Mayor. La Comunidad Mayor es una realidad física, y todo el mundo en ella debe luchar para sobrevivir y debe enfrentarse a la realidad de la competencia y todos sus peligros. Sin embargo, cada raza tiene la promesa de evolucionar, de llegar a ser libre y de llegar a ser sabia. Esta oportunidad sigue estando en todas partes, en todos los seres y en todas las naciones del universo.


Ustedes no deben acercarse a esto con expectativas esperanzadoras ni con temor o miedo, sino con una mayor sobriedad y claridad mental. No se aproximen a la Comunidad Mayor queriendo cosas para sí mismos, esperando y creyendo que aquellos a los que encontrarán proporcionarán estas cosas para ustedes. Eso es imprudente y les despojará del discernimiento que deben tener para ver con claridad y ser capaces de diferenciar las oportunidades que son beneficiosas de las que sólo parecen ser beneficiosas. Esta es la sabiduría que uno debe utilizar dentro de su propio mundo, porque esto es una verdad universal.


Nuestra tarea es revelar la verdadera naturaleza de la Intervención que se está produciendo hoy en el mundo, alertarles y prepararles para las realidades de la vida en el universo, darles un mayor impulso hacia la unidad y la cooperación humanas y mostrarles la gran necesidad de cesar los conflictos dentro de su mundo. Hacemos esto porque valoramos a la humanidad como raza. Pero también lo hacemos por nuestra propia preservación, pues tener otra nación libre en este vecindario del espacio es de gran interés para nosotros. Apoyamos esto como un ideal para todas las razas. Sin embargo, si en nuestra región local del espacio una raza como la suya puede evolucionar en la Comunidad Mayor libre de la dominación extranjera y ser educada sobre las realidades de la vida más allá de sus fronteras, ello ayudará a preservar nuestra integridad y nuestra autonomía.


Vamos a hablar en estos Discursos acerca de este mayor panorama de la vida. Les daremos la información que necesitan, incluso si no responde a sus deseos específicos de nombres, fechas y lugares, los cuales no tendrían sentido para ustedes y no servirían a un propósito útil, pues no podrían comprobar estas cosas por sí mismos.


Lo que necesitan es una mayor perspectiva y una mayor visión. Lo que vamos a impartirles no les resultará extraño y ajeno. En muchos sentidos, será similar a lo que ya han visto dentro de su mundo y son capaces de reconocer mediante su conocimiento de la naturaleza y la historia.


La vida en el universo ha tomado muchas formas diferentes. A pesar de que muchas razas utilizan tecnologías más allá de las capacidades que ustedes tienen actualmente, todos deben todavía hacer frente a los rigores de la vida. Todos deben todavía tomar las decisiones difíciles entre la libertad y la sumisión. Y todos deben todavía hacer frente a la necesidad de recursos y estabilidad. Es una verdad que todos deben enfrentar. Nadie ha conseguido estar exento de las grandes necesidades de la vida mediante la tecnología.


Ustedes, que están solo comenzando su viaje a la Comunidad Mayor, deben emprender ahora una mayor educación. Esta mayor educación invocará a sus puntos fuertes, su conciencia y cualquier sabiduría que pueda residir dentro de su corazón y en los corazones de todos los que habitan en su mundo. Porque esta sabiduría se necesita ahora más que nunca.


--






--




Los Requisitos para la Libertad en el Universo


Traducción del segundo capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.


Hay tres requisitos que todas las naciones deben cumplir para poder establecer y mantener su libertad y su autodeterminación en la Comunidad Mayor. Esto es válido tanto para las naciones que viven en regiones muy pobladas del espacio, como es el caso de su mundo, como para las naciones que viven en regiones remotas, incluso en territorios inexplorados, donde el contacto con otras razas puede ser muy infrecuente y muy peligroso.


El mundo ha sido dado a la humanidad como su mundo de origen, como su lugar de residencia y como un entorno espléndido en el que la humanidad podría evolucionar, construir sus civilizaciones y aprender las lecciones de la paz y la cooperación, tanto por principio como por error.


No crean nunca que este mundo es propiedad de alguien más, que alguna otra raza en el universo tiene derechos sobre este mundo, o que tiene algún privilegio especial para visitarlo, o que puede hacer alguna reclamación de propiedad sobre este mundo o sobre la autoría de la evolución humana.


Este es su planeta de origen. Les ha sido dado a ustedes por el Creador del universo con la esperanza y el deseo de que pudieran prosperar aquí y mantuvieran este mundo como el precioso recurso que es. Les ha sido dado para que pudiera sostenerlos a través de sus fases difíciles de desarrollo y también cuando emergieran a una Comunidad Mayor de vida inteligente, donde mundos de tal diversidad biológica son inusuales.


Los tres requisitos son la unidad, la autosuficiencia y la discreción extrema. Les daremos más información sobre cada uno de ellos, para que puedan entender más plenamente por qué son tan importantes y lo que realmente significan y requerirán.


La unidad en su mundo no significa que todo el mundo sea lo mismo, piense lo mismo o se comporte de manera similar. Puede acomodar la diversidad de culturas que el mundo ahora posee. Pero tiene que haber una unidad de propósito, un propósito común para proteger los recursos del mundo y establecer un límite en el espacio en el que todas las naciones cooperen entre sí, no sólo por sus intereses en su seguridad nacional, sino por la seguridad del mundo entero. Por supuesto, esto requerirá una cooperación sin precedentes entre las naciones y los gobiernos. Con una educación y sensibilización de la Comunidad Mayor, este gran logro es posible.


Ustedes deben volver sus ojos a los cielos. Ustedes no tienen ninguna defensa contra la intromisión de vida desde el exterior. No tienen las habilidades para diferenciar al amigo del enemigo, o para reconocer a un competidor. Ustedes están obsesionados con las necesidades de su nación y sus dificultades con otras naciones.


Ustedes también necesitarán esta unidad para hacer frente a la disminución de los recursos de su mundo y a las grandes y peligrosas consecuencias para la familia humana. Esto incluye el daño medioambiental que han causado en su mundo: el daño a sus sistemas climáticos, a su agua y a otros recursos necesarios para la vida, que han proveído y sostenido a la humanidad durante su larga y lenta evolución.


La unidad humana no será ahora consecuencia de la ideología, sino de la necesidad, porque ustedes fallarán si están divididos al enfrentar el gran cambio en su mundo, y fallarán al enfrentar la Comunidad Mayor si no pueden establecer esta unidad de voluntad y propósito. Todas las naciones libres en el universo deben establecer esta unidad de voluntad y propósito, en particular con respecto al uso de sus mundos de origen y su conciencia y aproximación a la Comunidad Mayor. Esta necesidad, por lo tanto, es universal.


Su evolución ha sido siempre hacia una mayor unidad y cooperación, pero ahora tienen que entrar en una fase más madura. Porque ninguna nación prosperará y permanecerá libre si otras naciones en su mundo caen bajo la persuasión extranjera, una persuasión que alentará los conflictos humanos con el fin de debilitar los poderes terrenales que ustedes tienen y debilitar la fuerza de la familia humana, fracturándola y haciéndola más susceptible a la persuasión, a la manipulación externa y a la necesidad de tecnología extranjera.


Su unidad debe ser una unidad de propósito, sobre la base de una mayor conciencia de su vulnerabilidad en el espacio y la necesidad fundamental de establecer un uso sostenible de su mundo y sus recursos vitales pero limitados. Nunca piensen que pueden entrar en la Comunidad Mayor y tomar lo que quieran de ella. Porque la Comunidad Mayor en la que viven y que ustedes enfrentarán es propiedad de otros que son mucho más poderosos que ustedes. La naturaleza y tendencias guerreras que ustedes tienen, por lo tanto, deben ser contenidas para poder ganar esta unidad de propósito y la voluntad y la fuerza para resistir la intervención y la persuasión extranjeras.


La unidad humana aquí sólo puede ser forjada bajo un gran desafío, porque existe demasiada división de propósito y de intenciones dentro de su mundo para que las naciones establezcan este esencial objetivo común. Será la necesidad la que les llevará a crear esto, si es que alguna vez lo crean. Será una necesidad impávida y persistente, que llevará a la humanidad a unirse en su propia defensa —defensa contra el colapso interno y defensa contra la intrusión externa.


Dentro de sus naciones y culturas debe haber esta unidad de propósito; de lo contrario no se ejercerán los grandes recursos y el talento de la humanidad para hacer frente a sus grandes retos ambientales y a las dificultades de emerger a una Comunidad Mayor de vida.


El futuro de la humanidad en el universo será determinado en gran medida no sólo por la persuasión o la intrusión extranjeras, sino por su capacidad para establecer un uso sostenible del mundo. Aquí la humanidad tendrá que entrar en una fase más madura de su desarrollo. Ustedes no podrán centrarse en el crecimiento y la expansión, porque sus recursos restringirán su crecimiento y expansión, y el universo no les permitirán alcanzar y tomar lo que necesiten de otros mundos más allá de este sistema solar.


Las naciones que son conscientes de su presencia y no están interviniendo en su mundo respetarán su esfera de influencia si esta se establece sólo dentro de este sistema solar. Pero más allá de eso, las intrusiones en el espacio o en los territorios o mundos gobernados o poseídos por otros serán intensamente resistidas.


Ustedes tienen ahora límites y restricciones, y estos son nuevos en su experiencia, porque han estado creciendo y expandiéndose por mucho tiempo. Pero hay límites a esto. Su mundo los limitará, y la Comunidad Mayor los limitará.


La humanidad desconoce la realidad de que los grandes imperios en el universo son infrecuentes y tienden a ser muy inestables, incapaces de proveerse y mantenerse durante largos períodos de tiempo. Estos imperios colapsan en sus perímetros o bien, debido a la inestabilidad, colapsan en su núcleo. Son las naciones más pequeñas y las redes de naciones las que han sido capaces de establecer una estabilidad mutua duradera, mediante reglas muy estrictas de negocios y comercio y el establecimiento de un mayor consenso para la estabilidad y el bienestar mutuos.


Sus nociones de crecimiento y expansión, por lo tanto, tendrán que cambiar. Porque no pueden saquear la Tierra sin llevarse a ustedes mismos a un estado de devastación, un estado en el que pueden ser fácilmente tomados por otros en el universo. Mientras que la conquista directa de su mundo no está permitida en esta región del espacio, otras naciones tienen libertad para intervenir bajo dos condiciones: primera, si los pueblos nativos de su mundo parecen —para otros observadores— acoger la intervención y no resistirla; y segundo, si la humanidad cae en un estado de verdadera privación y declive. En virtud de la segunda serie de circunstancias, otras naciones tendrían libertad para venir y tomar el mundo para sí mismas, usando a la humanidad como un recurso para sus propios fines.


Son estas dos condiciones las que permiten la intervención en esta región del espacio. La conquista no está permitida, porque ustedes viven en una zona altamente poblada del universo. Los intentos de conquista crean inestabilidad y conflicto, y la inestabilidad y el conflicto son resistidas por las redes de naciones poderosas que tratan de mantener la estabilidad y la seguridad a toda costa, incluso a costa de su propia libertad. Es entrar en un estado más estable y sostenible lo que todos los mundos en el universo deben tratar de alcanzar en algún momento de su desarrollo.


Por lo tanto, la guerra en el universo tal como se la imaginan es muy, muy inusual. Puede ocurrir en regiones inexploradas, donde dos naciones opuestas pueden luchar por el botín de un mundo o por un conjunto de recursos que ambas valoran. Pero en partes muy desarrolladas del espacio no se permiten este tipo de conflictos. Aquí la exploración y explotación de los recursos deben suceder bajo ciertas condiciones que no generen guerras, conflictos o inestabilidad entre las naciones residentes de esas regiones.


En este sentido, la Comunidad Mayor es un entorno diferente al que están acostumbrados. Se ha alcanzado un estado sostenible, al menos en su región del espacio y en relación a aquellas naciones que ustedes encontrarán. Las regiones inexploradas pueden ser mucho más inestables, y el conflicto puede estallar dramáticamente. Pero con el tiempo, las naciones se dan cuenta de que la guerra y los conflictos destruyen los recursos, y los recursos son lo que deben adquirir y preservar. Así que se buscan otros medios para persuadir a los demás, más allá del uso de la fuerza. Por ello, los poderes de persuasión y percepción se han establecido en un grado muy alto en muchas regiones del universo. Conocemos pocas excepciones a esto en las regiones muy pobladas.


Una vez que las naciones comprenden que no pueden luchar entre sí sin pérdidas mutuas, establecerán acuerdos de cooperación y mantendrán estos acuerdos de forma muy estricta durante largos períodos de tiempo. Estas son las condiciones que enfrentarán en la relación con su universo local. Es por eso que su imprudencia, su agresividad y su uso de la fuerza son vistos con desdén y preocupación por las naciones establecidas en su región. Aquí no se les permitirá ejercer tal agresión más allá de este sistema solar. Esta restricción entre las naciones establecidas sirve para controlar la agresión y limitar la propagación de la guerra y el conflicto. Esto ha demostrado ser eficaz en el universo, y es por eso que se practica.


Aquí su unidad les da fuerza y ​​evoca respeto ante los ojos de los demás. Otras naciones serán mucho menos propensas a tratar de persuadirlos a través de medios inapropiados, o incluso a través de los medios que se permiten dentro de las leyes de esta región, si tienen que enfrentarse a una raza unida y perspicaz de seres. Si la familia humana puede establecer esta unidad de propósito y obtener una mayor educación sobre la vida en el universo, educación que les estamos ofreciendo mediante estas series de Discursos, entonces cualquier intento de intervención o persuasión aquí será mucho más difícil. Pero en este momento ustedes dan sus espaldas al espacio. No están prestando atención. No están mirando. Y aquellos de ustedes que están mirando, a menudo lo hacen bajo la persuasión de sus propios deseos y preferencias, sin tener la claridad de visión que se requiere.


En un estado de mayor unidad, ustedes preservarán sus recursos y los compartirán de manera equitativa, ya que habrán comprendido que deben establecer un estado de estabilidad y seguridad. Lo que otras naciones en el universo han establecido para mantener la paz y la ecuanimidad es lo que tendrá que establecer la humanidad dentro de su propio mundo. La elección aquí es fundamental. Es la elección más importante que ustedes tendrán que hacer, y tendrán que hacerla en repetidas ocasiones —o elegir la guerra y el conflicto, o elegir el acuerdo y la cooperación.


La disminución de sus recursos les ayudará en este sentido, ya que si cualquier nación en su mundo pretende seguir siendo agresiva y hostil, estos recursos pueden serle negados por el resto del mundo. Esto es lo que sucede en la Comunidad Mayor si alguna nación se vuelve agresiva y hostil y trata de dominar o abrumar a otras naciones, de conquistar territorios o de eliminar a sus competidores. Tal nación tendrá que enfrentarse a una oposición unida de todos los que están involucrados en sus redes de intercambio. Esto ha eliminado efectivamente muchos conflictos en el universo


Es la necesidad, por lo tanto, lo que impulsa dicha cooperación. Sin embargo, la humanidad aún no ha establecido este tipo de acuerdos, ya que no ha tenido que enfrentar lo que todas las naciones que avanzan en el universo deben enfrentar: el agotamiento de sus recursos.


Es este agotamiento de los recursos lo que ofrece la posibilidad de forjar una mayor unión entre sus pueblos. Sin embargo, el agotamiento de los recursos también puede conducir a la competencia, el conflicto y la guerra. Hay muchas naciones que conocemos y de las hemos oído hablar que se han destruido a sí mismas en el umbral de la Comunidad Mayor, luchando por quién ejercerá el dominio, quién tendrá la riqueza y quién tendrá la prioridad dentro de sus propios mundos.


Toda raza debe establecer su unidad tarde o temprano. Puede establecerla mediante la sumisión y la dominación, o bien por medio del consenso y la sabiduría. Esto también representa una elección fundamental. Desafortunadamente, la mayoría de las naciones que conocemos, y ciertamente la mayoría de las naciones en esta región del espacio, han optado por la primera opción, eligiendo la sumisión y la dominación de sus pueblos para establecer una unidad de propósito y aplastar la disidencia. Las naciones libres, que son tan infrecuentes en el universo, han optado por el consenso y la sabiduría como su necesidad y su énfasis primordial.


La humanidad, para hacer frente a la disminución de sus recursos y el despojo de su mundo, tendrá que tomar también esta decisión sobre el tipo de unidad que establecerá. Si ustedes no establecen la unidad, simplemente destruirán los recursos restantes y limitarán en gran medida la capacidad de la humanidad para vivir en este mundo.


Otras razas no quieren que esto ocurra, y por eso parte de su énfasis en intervenir es evitar la destrucción del medio ambiente natural, que consideran mucho más valioso que la presencia humana en él. Sin embargo, ustedes deben entender que esas razas que compiten por el acceso a este mundo no quieren destruir a la familia humana, porque la necesitan como su enlace para trabajar en este mundo. Esas razas no pueden vivir dentro de este mundo, no pueden vivir en su medio ambiente, no pueden enfrentar el peligro biológico de sus innumerables organismos. Las razas que han evolucionado en ambientes estériles no pueden vivir en mundos como el suyo sin correr un inmenso peligro y un gran riesgo de contaminarse no sólo a sí mismos, sino también a sus mundos de origen con agentes biológicos externos frente a los que no tienen inmunidad y que sus medicamentos todavía no pueden contrarrestar.


Por lo tanto, la humanidad es valiosa para las razas que intervienen: valiosa como una fuerza de trabajo, valiosa como aquellos que pueden trabajar en el mundo para el beneficio de las potencias extranjeras. Pero este beneficio no será suyo, y en caso de que perdieran su libertad por la intervención y la persuasión extranjeras, la vida que ello crearía para ustedes sería verdaderamente trágica y desafortunada.


En la Comunidad Mayor, todas las naciones que avanzan han enfrentado el problema del agotamiento de los recursos. Como resultado, la adquisición de recursos y la estabilidad y la sostenibilidad de esa adquisición se han vuelto el énfasis primordial. Las naciones que han desarrollado tecnología que requiere recursos de lugares extranjeros se vuelven extremadamente dependientes de mantener el acceso a estos recursos, así como de establecer relaciones pacíficas y diplomáticas con aquellos que los suministran.


Aquí, la tecnología avanzada les hace aún más vulnerables a la persuasión y el control extranjeros. Si ustedes necesitan elementos raros que sólo se pueden encontrar en regiones remotas o que sólo poseen ciertas razas, entonces deben acomodarse a las necesidades, demandas y preferencias de dichas razas para tener el privilegio de recibir tales recursos. La competencia por estos recursos sería intensa. Esto hace que cualquier nación que tenga esas necesidades sea vulnerable y tenga un gran riesgo de inestabilidad e incluso de colapso. Si la tecnología y la estructura de la sociedad dependen de la fabricación extranjera y de recursos extranjeros, entonces es vulnerable.


Es esta vulnerabilidad lo que la humanidad debe tratar de evitar. No sean tontos aceptando regalos de aquellos que están visitando su mundo. No sean persuadidos de que deben tener esta tecnología extranjera para su propio beneficio. Si aceptan este tipo de cosas, se volverán vulnerables. Incapaces ahora de proveerse por ustedes mismos, tendrán que cumplir con los términos de aquellos que se han convertido en sus proveedores.


Aquí la libertad y la autosuficiencia se entrelazan. Si ustedes no son autosuficientes, no serán libres. Incluso si fueran capaces de ganar acceso a esos recursos a los que se han acostumbrado —y sobre los cuales ustedes han construido la infraestructura de la nueva sociedad— a través de otros, ustedes perderían su libertad. Perderían cualquier influencia que tengan sobre cómo van a relacionarse con los demás y cuáles serán los términos de esa interacción.


Esto representa un entendimiento esencial que deben tener en su aproximación a la Comunidad Mayor. No acepten baratijas del espacio, o minarán su libertad en el proceso. Aquellos que están interviniendo en su mundo no darán a la humanidad nada realmente importante en este sentido. Ellos están tratando de crear dependencia y adicción. Esto les da poder e influencia —a pesar de su escaso número— sobre una familia humana mucho más grande, pero que es inocente y puede ser persuadida fácilmente.


Introducir nuevas fuentes de energía en su mundo los haría dependientes de los que están aquí para aprovechar el mundo para sus propios fines. La humanidad no ha ganado aún la unidad necesaria para utilizar su tecnología para fines totalmente benéficos. Ustedes no necesitan armas más poderosas ahora. No necesitan armas más destructivas. El uso de armas en el espacio está muy limitado. No es así como van a obtener ventaja o protección en la Comunidad Mayor. Aprender esto representa una fase más madura de la evolución de la humanidad. Aquí será la persuasión, la percepción, la libertad y el Conocimiento más profundo lo que asegurará su bienestar, no el uso de la fuerza.


Las naciones en su región del espacio tienen fuerzas de seguridad y pueden reunir en conjunto una gran potencia militar, pero sólo para la defensa mutua de sus redes comerciales. Han comprendido que no pueden superarse la una a la otra por la fuerza, por lo que tratan de influirse entre sí mediante la persuasión y el pensamiento. Esto representa un uso más maduro del poder en el universo y un nuevo umbral en el aprendizaje de la humanidad.


Su uso imprudente de los recursos de su mundo y su confianza en la tecnología para salvarlos de sus consecuencias representan dos actividades muy necias y dañinas. Ustedes tendrán que sostenerse a sí mismos con lo que tienen dentro de este mundo para seguir siendo libres. Incluso sus aliados en el universo no podrán sostenerlos desde lejos, porque no tienen estas capacidades. Ellos no van a seducirlos para volverlos dependientes de su tecnología o de su gobierno extranjero, ya que representan a las naciones libres y no a aquellas que buscan aprovechar y explotar a las naciones más débiles como la suya.


Ustedes deben considerar su mundo como su almacén de alimentos, agua y energía y de todas las cosas que ustedes necesitarán tanto ahora como en el futuro. Si agotan esto, entonces declinarán, deshaciendo todo el progreso que ustedes han logrado. Incluso su potencial tecnológico no podrá realizarse frente a una desintegración social tan grande como esta. Esto los haría vulnerables a una de las grandes oportunidades que otros tienen sobre una raza débil y fracasada, una oportunidad que se permite en la Comunidad Mayor. Esa oportunidad es vista como el rescate de los recursos de un planeta de la sobreexplotación de su raza nativa, algo que se considera permisible dada la ética y las reglas de interacción que existen en esta parte de la galaxia.


No es la subyugación de la humanidad o su ruina lo que queremos promover, sino su fuerza, su unidad y el cumplimiento de su gran potencial en el universo. Sin embargo, deben entenderse ciertas cosas. La tecnología por sí sola no los salvará del agotamiento de sus recursos, y el agotamiento de los recursos deshará su tecnología. Ustedes deben establecer a través del tiempo, el consenso y la cooperación un uso sostenible de su mundo, manteniendo su diversidad biológica, la calidad de su atmósfera, la calidad de sus aguas y la calidad de sus suelos y sus tierras.


La adversidad les ayudará a aceptar esto y a ver su necesidad. Pero la adversidad también les puede descomponer, poniendo en movimiento fuerzas de destrucción que serían muy difíciles de parar.


A sus aliados en el universo les preocupa mucho esto. Dadas las transmisiones que ustedes envían al espacio, ellos han visto el potencial aquí. Ellos conocen el camino que la mayoría de las razas siguen en el agotamiento de los recursos de su mundo, los resultados inevitables de este agotamiento y la consiguiente pérdida de su soberanía y su control, que pasan a manos de otras naciones. Este es el camino que la mayoría de las naciones han tomado. Las consecuencias son predecibles, y por lo general son las mismas.


En este momento, grandes potencias del universo que son conscientes de ustedes los consideran temerarios y destructivos. Aunque ellos mismos no están interviniendo en su mundo, permitirán que otras fuerzas comerciales independientes intenten acceder aquí. Si este acceso se logra y se completa y el poder de la autoridad se traspasa desde de la familia humana a otras razas, entonces las potencias mayores entrarán para aprovecharse de la situación.


Mucho depende de su comprensión y percepción y de la autosuficiencia que ustedes puedan establecer y sostener en su mundo. Si sus pueblos están de acuerdo en vivir con simplicidad, en compartir los recursos y en limitar su población mediante medios éticos, entonces ustedes serán capaces de establecer una mayor estabilidad y autosuficiencia. Entonces, las potencias mayores en su región no los observarán con el mismo deseo de intervención, sino que tendrán que respetarlos como un pueblo unido que no puede ser conquistado usando fuerzas sutiles.


La unidad no solo les dará fuerza, sino también respeto en la Comunidad Mayor. Aunque los intentos para lograr que ustedes caigan en las redes del comercio serán continuos y persuasivos, una intervención como la que está ocurriendo en el mundo en la actualidad probablemente no se intentará. Sin embargo, en su estado dividido y conflictivo, dicha intervención está ocurriendo y está progresando. Esta intentará traspasar la autoridad del mundo a poderes extranjeros con la participación y el apoyo humanos. Tratará de utilizar a la familia humana. Tratará de ganar las grandes ventajas que ofrece este mundo en sus vastos recursos biológicos, utilizando la cooperación y el trabajo humanos.


Sabemos, gracias a sus transmisiones y por nuestra propia observación del mundo, que algunas personas creen que otras razas podrían fácilmente llegar, poner en marcha una colonia en el mundo y establecerse aquí usando su tecnología avanzada. Pero dado el riesgo biológico que su mundo crea para aquellos que los visitan, esto no es fácil de hacer y nunca se ha realizado con éxito. De hecho, el mundo tiene la capacidad de infectar y destruir razas enteras en su universo local, dada la presencia y diversidad de sus agentes biológicos. Otras razas han dejado sus mundos estériles y, en muchos casos, desprovistos de casi todas las formas de vida nativas. Estas razas tienen poca o ninguna inmunidad contra la contaminación.


La Tierra, entonces, puede verse a la vez como un gran activo y como una inmensa fuente de contaminación. Todas las razas que son conscientes de su presencia y reconocen la importancia de su mundo y la condición de la humanidad ven el planeta de ambas formas.


El tercer requisito es la necesidad de una discreción extrema. Para ser una raza libre en un entorno del espacio lleno de razas que no tienen libertad y no quieren fomentar la libertad, ustedes deben ser extremadamente discretos. Deben establecerse como una presencia no amenazante para estos mundos. Ustedes no deben participar en el comercio con ellos en ningún grado significativo. Y no deben permitir que visiten su mundo ni que escudriñen su comportamiento.


Las reglas de interacción en esta región del espacio les darán estos derechos si ustedes pueden demostrar una intención y un propósito unidos a la hora de crear y mantener sus límites en el espacio. Las naciones poderosas reconocen a otras naciones poderosas. No son persuadidas por otros tipos de incentivos. Para ellas, el poder significa recursos, y los recursos representan no sólo riqueza, sino supervivencia. Porque su tecnología avanzada ha hecho que su supervivencia sea ahora más difícil de sostener y sus recursos más difíciles de adquirir.


Esto es muy diferente de cómo las personas del mundo ven estas cosas. Ellas piensan que el mundo está ahí para ser saqueado, y que cuando el mundo haya sido saqueado el universo estará ahí para ser saqueado, y creen que para entonces tendrán la tecnología para saquearlo. Pero no se puede saquear el universo. Muchos lo han intentado, y todos han fracasado.


Su discreción se convierte en algo de vital importancia. Ustedes tendrán que aprender a comunicarse sin retransmitir al espacio. Incluso las implicaciones más secretas de sus gobiernos se emiten al espacio en muchas situaciones, y pueden ser fácilmente discernidas por aquellos que han adquirido el conocimiento de su idioma y sus tendencias. Porque el mundo ha sido observado durante mucho tiempo por todos los poderes en su vecindario.


Los que tratan de obtener una ventaja aquí han esperado a que ustedes construyeran una infraestructura que ellos puedan utilizar, y ahora están tratando de persuadirlos para que les den las riendas del poder y se vuelvan dependientes de su tecnología y las fuentes de su tecnología.


Este enfoque requiere tiempo y paciencia, pero así es como las naciones consiguen controlar a otras naciones. Este ha demostrado ser el camino más eficaz para expandir la influencia y el poder propios, sobre todo en partes altamente habitadas del universo como esta.


Ustedes no quieren estar abiertos al universo. No quieren revelar sus actividades, sus conflictos, sus dificultades, sus aspiraciones, sus planes y sus objetivos a aquellos que los observan. Sus aliados entienden esto, porque ellos han tenido que mantener un gran secretismo en cuanto a su presencia en el universo y su implicación con otras naciones. Sólo aquellas naciones que son libres pueden asociarse entre sí con mayor libertad, pero incluso en ese caso su implicación es limitada y debe ser protegida con gran énfasis.


Ustedes no saben la gran desventaja que están creando para sí mismos al transmitir sus comunicaciones al espacio. Es el problema de vivir en la superficie de su mundo, donde todo puede ser observado. Muchas naciones avanzadas en el universo han optado por vivir bajo tierra con este fin, y algunas han optado por vivir bajo tierra por necesidad, porque si el sistema climático del planeta se distorsiona, entonces la vida en la superficie se vuelve difícil, incluso imposible. Vivir de forma subterránea tiene muchas ventajas. La discreción es una de ellas. Pero esa no es su condición actual, por lo que tendrán que encontrar otras maneras de mantener la discreción.


Su mundo está siendo observado. Sus gobiernos están siendo observados. Sus conflictos están siendo observados. Sus intercambios y su comercio están siendo observados. Sus tendencias están siendo observadas, tanto por sus aliados como por aquellos que buscan explotarlos.


En el futuro, en caso de que adquieran una mayor unidad y sean capaces de sostener el uso de su mundo, el desarrollo de esta discreción se volverá algo esencial. La indiscreción siempre se explota en la naturaleza. Esta siempre te hace vulnerable en la naturaleza, y el universo es fundamentalmente un entorno natural.


Existen límites para la tecnología. Existen límites para los viajes. Existen límites a lo que cualquiera puede hacer con las máquinas. Ustedes aún no han llegado a esos límites, pero existen. Hay razas más viejas en su vecindario que han alcanzado esos límites, y es por eso que buscan utilizar el poder en el ambiente mental y desarrollar este poder, tanto para su propia defensa como para aprovechar las oportunidades que puedan existir dentro de su esfera de influencia y en sus regiones locales en el espacio.


En última instancia, nadie en el exterior debe saber lo que está pasando en su mundo, ni siquiera sus aliados o amigos potenciales. Ellos respetarán este criterio. Ellos lo esperarán y lo entenderán.


Esto requerirá un enfoque muy diferente en cómo viven y cómo se comunican. Ciertamente, transmitir de la forma en que lo hacen es totalmente inadecuado. Es por eso que sus científicos que tratan de escuchar emisiones en el universo no escucharán mucho, porque ninguna nación avanzada transmite de esta manera. La información se envía discretamente. Se establecen canales discretos de comunicación que se usan profusamente, pero no se hace radiodifusión general por las razones que estamos describiendo.


Por lo tanto, la familia humana en este momento no cumple ninguno de los tres requisitos para la libertad. Ustedes no están unidos y se enfrentan al riesgo de una mayor división y conflicto entre los pueblos y las naciones. Están destruyendo rápidamente la autosuficiencia en su mundo. Y apenas son discretos, difundiendo sus fortalezas y debilidades para todos los que deseen verlas.


Estas tres áreas, entonces, representan el objetivo principal para el progreso de la humanidad: el establecimiento de la unidad y la cooperación humanas basadas en la necesidad; el cese del uso excesivo del mundo, el mantenimiento de sus recursos y todo lo que esto requerirá en términos de cómo vive la gente y cómo la gente se involucra mutuamente en su mundo; y el desarrollo de canales discretos de comunicación, tanto a través de una conciencia más profunda como por medio de la tecnología.


Estas son las tres grandes necesidades de la humanidad, no sólo para su propio bienestar y su futuro en este mundo, sino también para tener la oportunidad de construir una verdadera libertad y unidad en la Comunidad Mayor. Cualquier contribución que ustedes puedan hacer en este sentido como individuos y como parte de la familia humana es de vital importancia para dar a la humanidad una mayor libertad y una mayor promesa para el futuro.


--






--




La Herramientas de la Intervención


Traducción del tercer capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.


Debemos hablar sobre la Intervención que se está produciendo en su mundo, a la luz de los tres requisitos para la libertad. En primer lugar, ustedes deben ver que la intervención es parte de la naturaleza. Es inevitable que se produzca. Está destinada a suceder. Cualquiera que tenga poder en el universo debe enfrentar el riesgo de intervención, competencia e intrusión. Cualquiera que haya ganado una ventaja de algún tipo —ya sea una ventaja tecnológica o bien recursos raros y valiosos— tendrá que enfrentar el problema de la intervención y la competencia en el universo. Se trata de un problema universal y, una vez más, esa es la razón por la que los sabios permanecen ocultos. Una vez más, esa es la razón por la que la humanidad debe aprender a ser extremadamente discreta.


Ustedes viven en un mundo de gran diversidad natural y recursos biológicos. Aquellos que están interviniendo hoy en su mundo no están interesados ​​en los recursos que ustedes más aprecian. Están interesados ​​en los recursos biológicos, en particular en los recursos que representan los componentes básicos de la vida: los agentes genéticos, la clorofila, la sangre y el plasma. Estas son las cosas que son valiosas y muy necesarias en un universo lleno de mundos estériles. Parte de esto representa un comercio ilegal, un comercio que no está permitido por razones éticas pero que, no obstante, existe.


También se buscan aquí metales raros, metales de los que ustedes son conscientes y otros metales de los que no son conscientes. Estas cosas deben ser extraídas con ayuda humana. Cualquier cosa que una raza extranjera pretenda hacer en este mundo debe tener una asistencia humana significativa. Esto se debe a la barrera biológica que este mundo presenta al universo y a aquellas razas que se han desarrollado en ambientes estériles y no están adaptadas a estar en entornos terrestres biológicos como este. Debido a que mundos como éste son muy inusuales, hay muy pocas razas en el universo que tengan esta adaptación. Es por eso que las razas nativas deben ser cultivadas y alineadas genéticamente con las razas que intervienen. Este es un proceso que consume tiempo, pero aquellos que están participando en este tipo de actividades creen que los resultados valen la pena.


La Intervención es de dos clases. Por un lado hay exploradores de recursos, que casi siempre representan a una única raza, operan con gran libertad e impunidad y son clientes de potencias mayores. A veces son clientes de redes comerciales independientes que participan en el comercio ilegal. Esos exploradores de recursos que han estado en su mundo y que están en su mundo en la actualidad son miembros de este grupo.


Luego están los Colectivos, que son multirraciales, jerárquicos y están muy bien organizados. Sus clases obreras son criadas para fines específicos y están involucrados en la cría colectiva, que es una práctica que no todas las razas avanzadas emplean. Los Colectivos buscan una residencia más permanente en este mundo. Buscan un mundo que ellos o sus clientes puedan poseer y gobernar desde lejos, con ayuda humana. Es por eso que se ha tomado tanto cuidado para estudiar la psicología y la fisiología humanas y su proceso reproductivo, así como los riesgos biológicos que existen en la Tierra. Esa es una de las razones por las que se han tomado muestras de plantas y el mundo ha sido observado desde hace mucho tiempo.


Es quizás sorprendente para ustedes comprender que una raza tecnológica avanzada tendría dificultades para adaptarse a su mundo, pues creen que su ciencia y su tecnología médica habrían superado las dificultades implicadas en esto. Pero resulta que estas dificultades son tan grandes que no hay raza que haya evolucionado en ambientes estériles o cerca de ellos que pueda soportar fácilmente los agentes biológicos que existen aquí. Incluso las enfermedades de sus animales podrían afectarles. Tan grande es este riesgo que en la historia reciente pocas razas han tratado de colonizar de este mundo.


Pero ahora los Colectivos ven una ventaja, porque la humanidad ha construido redes que ellos pueden utilizar: comunicaciones mundiales, extracción de recursos por todo el mundo y un nivel suficiente de tecnología que puede, a un nivel básico, interconectarse con aquello que ellos utilizan y usan como base.


La humanidad también está desarrollando mayores fuentes de poder destructivo, y si este poder se cultivara completamente entonces sería más difícil intentar intervenciones de este tipo.


Por último, está el deterioro de su entorno natural, que amenaza muchos de los recursos que la Intervención busca. Por eso, la Intervención ha entrado en su fase de madurez en el último medio siglo, una fase acelerada que involucra cuatro actividades fundamentales: el intento de persuadir a ciertos individuos en posiciones de poder en el gobierno, el comercio y la religión; el establecimiento de una presencia física y familiaridad con el propio mundo; la influencia en las opiniones y tendencias religiosas, que también incluye la promoción de los conflictos humanos; y el programa de hibridación para establecer seres adaptados con forma humana que sean leales a la Intervención y puedan asumir mayores poderes de gobierno aquí en el mundo. Estos cuatro programas interrelacionados representan las actividades de los Colectivos.


Los exploradores de recursos operan de una manera más sencilla, tomando las cosas que necesitan del mundo según logran encontrarlas. Pero los Colectivos tienen un plan más complejo y de largo alcance para establecer su poder y su influencia en este mundo. Ellos reconocen las fortalezas y debilidades de la familia humana y su tendencia a los conflictos. Reconocen que para ganarse la lealtad humana, que es su objetivo, deben presentarse como si fueran capaces de ayudar e incluso de salvar a la humanidad de sus propios problemas y de los grandes retos a los que se enfrenta ahora. La Intervención se presentará, por lo tanto, con una apariencia más iluminada, como agentes espirituales, como aquellos que han superado la guerra y el conflicto, viven en paz y han logrado una tecnología que la humanidad puede ahora utilizar y, de hecho, ahora necesita para rescatar su medio ambiente y poner fin a los conflictos en el mundo.


Sin embargo, todo esto representa un engaño, porque los Colectivos en realidad tratan de aumentar los conflictos humanos para debilitar a los poderes mundanos más fuertes y conseguir la lealtad a través del fracaso humano —lealtad y confianza en su presencia—. Su programa de hibridación no sólo pretende establecer personas en posiciones de poder, sino también acondicionar y programar a aquellos que secuestran para convertirlos en representantes y apologistas de la Intervención —personas que promoverán la Intervención y fomentarán que la gente tenga acceso directo a estos poderes intervinientes sin pasar por sus gobiernos ni por las figuras de autoridad humanas, con el fin de establecer un contacto directo con esas fuerzas que están condicionando a la gente a creer que la Intervención está aquí por su bien.


Es un enfoque inteligente y bien concebido, y hasta ahora está progresando con muy poca resistencia humana. Incluso los gobiernos del mundo han sido seducidos de muchas maneras. Ellos han hecho contratos con la Intervención que la Intervención ha violado, y ahora hay quienes dentro de los gobiernos del mundo son conscientes de la Intervención y la apoyan, y hay aquellos que son conscientes y se oponen a ella. Así que las semillas del conflicto y la oposición se han sembrado incluso en los pasillos del poder en los gobiernos de sus naciones, en muchos de ellos.


La Intervención la están haciendo seres físicos que son impulsados ​​por las mismas necesidades que impulsan la humanidad: la necesidad de recursos, la necesidad de energía, la necesidad de riqueza y la necesidad de una ventaja estratégica. Son estas mismas cosas las que impulsan a todas las naciones en el universo. Ustedes no deben considerar a estos seres como malignos o demoníacos, ni tampoco como angelicales. Son seres movidos por las mismas necesidades que impulsan a la humanidad.


Ahora es importante que abordemos la cuestión de cómo la Intervención está funcionando, en el contexto de los tres requisitos principales que la humanidad debe cumplir y utilizar para convertirse en una raza libre en el universo. La Intervención no valora la libertad, pues sus participantes la desconocen. Por lo tanto, la ellos intentarán combatir o socavar los avances que la humanidad tratará de hacer con respecto a estos tres requisitos fundamentales.


La unidad humana será socavada, porque una familia humana unida sería muy difícil de influenciar. El conflicto humano puede ser muy fácilmente antagonizado, incrementado y dirigido. La Intervención no quiere que la humanidad se una para hacer frente a la Comunidad Mayor. Por lo tanto, fomentarán los conflictos humanos, particularmente a través de aquellos individuos híbridos que han asumido posiciones de asesoramiento de líderes humanos. Es su papel de asesores lo que tiene aquí la mayor influencia. Estas no son personas que vayáis a ver, porque no están expuestas al público. Están escondidas y bien situadas.


Sin embargo, [estos individuos] tienen sus opositores dentro de los gobiernos. Porque existe una lucha dentro de los pasillos secretos del gobierno, y por eso la Intervención ha tratado de influir en los poderes comerciales más incluso que en los funcionarios del gobierno. Porque los poderes comerciales se rigen por la codicia. Estos buscan la riqueza, el poder, el predominio y la ventaja sobre sus rivales. No están sujetos al escrutinio público y no son responsables ante las personas en general, por lo que son mejores candidatos para el plan de la Intervención de ganar representantes y enlaces humanos.


La unidad humana tendrá la oposición de la Intervención, porque una humanidad unida se opondrá a la Intervención. Será cada vez más resistente a cualquier intento por parte de cualquier potencia extranjera de ganar acceso o ventajas aquí. Es por eso que el énfasis de la Intervención es amplificar las crisis, los conflictos y los desacuerdos humanos y fomentar la proliferación de armas, llevando a la humanidad más lejos en su propio camino autodeterminado de destrucción.


Una humanidad debilitada será vulnerable a la persuasión, y una humanidad debilitada tendrá más probabilidades de responder a las ofertas de tecnología, a las ofertas de asistencia en materia de gobierno y a las ofertas de ser conectados a las redes de comercio que ya existen en el universo.


Si la humanidad se debilita, será difícil para cualquiera de sus líderes o sus pueblos rechazar las ofertas de tecnología y los recursos que les serán proporcionados, ofertas que sin duda socavarán su libre determinación y los harán ser dependientes de redes de intercambio, comercio y poder sobre las cuales ustedes no tendrán ninguna influencia o control.


Estas actividades no son malignas en el sentido que podrían pensar. Representan la competencia, y la competencia es parte de la naturaleza. Si ustedes van a ser poderosos, otros competirán con ustedes. Si ustedes poseen riquezas, otros competirán con ustedes por estas riquezas. Si ustedes hacen un mal uso del mundo, otros tratarán de aprovechar esto para sí mismos. Y si ustedes siguen divididos, otros tratarán de utilizar eso a su favor.


En cuanto el agotamiento de recursos, la Intervención apoyará el uso excesivo de los recursos de los que ustedes dependen para sus necesidades básicas de energía, ya que ellos no necesitan estos recursos. El agotamiento de estos recursos acelerará aún más los conflictos y el deterioro de la humanidad. Por lo tanto, se fomentará el uso excesivo de estos recursos y el deseo de la gente de mantener su comportamiento actual.


Un agente extranjero aquí sólo necesitaría animarlos a hacer lo que han estado haciendo todo el tiempo: lo que han estado haciendo por razones prácticas, para mantener la riqueza y el poder, para mantener la estabilidad de su nación y para mantener su predominio sobre otras naciones. Estos agentes aconsejarán esto a sus dirigentes y en especial a los líderes del comercio, que siempre buscarán beneficios y ventajas.


Dado que la Intervención representa a fuerzas comerciales, está particularmente enfocada en alinearse con las fuerzas comerciales humanas de su mundo. Aquí comparten un propósito común y muchos métodos comunes, y pueden apelar a las personas que tienen este enfoque y esta intención. ¿Quién entre los poderosos y la élite del comercio y los negocios de este mundo podría rechazar la oferta de tecnología avanzada y la oferta de tener derechos de propiedad sobre algo que ninguno de sus rivales posee? ¿Quién podría rechazar la oportunidad de participar en el comercio y los negocios con las poderosas fuerzas que hay más allá de este mundo?


Los líderes del comercio no son responsables ante el público, ante la gente de su mundo. Ellos no son examinados. Sus posiciones son seguras. No necesitan ganarse el favor del público para proceder en su búsqueda de poder. ¿Quién de ellos rechazará las ofertas de tecnología avanzada y comercio con otras naciones y la riqueza, el poder y la ventaja que tales compromisos podrían prometer?


Incluso sus líderes religiosos serán animados a alinearse con la Intervención. Se les animará a creer que la Intervención representa a formas avanzadas de vida, avanzadas moral y éticamente más allá de lo que la humanidad ha establecido, y que la humanidad debe recurrir a ellas ahora en busca de inspiración y orientación. Estos líderes religiosos serán llevados a creer que la Intervención está aquí como un acto de la providencia, como un acto de Dios, para salvaguardar a la humanidad y asegurar su futuro. Son sus creencias y su énfasis lo que aquí se explotará, porque estos individuos no son capaces de ver con claridad ni de discernir el significado y la realidad de la Comunidad Mayor.


A aquellos individuos que son rebeldes y tratan de fomentar la revolución, la Intervención les dará inspiración. La Intervención puede susurrar en sus mentes, puede presentar imágenes frente a ellos: imágenes de sus santos, de sus dioses, de la justicia de su causa. Aquellas personas que no puedan distinguir entre una presencia de la Comunidad Mayor y una manifestación espiritual no serán capaces de resistir. Ahora sentirán que tienen la voluntad y el apoyo divinos tras sus objetivos políticos. Ahora se sentirán justificados de emprender cualquier acción, no importa lo destructiva que sea, para cumplir con sus creencias y su sentido de la justicia.


Ninguna de estas inspiraciones proviene de una fuente divina, porque el Creador del universo nunca apoyaría los conflictos humanos. Pero en el caso de una raza conflictiva de seres que viven en un mundo hermoso valorado por otros, este conflicto representa una ventaja fundamental para una fuerza de intervención. Así, una fuerza mucho más pequeña puede abrumar a una fuerza mucho mayor.


Los Colectivos tienen una presencia muy pequeña en el mundo, y sin embargo pueden tener gran una ventaja aquí, alentando a los gobiernos a tomar medidas que no apoyan sus mejores intereses, y alentando conflictos que sólo conducirán a ambas partes a un mayor deterioro y empobrecimiento. Ellos pueden promover un uso de los recursos del mundo que sólo puede conducir a la decadencia de la humanidad y al colapso de las sociedades, e incluso de la propia civilización.


La Intervención está explotando su debilidad, y es por eso que ustedes deben cultivar su fuerza. Deben ver que sus predisposiciones al conflicto y la división son inherentemente autodestructivas y los dejan en una posición débil y vulnerable frente a la Comunidad Mayor. La unidad y la cooperación humanas serán esenciales para el futuro de la humanidad, si ustedes desean permanecer y crecer como una raza de gentes libres en el universo. La Intervención se opondrá a esto, porque ello contrarrestaría sus objetivos e incluso su presencia aquí en este mundo.


En cuanto a la cuestión de la discreción, la Intervención quiere saberlo todo sobre ustedes: cómo gobernar sus puntos de vista, cómo motivar sus sentimientos, cómo estimular sus emociones, cómo hacer que se comporten de la manera que ellos quieren que ustedes se comporten. Porque el control de la mente humana y su percepción es esencial para sus objetivos finales de gobernanza en este mundo.


La discreción humana, por lo tanto, va en contra de los objetivos de la Intervención y será desincentivada. La discreción de la humanidad sólo será apoyada para mantener los secretos de la Intervención —sólo para ocultar sus planes y hacer olvidar a los individuos lo que se les ha dicho y los experimentos a menudo brutales a los que han sido sometidos cuando fueron extraídos de sus hogares y sus familias contra su voluntad. Aquí se fomentará el olvido, incluso con amenazas de violencia.


La Intervención no quiere que la población humana conozca sus actividades reales y su verdadera intención. No quiere que la humanidad se vuelva más poderosa. No quiere que la humanidad consiga aislarse de la Comunidad Mayor. Porque la Intervención está aquí para establecer la dependencia y la cooperación. Este es su camino hacia el éxito, un camino que no está siendo suficientemente resistido dentro de su propio mundo.


El poder del Conocimiento es la inteligencia sagrada colocada dentro de cada individuo. El poder del Conocimiento es desconocido para la Intervención, ya que si lo conociera no habría Intervención y no se intentaría un comportamiento falto de ética como este. Los mayores poderes de la humanidad no se están utilizando, y la humanidad está siendo alentada a comportarse de maneras que no favorecen sus mejores intereses.


Si bien es cierto que la humanidad podría cometer todos sus errores por sí misma, contar con el apoyo de la Intervención hace que los riesgos sean aún mayores. Esto se hace de una manera completamente oculta. Si bien la Intervención se presentará a sus creyentes y defensores como una fuerza benigna y espiritual, en realidad estará apoyando a las fuerzas mismas que socavan la integridad de la humanidad, su unidad y su confianza en sí misma. La Intervención socavará la creencia y la confianza de la gente en sus líderes e instituciones, fomentando así un vacío de confianza que puede ser fácilmente suplantado por una potencia extranjera que se presenta como una raza benigna y avanzada.


Esta es la naturaleza del engaño que se aplica sobre una humanidad débil y dividida, un engaño generado por varios grupos de Colectivos económicos en competencia que buscan tener aquí ventaja. Engaños y actividades como estos han sido utilizados también por la humanidad, por lo que son comprensibles para ustedes. La tecnología sólo ayuda a la Intervención a permanecer oculta y les confiere ciertos poderes sobre la respuesta física de las personas a su presencia. Pero es el poder de persuasión en el ambiente mental —el poder de hacer que los individuos piensen lo que la Intervención quiere que piensen, que sientan lo que la Intervención quiere que sientan y que hagan lo que la Intervención quiere que hagan— lo que representa su mayor fuerza y ventaja aquí.


La Intervención no puede utilizar la fuerza y no se trata de una presencia militar, por lo que no tienen esta capacidad. Harán uso de su mayor fortaleza, que es el poder de la persuasión, y este está siendo utilizado con gran efecto. Ellos no han conseguido su objetivo todavía. No han conseguido sus metas todavía. Pero cada día la Intervención se hace más fuerte. Cada día su influencia se hace más penetrante. Cada día su esfuerzo por pacificar la resistencia humana y dirigir la actividad humana aumenta. Para ello busca pacificar a aquellos que la resistirían y fomentar los conflictos humanos al mismo tiempo.


La Intervención está aquí para fomentar la pérdida de la fe en el liderazgo y las instituciones humanas. Esta aquí para reforzar su presencia como salvadores de la humanidad. Tanto si las riendas del poder se le otorgan pública y visiblemente o bien esto ocurre entre bambalinas, la Intervención necesita tremenda ayuda y apoyo humanos. Debe conseguir esto para satisfacer a aquellos que están viendo su presencia aquí desde lejos, y debe conseguirlo para ganar supremacía sobre el mundo sin destruir los recursos del mundo ni poner en peligro sus objetivos finales aquí.


Ustedes tienen el poder para resistir esto. Tienen el poder para resistir esto y muchas otras formas de intrusión que se intentarán en el futuro. La humanidad no conoce su propia fuerza, y es por eso que es tan vulnerable. La humanidad no reconoce la ventaja que tiene por vivir en una región altamente poblada del espacio donde la conquista militar no se permite y donde la guerra y la violencia son poco frecuentes. No comprende la ventaja que esto le da. Si ustedes levantan su voz en contra de la Intervención, esta se pondrá en riesgo. Si ustedes se oponen a la Intervención, si suficientes personas pueden hacerlo, entonces la Intervención deberá retirarse.


Se harán otros intentos en el futuro, porque el mundo es un premio y la humanidad forma parte del valor del mundo para aquellos que buscan tenerlo para sí mismos. Esta es la naturaleza de la vida en el universo. El avance de la tecnología no anula estas tendencias. No elimina la corrupción y el engaño. Hace que la adquisición de los recursos sea más urgente y más difícil de lograr. Y hace que mundos como el suyo, que contienen gran cantidad de materiales biológicos, sean increíblemente valiosos para otras razas que buscan usar estas cosas y tener acceso a ellas para sí mismas.


Seguramente, ustedes deben saber y entender que si tienen poder y riqueza en el universo, entonces habrá competencia. Sólo si creen que están realmente solos y aislados en el espacio podrían pensar lo contrario. Pero no están solos, y no están aislados. Ahora que han conseguido un cierto grado de capacidad tecnológica y han construido una tecnología que otros pueden utilizar, la motivación para la intervención se hará más fuerte, y el intento de ganar la lealtad humana y las riendas del poder crecerá en gran medida.


Sin embargo, como ya hemos dicho, la humanidad tiene el poder para contrarrestar la Intervención, construir una frontera entre sí misma y el universo y establecer sus propias reglas de interacción con respecto a quién puede visitarlos aquí y en qué circunstancias pueden ocurrir estas visitas. Ustedes no han asumido este poder, pero está ahí para que lo asuman, y deben asumirlo. Es este énfasis y la vulnerabilidad general de la humanidad lo que puede crear una motivación suficiente para que la unidad y la cooperación humanas se establezcan a un mayor nivel.


La humanidad debe establecer la unidad, la autosuficiencia y la discreción. Debe aprender cómo hacerlo con el tiempo, usando cualesquiera recursos que estén a su disposición. Para que la unidad humana proporcione libertad en el futuro, debe ser una unidad basada en el consenso, en la conciencia y en un entendimiento de la Comunidad Mayor.


Es esta conciencia y comprensión lo que queremos apoyar en esta serie de Discursos. No estamos aquí para proporcionar lo que la gente puede querer oír por curiosidad o fascinación, sino para proporcionar esas cosas que son esenciales para su progreso y la defensa de su mundo. Porque ustedes no conocen su vulnerabilidad y no saben de su fuerza. Ustedes deben conocer ambas cosas. Si no conocen su vulnerabilidad, entonces no verán la necesidad de su fuerza. Y si no comprenden su fuerza, entonces su vulnerabilidad puede vencerlos.


Esta es la vida en su mundo y la vida en todo el universo. Esto es lo que cada raza tiene que enfrentar si quiere llegar a ser fuerte y libre. Esta es la responsabilidad que viene con el poder y la riqueza. Ustedes poseen cierto poder y mucha riqueza en los recursos de este mundo. Por lo tanto, deben hacerse responsables y su gente debe estar unida en esta causa. Si se la mantiene en la ignorancia con respecto a la Comunidad Mayor, la gente no entenderá la gran necesidad de la humanidad. Y su enfoque y sus actividades no apoyarán el establecimiento de la unidad, la autosuficiencia y la discreción humanas.


--






--




Poderes Ocultos


Traducción del cuarto capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.


La humanidad tiene una fuerza que aún no ha descubierto, una fuerza que puede contrarrestar la intervención, una fuerza que le dará a la humanidad una mayor promesa y un mayor poder en el universo. Esta es una fuerza invisible. Es una fuerza que, cuando se ha experimentado, se vuelve una fuerza fundamental a la hora de dirigir su propia vida y proveerles su verdadero poder y seguridad.


Este poder se llama Conocimiento en el universo. Es el poder de ver, saber y actuar con claridad y certeza. Es un poder que está más allá de la persuasión y la manipulación de cualquier fuente extranjera o cualquier otra fuente. Es un poder que se entrega como un potencial a cada individuo en la familia humana y más allá de ella.


En la Comunidad Mayor, la religión se convierte en última instancia en el estudio y la aplicación del Camino del Conocimiento, porque esto representa lo más trasladable en la religión. Las costumbres locales, los maestros locales y la historia local no resultan trasladables de un mundo a otro. Sólo es trasladable lo que es esencial en el estudio y la práctica de la conciencia del Creador y la gran dotación del Creador al individuo que representa el Conocimiento.


Sólo en los mundos donde se valora y se apoya la libertad individual es el Conocimiento un verdadero énfasis y objetivo, no sólo para el individuo, sino para la nación en general. Es por eso que en las naciones donde no existe la libertad individual se teme y se evita el Conocimiento, porque el poder del Conocimiento puede estimular la creatividad individual, la disidencia individual y diferenciación individual respecto a la voluntad y la dirección del grupo. Es esta libertad y creatividad lo que a da su vida sus cualidades dinámicas, su poder y su potencia. Esto permite que el individuo cumpla su destino en el mundo.


El cultivo del Conocimiento es infrecuente en el universo, porque la libertad es infrecuente en el universo. El Camino del Conocimiento se estudia en secreto en muchos mundos y naciones donde la libertad se desalienta o no se permite. Se expresa más potentemente en las naciones libres, donde el Conocimiento es considerado no sólo como la vía para la realización personal y la contribución, sino también como una fuente de poder en el ambiente mental, un poder que puede ser utilizado para proteger una raza libre de la intromisión y la intervención extranjeras.


La humanidad aún no ha comprendido cuánta fuerza posee verdaderamente y las ventajas que tiene gracias a que sus religiones se han mantenido y no han sido sustituidas por una creencia en la tecnología. Estas religiones no han sido completamente subyugadas a las agendas políticas de las naciones gobernantes. Aunque entendemos que ha habido mucha corrupción, el poder y la presencia del Conocimiento en la humanidad sigue siendo fuerte, y su potencial para el futuro es muy alentador.


Si este Conocimiento no estuviera presente y no fuera accesible a los seres humanos, entonces nuestro mensaje de advertencia, aliento y esperanza no tendría propósito. Estamos hablando a este Conocimiento dentro del lector y dentro de todos los corazones humanos. Lo que estamos presentando no son tanto ideas como el reconocimiento de la realidad y la preparación que la humanidad debe llevar a cabo para prepararse para su futuro en la Comunidad Mayor. Porque su destino está allí, y su éxito y su fracaso se producirán en el contexto de la Comunidad Mayor.


El Conocimiento representa una voz más profunda. Es la forma en que el Creador les hablará para guiarlos, protegerlos y prepararlos. Está completamente libre de interferencias, la persuasión y la manipulación. Representa el núcleo de su fuerza y ​​su activo más poderoso. Cualquier acción que ustedes puedan emprender para preservar la libertad de la humanidad resultaría al final ser infructuosa si el Conocimiento no la acompañara.


Esta es de nuevo una de las razones de por qué los sabios permanecen ocultos, porque ellos tienen el poder y la presencia del Conocimiento. La Intervención no sabe de este Conocimiento y no lo usa, por lo que representa la mayor fortaleza que ustedes tienen. Pero la conciencia del Conocimiento debe cultivarse. Debe reconocerse la necesidad del Conocimiento, porque su intelecto individual no puede competir con el poder de la mente grupal que existe en la Comunidad Mayor. Sin embargo, el Conocimiento en ustedes es inmune a su influencia y puede ver a través de sus engaños.


La fuerza de sus ideas y creencias es débil en comparación con aquellas ideas y creencias que mantienen firmemente muchas mentes en la Comunidad Mayor. Pero el poder del Conocimiento es más fuerte. No puede ser convertido. No puede ser traicionado. No puede ser alterado por ningún poder en el universo. Sólo el Creador de toda vida puede hablar a él, y él sólo escuchará esto.


El Conocimiento dentro de ustedes como individuos está unido al Conocimiento dentro de otros. Así que a medida que el Conocimiento se haga más fuerte en la familia humana, la guerra y el conflicto perderán su encanto y su atracción. A medida que el Conocimiento se haga más fuerte en la familia humana, las ofertas de tecnología extranjera y gobierno extranjero perderán su atractivo. Para el Conocimiento, estas cosas no significarán nada. Todas esas cosas que influyen en las personas y las llevan a dañarse a sí mismas o a participar en actividades que no las convienen, perderán su atractivo frente al Conocimiento, este poder más profundo.


No todos los seres humanos necesitan encontrar este poder, pero muchos sí que lo necesitan. De lo contrario, la intervención avanzará sin obstáculos. Los gobiernos ocultarán lo que saben, luchando internamente por la forma de hacer frente a esta presencia y sus intenciones, y los pueblos del mundo seguirán estando obsesionados consigo mismos e ignorantes, inconscientes de la mayor amenaza para su futuro y su libertad.


Si suficientes personas pueden llegar a ser fuertes en el Conocimiento y aprender acerca de la Comunidad Mayor, entonces la humanidad no sucumbirá. Resistirá la intervención. Y su resistencia demostrará a los gobernadores de los negocios y el comercio [en la Comunidad Mayor] que la humanidad es una raza autodeterminada que no desea ser interferida ni controlada por potencias extranjeras. Esto les dará la fuerza y el respeto que en este momento ustedes no tienen.


El regalo más grande que cualquier otra raza puede darles es su sabiduría sobre la vida en el universo y su conciencia del poder del Conocimiento. Es este poder no tecnológico el que hará toda la diferencia respecto a qué camino ustedes tomarán: si escogerán el conflicto y la guerra dentro de su mundo, o bien la cooperación y la unidad; si se prepararán para la Comunidad Mayor reconociendo la presencia de la Intervención y su amenaza, o bien harán caso omiso de ello para centrarse en otras cosas que ustedes piensan que son importantes. Y es la conciencia que la gente tenga de este poder interno lo que determinará la ruta que la humanidad tomará para establecer la unidad de la población humana: si ese camino será uno de opresión y sumisión, o bien un camino de consenso y conciencia. Dicha conciencia determinará lo que la gente ve, sabe y hace.


El Conocimiento es así de central para su experiencia, y es por eso que representa el mayor poder en el universo. Los que son fuertes con el Conocimiento tienen poder en el ambiente mental. No pueden ser seducidos, y no pueden ser inducidos por ninguna fuerza. Ellos valorarán la libertad, valorarán la fortaleza, valorarán la unidad y el propósito. La humanidad valora estas cosas, pero no lo suficiente en cuanto a su emergencia a la Comunidad Mayor ni tampoco en cuanto a la condición de declive de su mundo.


Sabemos esto porque la intervención se ha producido en muchos lugares, incluso dentro de nuestros propios mundos, donde tuvimos que luchar y resistir para recuperar nuestra libertad y expulsar a las fuerzas que estaban tratando de guiarnos y controlarnos. Nuestras historias son difíciles y no carecen de pesar. Muchos de los nuestros se perdieron en la lucha por la libertad, porque no prestamos atención a la advertencia a tiempo y luego tuvimos que enfrentar la difícil tarea de derrocar a los que se habían establecido como poderes dentro de nuestros propios mundos respectivos.


Es por eso que el Creador de toda vida nos ha enviado para hablar en nombre de los aliados de la humanidad, para asesorar a la humanidad y advertirla, y para alentarla a reconocer sus grandes oportunidades y los grandes peligros que se avecinan, a prepararse en consecuencia y a buscar el poder más profundo del conocimiento, el cual les proporcionará la inspiración, el coraje y la voluntad para llevar a cabo el difícil cambio que debe establecerse en el mundo.


La humanidad no sabe de su fuerza, y la Intervención la está llevando a creer sólo en su debilidad. La Intervención quiere que la humanidad se sienta débil e indefensa, desanimada y abatida. Este es el ambiente perfecto para que la intervención pueda establecerse, asentando su poder, generándose un apoyo y obteniendo una posición ventajosa en un mundo extraño.


Es por eso que deben tener en cuenta estas cosas que decimos antes de llegar a ninguna conclusión sobre el potencial de la humanidad en su propio mundo y más allá de su mundo. Ustedes deben proceder con gran cuidado y habilidad en sus encuentros con la vida inteligente más allá del mundo. La necesidad de transparencia y rendición de cuentas con respecto a cualquier visita es muy grande. Aquí ustedes deben tener certeza y no sólo esperanza.


El Conocimiento ofrece certeza. Sin el Conocimiento ustedes pueden tener esperanza, pero sin certeza la esperanza es débil y puede ser fácilmente desalentada. La certeza les dirá lo que deben hacer. Les informará de lo que se requiere de ustedes como individuos y de lo que se requiere de sus naciones. Hemos proporcionado los tres requisitos para construir y establecer la libertad en la Comunidad Mayor. Estos pueden servir como contextos para un importante desarrollo humano. Pero este desarrollo debe ser inspirado por el Conocimiento. De lo contrario, el deseo de unidad puede conducir a la opresión. Si no es guiado por el Conocimiento, el deseo de discernimiento puede conducir al secretismo.


Ustedes deben oponerse a la intervención. Deben denunciar su presencia. Deben exponer sus actividades. Las personas deben negarse a creer en los poderes extranjeros que están aquí sin el permiso humano, actuando contra la voluntad y la conciencia humanas. Que los gobiernos revelen la verdad a la gente es importante, pero las personas también deben revelar lo que ven y lo que ellas mismas han experimentado con respecto a la presencia de la Intervención.


La humanidad debe construir su frontera con el espacio. Debe poner sus ojos y su atención en el espacio. No puede dar la espalda al universo si quiere poder ver lo que viene y lo que ya está aquí.


La toma de gente en contra de su voluntad debe ser expuesta y denunciada. Su propósito es insidioso. Sólo puede debilitar y dividir aún más a la familia humana. Ustedes deben reconocer que ahora existe competencia, competencia de más allá del mundo. Esta competencia debe reconocerse y exponerse. Aquellos que han creído que esta presencia está aquí para beneficio de la humanidad deben ver que este no es el caso, que han sido engañados y que los que han sido tomados en contra de su voluntad creen en cosas que fueron alentados a creer.


Ustedes son los pueblos originarios de este mundo. Están experimentando una Intervención. La historia de su mundo les enseñará como es una intervención, y también que siempre se lleva a cabo en el interés de aquellos que están interviniendo. No se dejen caer bajo la persuasión y la intervención extranjeras. Entiendan que sus verdaderos amigos y aliados nunca intervendrían en el mundo de esta manera, ni llevarían a cabo estas actividades, que sólo amenazan el bienestar de las personas y socavan la unidad, la autosuficiencia y la discreción de la humanidad.


Para ser capaces de discernir amigo de enemigo en el universo deben conocer la diferencia entre su fuerza y ​​su debilidad, porque su enemigo hablará a su debilidad, y su amigo hablará a su fuerza. Todo lo que la humanidad valora está en riesgo: todo lo que han creado, todos sus avances, todo lo que han logrado que es importante. Ustedes no se dan cuenta de los regalos que se han dado aquí y lo importantes que son.


Ustedes se encontrarán con razas en el universo en cuyas poblaciones no existe la compasión de unos hacia los otros. Sus gentes se han vuelto más como máquinas, gobernadas, controladas y dirigidas, teniendo muy poco pensamiento o sentimiento por sí mismas o por los demás. Esto es común. Esta es una de las direcciones que una raza puede tomar para establecer la estabilidad y la seguridad. No es la dirección que sus aliados han tomado. Ellos han trazado un camino muy diferente para sus pueblos y para su futuro.


No crean que el futuro de la humanidad carece de esperanza, porque pensar así es caer presa de la persuasión que se ha arrojado sobre la familia humana. Porque la Intervención busca ganar su favor o bien derrotar su oposición. Si no pueden ganar su favor, buscarán desanimarlos y dejarlos sin esperanza, desesperados.


Ustedes nunca deben perder la fe en la humanidad, en el poder de un buen liderazgo humano o en la necesidad y el requerimiento de unidad, autosuficiencia y discreción humanas. No importa lo que las cosas parezcan ser, nunca deben darse por vencidos. La Intervención quiere que se den por vencidos, que cedan y se entreguen. Pero nunca deben hacerse estas cosas en la Comunidad Mayor. Porque una vez que se ha perdido, la libertad es muy difícil de recuperar, como nosotros mismos hemos experimentado poderosamente.


Ustedes van a necesitar un enorme valor para hacer lo que debe hacerse en el mundo, así como tremenda innovación, cooperación y compromiso humanos. Si no creen que esto sea posible, entonces la Intervención ya ha ganado. Entonces es sólo una cuestión de tiempo. Ustedes han sucumbido sin siquiera darse cuenta de la influencia que ha sido arrojada sobre ustedes.


La libertad y la unidad son difíciles de conseguir, y deben ser impulsadas ​​por una gran necesidad. Que una nación se vuelva libre en el universo no es por mera casualidad. Es por necesidad y por elección. Si ustedes no son libres en el universo, serán gobernados por otros. Si no logran y apoyan su libertad, entonces no controlarán su destino. Esta es la realidad de la vida en el universo. Es una realidad que puede tanto redimirlos como derrotarlos, dependiendo de cómo respondan a ella.


Muchos han fracasado en la Comunidad Mayor por estas mismas razones. Razas emergentes como la suya, incapaces de establecer su libertad o que han perdido su autosuficiencia, se encontraron bajo la persuasión de potencias extranjeras, superadas a menudo sin ningún acto de violencia abierta, superadas como resultado de sus propios conflictos, superadas por su propia privación. Todas las naciones avanzadas enfrentan el agotamiento de sus recursos. Es lo que deciden hacer frente a esto lo que hace toda la diferencia. El Conocimiento dentro del individuo las guiará a tomar la decisión correcta. Pero si el Conocimiento es desconocido o no se está experimentando, entonces se tomarán otras decisiones.


La humanidad tiene un gran poder, pero no está utilizando ese gran poder. Tiene un gran potencial, pero no se está dando cuenta de ese potencial. Los individuos y las naciones todavía tratan de ganar todo lo que puedan de su entorno, sin pensar en el mañana y lo que el mañana traerá. Las naciones se oponen entre sí y los grupos se oponen entre sí, sin ninguna conciencia de que todos se enfrentan a ser dominados en la Comunidad Mayor.


Aquí la Comunidad Mayor puede verse ya sea como una gran amenaza, una amenaza que la gente va a negar o evitar, o bien como un gran desafío que puede unir a la humanidad en su propio nombre, utilizando su propio poder y habilidad. Aquí la humanidad ganará su fuerza por necesidad —la fuerza para responder a un entorno cambiante y a un conjunto de circunstancias cambiantes.


--






--
Muchas Voces en el Universo


Traducción del quinto capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.


Hay muchas voces que hablarán ahora a la humanidad, voces de la Comunidad Mayor. Entregarán sus mensajes a personas para que los den al mundo. Muchos de estos mensajes serán el mismo o muy similares, fomentando el Contacto, la confianza y la sumisión, y desalentando la resistencia, la duda, una mayor investigación y la formulación de preguntas.


La humanidad tiene sólo un conjunto de verdaderos aliados en este vecindario del espacio en el que existe su mundo. Nosotros hemos sido enviados para representarlos. Hay otros mentores más lejanos que enviarán un mensaje a la humanidad fomentando la libertad, la unidad y la soberanía humanas. Pero entre aquellos que viven en las inmediaciones, nosotros representamos a las naciones libres que están más cerca de la humanidad y tienen más que esperar o temer, en función de las decisiones que la humanidad tome para sí misma.


Las consecuencias serán muy grandes para nosotros. Porque las naciones libres son infrecuentes y han tenido que ganarse su libertad. Han tenido que madurar y llegar a ser naciones fuertes y unidas para protegerse de las muchas influencias que la Comunidad Mayor inevitablemente les trae.


Ustedes todavía no saben lo grande que es este requisito. Tal vez todavía no confían en que la humanidad pueda alcanzar una meta tan significativa, una meta que supera por mucho cualquier cosa que la humanidad haya establecido para sí misma hasta el momento.


La Intervención está erosionando la confianza humana, fomentando que la humanidad dependa de potencias extranjeras en su tecnología, en su dirección y en su gobierno, mientras que sus verdaderos aliados sólo proporcionarán la sabiduría y señalarán la dirección hacia el Conocimiento.


Hay muchas voces. Si su vida se basa sólo en la ilusión y la esperanza, ustedes elegirán aquellas voces que les dicen lo que quieren oír y que amplifican y justifican su esperanza. Si su enfoque de la vida se basa en el miedo, escucharán a esas voces que les dicen que ustedes no tienen ningún poder en el universo y que es inútil resistir.


Estas son dos formas de persuasión que conducen al mismo fin. Pero el camino de la libertad para la humanidad tiene que fijarse una meta más alta y una más difícil de lograr. Porque la aquiescencia es fácil. La sumisión parece ser fácil. Recibir regalos, y con ellos gobierno, parece ser fácil. Mucha gente quiere lo que es fácil, incluso si no es lo correcto.


Este tema de la fe y la determinación son de crucial importancia para la humanidad, porque sus aliados no van a venir a rescatarla por la fuerza. Hemos pasado mucho tiempo asegurando nuestra posición en la Comunidad Mayor, construyendo nuestro aislamiento y nuestro anonimato, manteniendo nuestras relaciones mutuas, construyendo nuestra fuerza y nuestro discernimiento, nuestra unidad y nuestra autosuficiencia. No arriesgaremos todo esto para rescatar a una raza débil y dividida, independientemente de sus grandes talentos y su potencial.


Es la humanidad quien debe ganar esta fuerza, esta fe y esta determinación. Si no lo hace ahora, no lo hará en el futuro. El poder del Conocimiento en su interior los guiará y los llevará a hacer esto como individuos y como parte de un esfuerzo mayor.


El asegurar la estabilidad en el mundo y el asegurar la libertad en el mundo representan las dos grandes actividades que la familia humana tiene ante sí ahora. Esto implica crear estabilidad para afrontar el gran cambio que está ocurriendo en su entorno y establecer una unidad basada en el consenso y la conciencia en vez de en la sumisión forzada. Ustedes deben apuntar hacia esto y no aceptar un compromiso con ninguna potencia extranjera.


Una de las razones por las que las naciones libres son infrecuentes es que tal objetivo exige mucha fuerza, fe y determinación. Es fácil alinearse con otras potencias. Es fácil recibir sus ofertas. Es fácil entregar las riendas de la autoridad a los demás, con la esperanza y la creencia de que son benignos en sus intenciones.


Muchos optan por ese camino. A muchos se les lleva a elegir ese camino. Algunos son llevados fácilmente. Con otros es más difícil. Pero la humanidad tendrá que ser ferozmente independiente si desea permanecer libre dentro de una Comunidad Mayor de vida inteligente, donde las expresiones de poder e influencia son muy fuertes y muy constantes. Se trata de la [misma] fortaleza de ser una persona que es fuerte dentro de su propia cultura, frente a tantas influencias que podrían comprometer a esa persona. Nosotros podemos hablar de esto, porque se trata de un problema universal.


Una nación libre querrá individuos fuertes. Una nación que no es libre querrá individuos dóciles.


Una nación libre apoyará la creatividad y la contribución individual. Una nación que no es libre dirigirá a cada persona de acuerdo al propósito que se le ha asignado.


Una nación libre apoyará el descubrimiento y la experiencia del Conocimiento. Una nación que no es libre nunca lo mencionará, si es que tiene alguna conciencia de él.


Una nación libre tratará de permanecer aislada en el universo y de apoyar su autosuficiencia. Una nación que no es libre buscará cualquier riqueza y poder que pueda obtener de los demás, y por lo tanto se entrelazará con las intenciones y los compromisos forjados con otras naciones.


Una nación libre no intentará ganar acceso a otros mundos para explotar sus recursos y conseguir el control sobre sus habitantes. Una nación que no es libre lo intentará dentro de los límites de lo que se permite en su región del espacio.


Si una nación que no es libre vive en un territorio desconocido o en una parte escasamente habitada de la galaxia, entonces puede usar la fuerza para superar a otra nación, porque en esa circunstancia no hay nada que se lo impida, a menos que tenga un competidor directo.


Las naciones libres querrán mantener una conexión mutua para apoyarse e intercambiar sabiduría. Las naciones que no son libres se mantendrán unidas por motivos de riqueza y adquisición y para apoyarse mutuamente en el mantenimiento de sus poblaciones sumisas.


Las naciones libres buscarán comunicarse profunda y abiertamente con otras naciones libres. Las naciones que no son libres tratarán de controlar y manipular las percepciones y las respuestas de los demás.


Las naciones libres compartirán su sabiduría con razas emergentes como la suya. Las naciones que no son libres tratarán de aprovecharse de esas razas emergentes. Si esas razas emergentes poseen riqueza o un mundo de importancia estratégica, entonces las naciones que no son libres buscarán dominar y controlar ese mundo.


Los muy sabios en el universo, de quienes hemos aprendido en nuestra propia evolución a lo largo del tiempo, nos han dicho que uno no debería buscar tecnología más allá de lo que necesita y requiere para la unidad, la autosuficiencia y la discreción. Porque si uno busca siempre conseguir más poder y ventaja mediante la tecnología, entonces quedará expuesto a otras naciones. Uno competirá con otras naciones, y se entrelazará con otras naciones.


Hay muchas voces en el universo. Están entregándose muchos mensajes a la Tierra. Ustedes deben evaluarlos basándose en su contenido y en su conexión con el Conocimiento. Ustedes deben querer la verdad por encima de cualquier otra ventaja, de lo contrario sus deseos los cegarán y sus creencias los llevarán por mal camino.


Es un reto difícil ser la raza que es descubierta. Esto conlleva una gran responsabilidad y un gran peligro. La humanidad no tiene defensa aún contra tales intrusiones, ni reconoce el peligro que existe en sus fronteras. Ustedes están viviendo y pensando como si estuvieran aislados, sin darse cuenta de que su aislamiento ha terminado y nunca lo tendrán de nuevo. Han llegado a un punto en su desarrollo en el que otras razas intentarán persuadirlos e influirlos de forma permanente.


Ustedes poseen riqueza pero, a pesar de ello y para su ventaja, el Conocimiento no les ha sido arrebatado. Ustedes han mantenido sus tradiciones religiosas. Han mantenido la conciencia de que tienen una conexión con una fuente divina más allá de cualquier poder mundano. Valoran su conciencia, todavía. El Conocimiento se ha mantenido vivo en el mundo para su beneficio. Ahora ustedes lo necesitarán más que nunca.


El Conocimiento nos ha dicho que preparáramos estos Discursos para el beneficio de la humanidad. El Conocimiento nos ha guiado a asumir grandes riesgos para nosotros mismos con el fin de acercarnos a su mundo y observar de cerca la Intervención que se está produciendo aquí. Ahora que nuestros Discursos se han hecho públicos, la Intervención es consciente de nuestra presencia y ha tratado de encontrarnos. Para evitar una captura, hemos dejado su región y estamos en una posición segura lejos de su sistema solar.


Nuestros pensamientos son privados. El Conocimiento nos ha enseñado cómo mantener nuestros pensamientos privados. Y la Gran Presencia —aquellos a quienes nosotros llamamos los Maestros y en quienes ustedes podrían pensar como una Presencia Angélica— ha permitido que estas comunicaciones a la Tierra tengan lugar, libres de cualquier interferencia o intercepción tecnológica.


Disponemos de mucha asistencia en este asunto. Y la humanidad dispone de mucha asistencia también. Pero incluso la mayor de las asistencias no puede ser eficaz si la humanidad no reclama su propia fuerza y ​​ejerce sus propios derechos y responsabilidades como la gente originaria de este mundo. Una gran asistencia no puede vencer la ambivalencia. No puede vencer todas las concesiones que ustedes han hecho en su interacción mutua y en el uso de su mundo.


Sabemos lo que se siente al ser descubierto, y somos individuos adecuados para proporcionarles esta sabiduría, porque cada uno de nosotros ha sufrido la intervención en su propio mundo. En varios de nuestros mundos, la Intervención tomó el control y tuvo que ser derrocada violentamente, con un gran costo. Otros entre nosotros sí fueron capaces de evitar la incautación de nuestras naciones y nuestros activos.


Hemos aprendido, a través prueba y error, la sabiduría que ahora les estamos presentando. Nosotros también creíamos que éramos el centro de la vida en el universo, y que cualquiera que viniera a visitarnos tendría gran interés en nosotros. Como estábamos centrados en nosotros mismos, creíamos y esperábamos que la visita se centraría en nosotros. Pero, por desgracia, lo que presencia pretendía era acceder a los recursos, conseguir [nuestra] lealtad, hacernos dependientes de su tecnología y enredarnos en sus redes de comercio y negocios, atrayéndonos con promesas de riqueza y poder.


Cada una de nuestras naciones sucumbió en diversos grados a esta persuasión, porque estábamos enfrentando nuestro propio reto de estar agotando los recursos en varias etapas. De nuestras siete naciones, cuatro fueron dominadas. Las otras tres rechazaron esto en un grado suficiente para generar la fuerza para resistir la intervención. Nosotros no queremos ver a la humanidad cayendo bajo la persuasión de potencias extranjeras, porque la mayoría de las razas que lo hacen nunca recuperarán su libertad ni su soberanía.


Este es un momento crítico en la decisión sobre cómo van a vivir, cómo van a utilizar y preservar su mundo y cómo van a participar y discernir en la Comunidad Mayor. La sabiduría que ofrecemos aquí puede serles muy útil ayudándoles a comprender lo que enfrentan más allá de las fronteras de su mundo. Pero debemos apelar a su fuerza. Debemos alentarles a generar este esfuerzo para sí mismos, a educar a su gente y a emprender una educación sobre la Comunidad Mayor. Su gente se enfrenta a la persuasión, la inducción y la pacificación a través de su contacto con los que están hoy en su mundo. A la Intervención no le interesan en absoluto las culturas que ustedes tienen, y la libertad les es desconocida. Ellos sólo la ven como la debilidad de la humanidad, creyendo [por contra] en la fuerza de su [propio] esfuerzo unificado.


Ustedes no van a conocer a sus líderes, porque ellos están ocultos. Sólo se encontrarán con sus siervos y sus representantes humanos. Ya se han creado individuos híbridos que son asesores en los pasillos del poder, sobre todo en el ámbito del comercio. Ellos están plantando las semillas para un esfuerzo a largo plazo, y la humanidad les está ayudando de más formas de lo que es consciente: involucrándose en conflictos entre sus naciones y tribus, teniendo competencia y discordia entre sus instituciones religiosas y sobreexplotando y abusando de los recursos de su mundo sin distribuirlos equitativamente, como cualquier nación avanzada tiene que hacer.


Ustedes están ayudando a la Intervención de innumerables maneras. Ellos no tienen más que plantar sus semillas, llevar adelante sus planes y dejar que pase el tiempo para poner a la humanidad en sus manos. Es un plan bien concebido, pero no se podría lograr si la humanidad estuviera bien versada en los asuntos de la Comunidad Mayor, reconociendo el peligro en su seno y estando decidida a corregir sus actividades y comportamientos en el mundo.


Esta es la razón por la que los Discursos de sus Aliados se han enviado y se han enviado de nuevo. Debemos repetir nuestro mensaje de forma continua para que pueda entenderse con claridad, porque estamos compitiendo con otros mensajes que se están enviando al mundo, mensajes de la Intervención y mensajes de aquellas naciones que apoyan a la Intervención. Estamos comunicando mensajes muy diferentes el uno del otro, de muy diferentes fuentes, con un mensaje muy diferente y que lleva a un resultado muy diferente.


Si ustedes creen o rezan para que otra nación venga a salvarlos, serán salvados por otra nación que ha ayudado a llevarles a su estado actual y futuro de decadencia. Estarán haciendo el juego a los planes que han sido sembrados y establecidos para ustedes. ¿Qué nación vendría a defender su mundo y a guiar a sus líderes si no tiene la intención de establecerse aquí? Ninguna nación, ninguna nación libre, arriesgaría su anonimato para hacer esto o ponerse en oposición directa a las naciones que no son libres, arriesgándose a la guerra y a la destrucción de todo lo que han establecido para construir su inmunidad, su discreción y su libertad frente a la Comunidad Mayor.


Es una trampa para tontos. Ustedes todavía no ven que aquellos que vendrían a salvarlos no son sino los competidores de esos otros que parecen amenazarlos; e incluso que, en algunos casos, están trabajando de manera concertada. Uno los debilitará. El otro parecerá rescatarlos. Y todo este comportamiento se llevará a cabo de acuerdo a lo que está permitido, siempre y cuando la humanidad no muestre una resistencia significativa a la presencia de razas extranjeras. Como sucede con muchas de las leyes generales, existen muchas maneras de evitarlas, muchas maneras de usarlas y muchas formas de explotarlas.


Las potencias regionales que sostienen dicha influencia en esta región del espacio simplemente no quieren una guerra o un conflicto abierto. No quieren que sus redes comerciales se vean afectadas. Algunas se interesarán en las posibilidades de su mundo, pero la mayoría simplemente quieren mantener las grandes redes que han establecido y de las que ahora dependen.


Sus verdaderos amigos en la Comunidad Mayor no tratarán de hacerse cargo de su mundo. Cualquiera que entre en su mundo e interfiera en los asuntos humanos deberá tratar de controlar la conciencia, la percepción y el comportamiento humanos para sus propios fines. Incluso si creen que lo están haciendo por su bien, aun así deberán hacerse con el control y ejercer su influencia de maneras que socavarán su futuro y su libertad.


El sabio en el universo sabe estas cosas. El imprudente o bien no sabe o bien no quiere escuchar. El destino de la humanidad se determinará en las próximas décadas en función de cómo la humanidad se enfrente a su propia crisis medioambiental y de cómo decida tratar y dar respuesta a la Intervención que hoy está presente en el mundo. Es un tiempo de gran elección, un tiempo de gran riesgo.


Nosotros lo sabemos. Habíamos elegido de forma incorrecta con respecto a nuestros encuentros con la vida en el universo y luego lo hicimos correctamente. Pero tuvimos otros como nosotros que nos advirtieron, porque no sólo tuvimos aliados en el universo, sino también grandes amigos más allá del alcance visual. Grupos como el nuestro fueron enviados a cada uno de nuestros mundos para que nos advirtieran y nos ayudaran a prepararnos mediante el Conocimiento y la sabiduría. No tomaron parte activa en nuestra liberación. Sólo nos fueron guiando hacia nuestra libertad y nos educaron sobre lo que sería necesario para la libertad y cómo esta podía alcanzarse.


Cada individuo inteligente en el universo tiene el Conocimiento en su interior. Pero en un entorno muy controlado, la posibilidad de que este Conocimiento sea estimulado y emerja se vuelve muy, muy pequeña. Nosotros consideraríamos la vida en esas naciones intolerable y extremadamente cruel. Allá uno sería simplemente usado como un recurso al servicio de la existencia y la supervivencia del grupo y los poderes que lo lideran. Hay países incluso en su mundo actual que se están inclinando en esta dirección. Lo hemos visto y aprendido a través de sus comunicaciones, a través de su necia radiodifusión.


Si perdieran sus recursos, ustedes perderían su libertad. Incluso sin la Intervención, este sería el caso. Para evitar que la civilización colapsase, se impondría un riguroso orden sin sitio para la discordia o el desacuerdo. Es por eso que la destrucción de su autosuficiencia ha llamado a su mundo tanto a sus aliados como a sus competidores. Sus competidores ven una gran ventaja. Sus aliados ven una gran necesidad.


Nosotros no necesitamos lo que tiene su mundo, pero sí necesitamos tener otra nación libre entre nosotros, una nación que no sea gobernada desde lejos, una nación en la que se haya consolidado la estabilidad y la seguridad para su gente, una nación que haya crecido en madurez y alcance y que se haya vuelto confiable y unificada.


Nosotros apoyamos esto en todo el universo, y lo apoyamos fuertemente en nuestra propia región. Es por eso que el Conocimiento nos ha traído en servicio a la humanidad. En la gran tradición de la vida en el universo, las razas que han alcanzado la libertad y la conciencia colectiva del Conocimiento tienen la responsabilidad de proporcionar Conocimiento y sabiduría a las razas más débiles y a las razas emergentes como la suya. Sin embargo, esto debe hacerse sin interferir. Esa es una de las condiciones que se requieren. Podemos asesorar, pero no podemos interferir si hemos de pasar esta sabiduría a los pueblos de la Tierra y hemos de empoderar a su gente para que pueda volverse una raza fuerte y unida.


Esta gran tradición en la transmisión de la sabiduría ha estado en marcha desde antes de la memoria o la conciencia de nadie. Forma parte del plan del Creador para compartir los logros de una raza con las demás. Suponemos que esto está sucediendo en todo el universo, aunque no podemos decirlo con seguridad.


Nosotros fuimos apoyados en el restablecimiento de nuestra libertad e independencia, y ahora estamos aquí para asesorar a la familia humana en cuanto a lo que tiene que ver, saber y hacer para garantizar su libertad e independencia. Por lo tanto, se mantiene la tradición, y esta sigue adelante.


--






--




Las Realidades de la Comunidad Mayor


Traducción del sexto capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.


Es necesario ahora que corrijamos ciertas suposiciones que se han hecho en su mundo sobre la vida en el universo. Estas suposiciones dan una muy falsa impresión sobre lo que realmente está sucediendo en los mundos de su vecindad, cómo se lleva a cabo la interacción entre las razas libres y la falta de libertad que existe en partes muy habitadas del Universo.


Estas son las restricciones que implica vivir dentro de una Comunidad Mayor, restricciones que tienen beneficios y limitaciones. La ventaja para ustedes es la relativa paz que se vive en esta parte de la galaxia, donde las naciones no están tratando de conquistar a las demás usando la fuerza, donde la violencia pura y simple es extremadamente rara y no tienen que preocuparse por ejércitos invasores y armadas de naves acercándose a su mundo. Ustedes viven en una región muy civilizada y restringida del espacio.


Las naciones respetan esto porque son dependientes unas de otras. Tras haber enfrentado el agotamiento de sus recursos, a través de la persuasión y la necesidad se han vuelto dependientes unas de otras, y por lo tanto dependen en gran medida de tener relaciones estables con los demás. A pesar de esto, los exploradores de recursos y los Colectivos económicos abundan, participando en el comercio legal e ilegal y realizando actividades que la mayoría de los mundos no podrían realizar directamente.


Dentro de esta región del espacio, ustedes no podrán viajar libremente en caso de que salgan de los límites de su sistema solar. Las rutas comerciales las establecen y mantienen aquellas razas que las utilizan. Algunas son extremadamente privadas. Algunas son muy grandes y se enlazan con sistemas muy alejados de esta región. Aquí uno no puede ir a donde quiera, y el viaje es relativamente lento.


El viaje interdimensional ha demostrado ser extremadamente peligroso. Al menos en esta parte del universo, la experiencia ha sido que los que lo intentan nunca regresan, porque los portales están siempre en movimiento y no pueden localizarse ni navegarse de forma fiable. Los que pasan a través de ellos a otra dimensión se encuentran ya sea en el territorio de algún otro o bien en una realidad en la que no pueden sobrevivir. Existe una razón para que haya barreras entre estas dimensiones.


Uno no puede ir de un extremo de la galaxia al otro. De hecho, nadie ha viajado siquiera la extensión de la galaxia de la que somos conscientes. Dejar el distrito que uno habita implica dejar la seguridad y la protección de su propia esfera de influencia. Viajar fuera de esta parte altamente habitada del espacio implica entrar en zonas que son peligrosas y quizá desconocidas, donde la piratería es común y donde se puede entrar en el territorio de otro sin saberlo, poniéndose así en riesgo extremo.


Las naciones que viven fuera de las regiones bien establecidas como ésta mantienen una seguridad muy estricta, porque están muy expuestas a las inseguridades y peligros que abundan en la Comunidad Mayor. Las razas libres se relacionan unas con otras, pero rara vez viajan por mayores regiones del espacio. Al no estar involucradas en vastas redes de comercio, tratan de permanecer ocultas y por lo tanto seguras.


Se hacen viajes y comercio de larga distancia, pero sólo en las rutas establecidas, donde la seguridad ha sido provista por los estados miembros —estados miembros de las organizaciones que dirigen y supervisan estas rutas de comercio—. Si uno no forma parte de una asociación de este tipo, entonces no tiene acceso a estas avenidas para el viaje. Cualquier intento de viajar fuera de estas vías se considera muy arriesgado, porque fuera de las rutas de comercio existe comercio ilegal, y ahí el peligro para la seguridad propia es muy alto.


Las naciones se unen en su defensa por varias razones: para establecer sus propias redes de comercio, para asegurarse unas a otras el acceso a recursos vitales, para mantener la estabilidad en sus regiones y para contrarrestar cualquier movimiento de conquista o expansión de un imperio. Los grandes imperios son inusuales en el universo, como ya hemos mencionado. Son inherentemente inestables y difíciles de mantener.


La mayoría de las naciones representan a una única raza, con variaciones de esa raza criadas para ciertos propósitos si ese mundo ha adoptado la cría colectiva. La cría colectiva ha demostrado ser difícil, con consecuencias imprevistas. Los Colectivos la utilizan, pero sólo para tareas muy específicas.


Las barreras medioambientales son significativas en el espacio, y se abordan con extremo cuidado y preocupación. Razas de diferentes mundos raramente se visitan entre sí con libertad. Sólo entre las naciones libres que han tenido contacto por largo tiempo entre sí y han comprendido sus ambientes a fondo se hace esto con alguna laxitud.


Muy rara vez encontrarán mundos donde muchas razas diferentes coexistan, y ciertamente no entre las naciones que comercian, donde pueden introducirse peligros ambientales o biológicos procedentes de las regiones periféricas. Si las naciones eligen vivir en estados de mayor tecnología, se vuelven cada vez menos adaptadas a los ambientes naturales, y por lo tanto el umbral biológico se vuelve extremadamente importante y extremadamente peligroso.


Se han hecho intentos de establecer colonias en la Tierra, pero todas estas colonias han fracasado debido a la amenaza biológica. Las razas autóctonas de su mundo eran demasiado primitivas para ser consideradas relaciones importantes —no suficientemente importantes para establecer grandes actividades de hibridación—. Se han hecho intentos de influir en culturas anteriores en su mundo, pero los resultados no han sido significativos.


Aquellos que están interviniendo hoy en el mundo no representan a las razas que los han visitado desde hace mucho tiempo, y por lo tanto carecen de cualquier derecho o reclamación sobre este planeta o cualquier forma de asociación inherente con la familia humana. Aquellos que ustedes encontrarán son seres físicos impulsados ​​por necesidades físicas. No son demonios. No son ángeles. Ellos los explotarán si pueden, porque ustedes todavía no se han establecido como una raza unida con alguna eficacia en la Comunidad Mayor, y hasta que lo hagan, otros tratarán de aprovechar el valor de este mundo y su presencia aquí.


Hay grandes poderes espirituales en el universo, pero no los confundan con aquellos que están interviniendo en su mundo, pues si lo hacen cometerán un error de juicio crítico y tal vez fatal.


La libertad es infrecuente en el universo del que somos conscientes. Por lo que hemos aprendido a lo largo de muchos siglos, relacionándonos con razas lejanas y recibiendo contactos desde lejos, las circunstancias que experimentamos en estas regiones locales del espacio son muy similares en otras áreas también.


Sólo en territorios desconocidos o en regiones que están escasamente habitadas por razas tecnológicamente avanzadas las circunstancias son muy diferentes. Estas regiones presentan peligros excepcionales. Incluso para una raza que busca estar aislada y apartada, supone riesgos excepcionales.


Es por eso que los territorios desconocidos permanecen inexplorados, porque la exploración espacial es solamente periférica y nunca se lleva muy lejos. Las naves requieren combustible. El combustible no puede ser reabastecido. Los exploradores entran en regiones donde hay fuerzas desconocidas. Los exploradores encuentran problemas ambientales y logísticos. Visitar planetas terrestres siempre conlleva un riesgo biológico si estos contienen una gran presencia biológica. Muchos grupos han enfermado y perecido.


El viaje en el universo es una tarea muy difícil y formidable. Sus distancias son increíblemente enormes, y cuando uno abandona un territorio conocido solo puede contar consigo mismo. Si uno no tiene la cartografía y los mapas adecuados, perderse es muy fácil, y encontrar su camino de regreso muy difícil.


Las naciones utilizan transmisores para comunicarse con los viajeros distantes, pero más allá de una cierta distancia es imposible localizar una nave. Esto representa los límites de la tecnología, limites que la familia humana no ha alcanzado. La familia humana sueña con tener habilidades y poderes ilimitados en el universo, pensando que pueden ir a donde quieran, hacer lo que quieran y conocer a quien quieran. Pero, por desgracia, la realidad es muy diferente.


No hay ninguna raza cuidando de la humanidad como si ustedes fueran niños y ellos los padres. Sin embargo, ustedes tienen aliados potenciales con quienes pueden participar en el futuro, si es que ustedes establecen y mantienen los tres requisitos para la libertad que hemos mencionado.


En este momento, la humanidad no está preparada para el Contacto, y esa es una de las razones por las cuales la Intervención es inapropiada y poco ética. La humanidad es incapaz de participar sabiamente con la Comunidad Mayor. Carece de la madurez, la unidad, la fuerza y ​​el discernimiento necesarios para poder hacerlo con eficacia. Relacionarse con la humanidad en estas circunstancias es aprovecharse de su debilidad y de su falta de sabiduría y experiencia. Ustedes no pueden ayudar a una raza joven interfiriendo y tratando de controlar su destino, y ninguna nación sabia lo intentaría. Los que lo hacen están aquí para sus propios fines y buscan cumplir sus propios objetivos.


La humanidad ha construido capas de expectativas, fantasías y creencias que hacen que le resulte imposible contemplar la realidad de la vida más allá de sus fronteras o ver que la Comunidad Mayor es una expresión de la naturaleza en una escala inmensa e incomprensible. Aquí las leyes de la naturaleza aún continúan y siguen limitando los movimientos y el comportamiento de las razas. La tecnología no puede superar esto por completo.


Muchas personas pueden sentirse decepcionadas por el universo que estamos presentando, pero este es el universo real con el que van a tener que lidiar, y si ignoran los regalos de esta visión será bajo su propio riesgo. La Comunidad Mayor no es un universo humano regido por los valores humanos, las aspiraciones humanas, los deseos humanos o la historia humana. Incluso las razas cercanas a ustedes, en términos relativos, en esta región del espacio, son totalmente diferentes en la apariencia, en el pensamiento, en el comportamiento, en la estructura de sus sociedades y su civilización y en su énfasis. Ellos serían incomprensibles para ustedes, como ustedes son incomprensibles para ellos.


Las razas que prestan atención a este mundo ven a la humanidad como caótica, indisciplinada y potencialmente peligrosa. Ustedes ciertamente no están muy bien considerados, debido a la forma en que están explotando la Tierra y saqueando su riqueza.


Ustedes no se dan cuenta de lo valioso que es un árbol en la Comunidad Mayor, de cuán valiosas son las semillas, de la gran necesidad que hay de fluidos de plantas y animales y del problema que supone obtener recursos biológicos y metales raros. Es por eso que a la humanidad se la considera imprudente y sin sabiduría.


A pesar de que sus competidores no les estiman, sus aliados reconocen el poder del Conocimiento que existe dentro de la familia humana y su potencial para orientarles en la dirección correcta, evitando que se dejen seducir fácilmente o sucumban a su propia debilidad o a las persuasiones de otras razas que se aprovecharían de su situación y sus circunstancias.


Su enfoque de la guerra es totalmente inadecuado en la Comunidad Mayor que encontrarán, donde la violencia es extremadamente rara y es muy reprimida. Ustedes no podrán salir al universo a explotar todos los recursos que han destruido aquí en la Tierra sin involucrarse de manera permanente en una compleja red de comercio y negocios, sobre la cual ustedes tendrán poca o ninguna autoridad.


Estas son algunas de las correcciones que se deben hacer si la humanidad quiere acercarse a la Comunidad Mayor objetivamente, utilizando su conocimiento de la naturaleza y su conciencia de su propia historia —la historia de la intervención en su mundo y lo que los pueblos nativos deben hacer para establecer su soberanía y su libre determinación ante la presencia de poderes extranjeros inesperados.


No crean que su sometimiento representa su destino. No crean que otra raza vendrá y los gobernará con sabiduría y compasión. No crean que ganando niveles cada vez más altos de tecnología se asegurarán algún tipo de mayor ventaja en la Comunidad Mayor. Más allá de los requisitos de establecer su unidad, su autosuficiencia y su discreción, la tecnología se vuelve cada vez más peligrosa. Comienza a trabajar en contra de todo lo que han creado para sí mismos.


Su mayor defensa contra los poderes de explotación en el universo es su unidad, su autosuficiencia y su discreción. Tendrán que establecerse ciertos niveles de tecnología para satisfacer las necesidades de la humanidad en el futuro y discernir la presencia de visitantes extranjeros. Pero debido a que ustedes viven en una región muy habitada de espacio, tienen ciertas ventajas que impiden que otros traten de usar la fuerza en su contra.


Según las razas evolucionan, comienzan a comprender que la fuerza es destructiva y que la persuasión es mucho más beneficiosa, aunque quizás consuma más tiempo. Esto representa la fuerza de la Intervención y ​​la debilidad de ustedes. Pero debido a que el Conocimiento está vivo dentro de ustedes, esta debilidad puede superarse.


La gran oportunidad para la humanidad es finalmente lograr un estado de unidad, estabilidad y seguridad, con seguridad interna y seguridad externa. Sin esta seguridad, la vida es peligrosa y continuamente problemática y discordante.


Ustedes están entrando ahora en un período dentro de su propio mundo en el que la estabilidad y la seguridad interior se harán cada vez más importantes, sustituyendo su énfasis en el crecimiento y la expansión y requiriendo tipos diferentes de comportamiento, así como un mayor grado de cooperación y asistencia dentro de la familia humana.


La adversidad aquí es su aliada si pueden utilizarla correctamente. Es una decisión no sólo para sus líderes, sino también para sus ciudadanos. Es hora de que la humanidad madure, de que entre en una fase más madura de su larga historia, de que se una para establecer una residencia permanente y estable en este mundo, y de que establezca los límites y el discernimiento con respecto a su interacción con otras razas.


Si su énfasis en el crecimiento y la expansión continúa, se moverán hacia la Comunidad Mayor en la posición más vulnerable que puedan imaginar. Les advertimos en contra de eso.


Nuestra presencia aquí es un recordatorio de que hay razas en el universo que son libres, que se han ganado su libertad y que han tenido que tomar grandes medidas para restablecer su libertad cada vez que esta ha sido amenazada. El universo es un ambiente peligroso, pero también es un entorno que hace madurar. Ustedes no pueden funcionar dentro de este entorno sofisticado como unos adolescentes.


Estas palabras representan parte de nuestro regalo a la humanidad, un regalo de sabiduría entregado sin interferencias, sin manipulación y sin el esfuerzo de controlar o superar el pensamiento o el comportamiento humanos. Es un regalo de valor incomparable si puede recibirse y aplicarse en su propio mundo, en sus propias circunstancias. Los riesgos son inmensos. Los requisitos son grandes. Ustedes no tienen mucho tiempo para prepararse para la Comunidad Mayor. La vida se está moviendo rápidamente. La Tierra está siendo abrumada. Están destruyendo sus recursos vitales a un ritmo muy rápido.


Por lo tanto, ustedes no tienen mucho tiempo, y oramos y confiamos en que nuestra guía y consejo puedan recibirse como un regalo de respeto de nuestras naciones a la suya, y que nuestras intenciones sean claras para ustedes y no caigan bajo sospecha. Nosotros no tenemos proyectado interactuar con su mundo, porque ustedes están lejos de estar listos para cualquier contacto real que pueda ser beneficioso para nosotros. No buscamos lo que posee su mundo, porque hemos alcanzado la autosuficiencia, que es tal vez el mayor logro que cualquier raza puede establecer y mantener en el universo.


Quizás en el futuro podremos compartir más sobre cómo hemos establecido nuestras sociedades, pero por ahora hay mayores asuntos presentes. Ustedes tienen mayores problemas que atender. Deben promover la unidad humana. Deben fomentar el cese de la guerra por las razones que hemos dado —por la seguridad del mundo y por la seguridad de su posición dentro de una Comunidad Mayor de vida inteligente.


La unidad, la autosuficiencia y la discreción humanas son necesarias si la humanidad desea ser libre de la intrusión y la intervención constantes de la Comunidad Mayor. Aquí la humanidad debe establecer sus propias reglas de interacción con respecto a cualquier visita a este mundo y establecer una frontera con el espacio, sobre la cual la humanidad pueda presidir. A la humanidad le ha sido concedido por derecho y herencia el dominio dentro de este sistema solar como su esfera natural de influencia, pero más allá de esto no se pueden extender, ni deben, a no ser que sean guiados por el Conocimiento y la sabiduría.


Estas son las recomendaciones y correcciones. Ténganlas bien en cuenta, porque les servirán ahora. Ustedes no pueden permitirse el lujo de recrearse en fantasías e ilusiones con respecto a la Comunidad Mayor en la que viven. Deben ser fuertes y decididos, y deben tener acceso al Conocimiento más profundo en su interior, que está libre de error y no puede ser persuadido por nada que no sea la voluntad y el poder del Creador de toda vida. Es este Conocimiento el que resonará con nuestras palabras y les demostrará nuestra verdadera intención y su gran promesa para el futuro.


Hay muchas voces hablando al mundo. El Conocimiento les dirá qué escuchar, pero su conexión con el Conocimiento debe ser verdadera, debe ser profunda y tiene que ser fuerte. Ustedes nacieron para vivir en estos tiempos y hacer frente a estos retos, por lo que el Creador de toda la vida les ha dotado con un Conocimiento que puede llevarles a hacer esto correctamente y con eficacia, tanto en el presente como en el futuro.


La libertad es difícil de alcanzar y mantener, pero su recompensa está más allá de toda estimación. Nunca lo olviden. Su libertad, nuestra libertad, y la posibilidad para la libertad en otros lugares, representa la verdadera expansión y evolución de la vida, así como la más grandiosa promesa y logro para todos los que viven en este vasto universo.


--






--




Preguntas y Respuestas


Traducción del séptimo capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.


Estamos muy contentos de poder responder a estas preguntas, porque sabemos que son importantes para darles una mayor comprensión. Ustedes necesitarán esta comprensión ahora, porque el mundo está cambiando y su futuro y su destino está ante ustedes. Es nuestro privilegio compartir esta mayor sabiduría con ustedes. Sólo podemos esperar que pueda ser comprendida y aplicada correctamente, porque este tipo de cosas pueden ser malinterpretadas y de ellas pueden surgir graves errores. Comencemos ahora.


“¿En qué sentido son ustedes diferentes de aquellas fuerzas que están interviniendo en el mundo actual?”


Nosotros representamos a esas razas libres en su región del espacio que aún valoran la libertad individual y que han permanecido al margen de las redes más grandes de comercio y negocio, dirigidas por naciones que, aunque poderosas, no honran la libertad individual y no reconocen el poder del Conocimiento en el individuo como una bendición y un gran recurso.


Venimos aquí no a intervenir, sino a compartir nuestra sabiduría y la perspectiva que la humanidad necesitará ahora para proceder con mayor seguridad, fortaleza y comprensión en su interacción con la vida en el universo. Ustedes no pueden darse a sí mismos esta educación. No puede enseñarse en sus universidades o centros de aprendizaje. Por lo tanto, deben recibirlo de otros que valoran su presencia en el universo y no quieren verles caer bajo la persuasión y la dominación de potencias extranjeras.


Por lo tanto, nuestra intención es completamente diferente de la de la Intervención. Nuestras sociedades son totalmente diferentes. Nuestro enfoque y nuestra sabiduría son totalmente diferentes. Si ustedes pueden entender que la humanidad debe unirse y recabar su propia fuerza y ​​sabiduría sin un control extranjero, entonces entenderán por qué no estamos interviniendo en el mundo y sólo ofrecemos nuestra sabiduría, nuestra perspectiva y nuestra guía para que las usen o no las usen, según su elección.


“¿Qué quiere la Intervención aquí en la Tierra?”


La Intervención busca controlar este mundo y su gente. Lo hace no sólo para cumplir con sus propias metas de riqueza y adquisición de recursos, sino para servir a poderes más grandes que en secreto usarán la Intervención para ganar el control del mundo. Estos poderes más grandes no se atreverían a entrar en el mundo como la Intervención lo está haciendo ahora, pero utilizarán estas fuerzas más inescrupulosas para lograr sus propios objetivos de influencia y adquisición.


La Intervención quiere una humanidad obediente. No quiere una humanidad rebelde, porque no podría manejar eso. La Intervención quiere que la humanidad trabaje voluntariosamente, creyendo en las metas, los principios y las promesas de la Intervención. Estas promesas, por supuesto, son falsas y engañosas, y la humanidad cometería el más grave de los errores si siguiera estos mandatos.


Por lo tanto, entiendan que ahora tienen competencia del universo —competencia por el valor y los recursos de este mundo, su posición estratégica y aquellas cosas que están escondidas aquí en secreto y al margen de la conciencia humana, cosas que son de inmenso valor para esas razas en el universo que son conscientes de ellas.


Desde este punto en adelante, ustedes tendrán que defender su mundo de la intervención y de la persuasión, que pueden llegar a ser muy poderosas e influyentes. Estos poderes han sido ejercidos en nuestros mundos con gran detrimento para nuestros pueblos, y tuvimos que luchar y resistir para recuperar nuestra libertad, protegernos de estas influencias y mantenerlas fuera de nuestros distritos. Es el precio en el universo, donde la libertad es infrecuente.


La libertad requiere vigilancia. Requiere mucha atención y discernimiento. La humanidad debe desarrollar estas habilidades y cualidades si quiere sobrevivir en un universo diverso e influyente, si quiere seguir siendo libre y autodeterminada en medio de la presencia de otras fuerzas poderosas.


“¿Es alguno de los visitantes beneficioso para la humanidad?”


Nadie que esté visitando su mundo ahora o recientemente es beneficioso para la humanidad. Todos ellos representan fuerzas en competencia que rivalizan por conseguir tener poder e influencia aquí. Todos ellos son parte de la Intervención, que se compone de más de una raza. Si ustedes pudieran entender su situación más a fondo, reconocerían que la Intervención en cualquier forma es perjudicial para la humanidad, y que dicha Intervención se está llevando a cabo por interés propio, para hacerse con el control y obtener el dominio.


Ningún verdadero aliado de la humanidad estaría en el mundo tratando de manipular la conciencia humana, tratando de controlar el comportamiento humano o tratando de dirigir el destino humano para sus propios fines.


Por lo tanto, ustedes están enfrentando una situación inequívoca. No tienen el peso para tratar de diferenciar amigo de enemigo entre los que están interviniendo en el mundo. Hacer eso sería muy difícil para ustedes, dados los poderes de persuasión que están siendo aplicados sobre la humanidad en este momento.


Ustedes tienen la ventaja de estar enfrentando una situación clara e inequívoca. Los que están visitando su mundo están aquí para manipular y engañar. Sienten que sus objetivos son correctos y que podrían gobernar beneficiosamente a la humanidad. Pero eso es de acuerdo a sus valores, que no estiman en modo alguno la libertad individual, ni valoran las mayores cualidades de la naturaleza humana o los logros de la humanidad.


“¿Vendrá alguien desde el espacio a salvar a la humanidad?”


Nadie va a venir a salvar a la humanidad, y los que dicen estar aquí para eso representan a la propia Intervención. Si la humanidad quiere ser alguna vez fuerte y autodeterminada en el universo, debe salvarse a sí misma. Lo que necesita de otras razas en el universo es el tipo de sabiduría y guía que estamos ofreciendo a través de estos Discursos. Esto es lo que cualquier otra sociedad en el universo que se preocupe por el futuro y la libertad de la humanidad podría dar a un mundo en donde una humanidad dividida está luchando consigo misma, despojando su mundo y socavando los tres logros básicos que son necesarios para la libertad: la unidad, la autosuficiencia y la discreción.


No piensen que otros vendrán aquí para salvar a la humanidad, porque vendrán para salvar el mundo para sí mismos, y la humanidad no será sino un recurso que utilizarán para alcanzar sus propias metas. No sean tontos e ingenuos. No crean que otras razas gastarían energía y se involucrarían en un grado tan alto sólo para asegurar la libertad de la humanidad, porque una inversión así debe ser para sus propios fines. Esto requiere de ustedes una cuidadosa reflexión y consideración, un enfoque muy sobrio y una mayor objetividad.


“Si la conquista no está permitida en esta región del espacio, ¿cómo puede ocurrir una Intervención y tener éxito?”


La conquista no está permitida en esta región del espacio, por lo que se buscan otros medios, ofreciendo incentivos, regalos tecnológicos y persuadiendo a la raza autóctona de que por sí sola no puede gobernarse a sí misma ni asegurar su propio futuro. Son las mismas persuasiones que la humanidad se aplica a sí misma con sus persuasiones políticas y comerciales.


La humanidad tiene un mayor destino y un mayor potencial. La humanidad puede establecer un uso sostenible de este mundo. Puede establecer esta seguridad y estabilidad, pero tendrá que proceder de manera muy diferente a como está procediendo ahora. De lo contrario, pensará que otros vendrán para darle regalos, elevar su ciencia y su tecnología y demostrarle cómo vivir en paz.


Pero es aquí donde ustedes son vulnerables y caen fácilmente bajo la persuasión extranjera. Porque esa paz no existe entre los que están interviniendo en el mundo. Y no hay energía libre en el universo que sea verdaderamente gratis.


Ellos vendrán a explotarlos a ustedes y a aprovecharse de sus expectativas y su ingenuidad. Por lo tanto, deben ser muy cuidadosos aquí y muy cautelosos. Son estos poderes de persuasión e influencia en el ambiente mental los que tendrán un gran impacto en las expectativas, las emociones y el pensamiento humano.


Aquí, o bien ustedes se abren a dicha persuasión, o bien reconocen que deben resistirla. Aquí el enfoque de la humanidad hará toda la diferencia, porque en verdad una pequeña fuerza no militar podría ganar ascendencia en el mundo sin el uso de la fuerza. Podría hacerlo mediante el poder de la persuasión y ofreciendo a los nativos cosas que ellos piensan que quieren. Así es como los pueblos nativos han sido seducidos a lo largo de la historia humana por otras potencias intervinientes. Ahora ustedes se enfrentan a una intervención procedente del universo, cuya persuasión es mucho más sofisticada y potente. Si ustedes están en su proximidad, ellos pueden controlar su pensamiento, sus sentimientos y su percepción. Este es el poder de influencia que ellos tienen en el ambiente mental.


Ustedes pueden resistir este poder debido a la presencia del Conocimiento en su interior, el Conocimiento que el Creador de toda la vida ha puesto en su interior. Este Conocimiento no puede ser persuadido. No puede ser engañado. Y no puede ser corrompido. Ustedes tendrán que ganar acceso a este mayor Conocimiento para permanecer libres y desarrollar sabiduría y madurez en la Comunidad Mayor.


“¿Qué papel, si lo hay, juegan nuestros gobiernos en la asistencia a las actividades de la intervención?”


Algunos gobiernos han ayudado a la Intervención, sólo para descubrir que esta está trabajando en su contra, y que es engañosa y poco fiable. Los principales gobiernos del mundo en la actualidad han tenido contacto en el pasado y han hecho algunos acuerdos para permitir que la Intervención operase aquí a cambio de ciertos tipos de tecnología. Pero esto ha dado licencia a una intrusión muy peligrosa en el mundo de los humanos y en las sociedades humanas. Su influencia es considerable y está dirigida a aquellas personas que consideran las más dóciles y más fáciles de persuadir.


Pero en los últimos tiempos ha habido un cambio para influir a los que están en posiciones de liderazgo en el comercio, ya que estos líderes no son responsables ante el público. Ellos no son han sido elegidos, y son casi totalmente ignorados entre la población humana. Ellos cosechan enorme riqueza, y no proclaman tener grandes escrúpulos, como sus funcionarios elegidos podrían proclamar. Pueden operar en la clandestinidad, sin apenas rendir cuentas a nadie.


Ha habido un cambio, por lo tanto, en el énfasis de la Intervención, moviéndose a las personas en posiciones de liderazgo en el comercio, en particular en el campo de la adquisición y distribución de recursos. Porque estos individuos tienen un gran poder en estos ámbitos, y son mucho más fáciles de persuadir. Su gente no sabe lo que está ocurriendo entre ustedes.


“¿Está alguno de los gobiernos del mundo resistiendo la intervención?”


Sí, los Estados Unidos y Rusia están resistiéndose a la Intervención. Esa es una de las razones de que hayan dejado la competición que fue tan destructiva durante muchas décadas. Son más cooperativos ahora, porque se dan cuenta de que se necesitan mutuamente para contrarrestar con éxito los impactos y la persuasión que se están ejerciendo sobre la humanidad.


Hay gobiernos más pequeños que asisten ahora, pero principalmente son estas dos potencias mayores, que tienen tanta fuerza militar y persuasión en el mundo. Son ellas las que habían caído bajo el engaño extranjero, y son ellas las que ahora se han vuelto contra la Intervención. Es por eso que nuestro contacto en la Tierra, Marshall Vian Summers, puede recibir esta información y puede recibir nuestros Discursos y consejo sin temor a la represión del gobierno.


Él está siendo observado, estamos seguros, aunque no podemos decir en qué medida. Él está proporcionando un servicio no sólo a los pueblos del mundo, sino también a los gobiernos que son conscientes de la Intervención y ahora están oponiéndose a su presencia y sus actividades en el mundo.


“Los científicos humanos dicen que nadie puede viajar más rápido que la velocidad de la luz. Por lo tanto, ¿cómo es posible que la Intervención pueda venir aquí, o incluso que ustedes puedan venir aquí?”


Esta premisa es sin duda una que limita la comprensión humana. Si no se pudiera viajar más rápido que estas velocidades, no se podría viajar por el espacio en absoluto, y esa tal vez es la suposición de muchos que todavía piensan que esta es una barrera que no puede superarse.


Incluso antes de que hubiera civilizaciones humanas en el mundo, los viajes espaciales estaban en marcha en un grado muy alto y sofisticado. Se puede viajar más rápido que la velocidad de la luz y contrarrestar su efecto sobre el tiempo y el envejecimiento, y esto se ha practicado desde mucho antes que cualquier civilización humana.


Pero el viaje no es tan rápido como se podría pensar o imaginar. Todavía lleva tiempo viajar entre sistemas solares: a veces, según su estimación y marco de tiempo, días y semanas e incluso meses, dependiendo de la distancia que uno tenga que recorrer. Esto, por supuesto, sería increíblemente rápido de acuerdo a su idea, porque ustedes todavía se mueven a un ritmo lento, pero otras naciones han participado en el comercio, los negocios y los viajes por cientos de miles de sus años, incluso en su región del espacio.


Ustedes no viven en alguna parte recientemente desarrollada del universo. Ha habido una larga historia en esta región, más incluso de lo que podemos explicar, una historia de guerra, conquista y conflicto iniciales. Esto ha sido superado por una mayor unidad, una gran red de comercio y una gran red de control que ha suprimido la guerra y el conflicto, pero también la libertad y la autodeterminación entre sus naciones participantes.


Por lo tanto, deben tener en cuenta que esta barrera, llamada la velocidad de la luz, es algo que la humanidad, en un futuro lejano, será capaz de superar. Incluso por sí misma encontrará una manera de hacerlo. Pero sin duda no puede seguir considerando este límite como determinante. Porque nosotros hemos llegado a estar cerca de la Tierra, y ahora estamos muy lejos de la Tierra; y la Intervención ha llegado al mundo para intervenir, y lo está haciendo incluso cada vez más con cada año que pasa. El comercio y los negocios están sucediendo en muchas regiones de la galaxia, y sólo podemos asumir que en otras galaxias también. Así que nunca crean que la tecnología en el universo está limitada por el entendimiento o el logro humano.


“¿Cuándo será capaz la humanidad de viajar fuera de este sistema solar?”


Su viaje fuera de este sistema solar puede ser posible dentro de los próximos dos siglos, pero decimos “puede ser posible”, ya que tendrán que enfrentar el gran cambio ambiental que está ocurriendo en su mundo y que tiene poder para socavar la civilización humana. Y también hay que enfrentar las consecuencias de la intervención en su mundo, la cual podría usurpar la autoridad humana aquí y colocarla bajo control y dominio extranjero. Cualquiera de estos dos eventos podría alterar el curso del destino humano por completo, sofocando y controlando los logros de la humanidad y su destino como pueblo libre y autodeterminado en el universo.


Por lo tanto, hay grandes peligros ante ustedes ahora, y es por eso que nuestros Discursos son tan importantes y mayores Poderes Espirituales nos han llamado a venir a la Tierra para entregar nuestros mensajes a un mundo y un pueblo dignos.


“Ustedes hablan de que la libertad individual es infrecuente en el universo. ¿Por qué esto es así?”


La libertad es difícil de cultivar. Puede ser indisciplinada y desorganizada. Puede conducir a afirmaciones individuales peligrosas. Puede tener consecuencias desastrosas si no se gobierna con sabiduría y conciencia. Es mucho más fácil para las naciones ejercer el control y establecer una autoridad sobre sus pueblos y sociedades. Es por eso que la mayoría de las naciones eligen este camino más fácil y conveniente, a pesar de que lleva a un resultado mucho menos productivo y creativo.


La libertad es difícil de cultivar, incluso a nivel individual. Requiere responsabilidad. Requiere conciencia. Requiere un gobierno y un asesoramiento sabios. Requiere un liderazgo sabio y una población dispuesta y educada. Estas cosas son todas muy difíciles de establecer, y es por eso que muchas naciones eligen la ruta alternativa a la estabilidad.


Creemos, sin embargo, que el camino de la libertad individual conduce a una nación más fuerte y de mayor creatividad y logro entre sus ciudadanos para el beneficio de todos. Creemos que las sociedades represivas, aunque puedan ser comunes en el universo, no tienen esta creatividad y no pueden beneficiarse de la sabiduría y el propósito mayor que cada persona lleva. Por lo tanto, sus logros son limitados y tienden a copiarse unas a otras, porque no son creativas. En estas naciones no se establece nueva tecnología, nueva sabiduría o nuevas formas de gobernanza social creativa. Son conservadoras, y rechazan el pensamiento y los logros renovadores.


Aquí la humanidad debe ver que tiene que elegir una de las dos vías a seguir para establecer una mayor seguridad y estabilidad en el mundo: o bien creará un régimen represivo que impondrá el orden y sofocará la creatividad y la libertad de los individuos, o bien elegirá el camino más difícil de establecer una sociedad más libre, más creativa y más productiva.


Es nuestra esperanza y deseo que la humanidad elija el camino de la libertad y construya [sobre] la libertad que se ha establecido ya en muchas partes del mundo. Tiene, por supuesto, un largo camino por recorrer para hacerlo, y no es una tarea fácil. Pero ahora, con la perspectiva de una disminución de los recursos del mundo y la presencia de fuerzas intervinientes y manipulativas, la humanidad se enfrenta a un gran reto en este sentido.


Nunca pueden dar por sentada su libertad en el universo. La libertad es un privilegio y no sólo un derecho. Debe construirse con fuerza y sabiduría, y debe protegerse con vigilancia, siempre.


“Si ustedes fueran atrapados por la Intervención, ¿qué les pasaría? ¿Y habría consecuencias para sus propios mundos?”


Si fuéramos capturados por las fuerzas de intervención, seríamos torturados y expuestos a penas crueles para extraer de nosotros cualquier información que podamos tener. Nuestros mundos natales serían descubiertos, y se ejercería una gran presión externa sobre los líderes de nuestras naciones con respecto a nuestra presencia e influencia aquí en el mundo. Porque nuestros mundos han establecido acuerdos de no injerencia en regiones fuera de la nuestra, y esto es lo que nos da nuestra autonomía, una autonomía que es siempre frágil y está bajo escrutinio para la posibilidad de revisión.


Según nuestros acuerdos, no se nos permite estar en las proximidades de su mundo dando un consejo como este, incluso si no estamos interviniendo directamente. Pero estamos cerca, y nuestro propósito es noble y digno, guiado por una mayor Fuente. Así que sin duda seríamos torturados y destruidos —aquellos de nosotros que nos hemos reunido con este fin—. Y nuestros mundos caerían bajo un mayor escrutinio y una presión tremenda, y nuestros contratos que garantizan nuestra autonomía se verían amenazados y desafiados.


Esto sería grave para nuestro liderazgo. Por lo tanto, actuamos con el mayor secreto. Es por eso que nosotros no describimos nuestra apariencia. Es por eso que no damos nuestros nombres, no describimos nuestros mundos y no decimos dónde están nuestros mundos. Es de suma importancia para nosotros que estas cosas se mantengan en secreto. No las hemos revelado ni siquiera a nuestro contacto aquí en la Tierra. Ni lo haríamos. Porque cualquier mente humana puede ser interferida, y las fuerzas que están interviniendo en el mundo ahora pueden extraer su comprensión.


Por lo tanto, ustedes deben entender la importancia de la discreción. Es por eso que es uno de los tres requisitos necesarios para establecer y mantener la libertad en el universo: la unidad, la autosuficiencia y la discreción. Ustedes sólo están empezando a aprender sobre el poder del ambiente mental. Sólo están empezando a aprender que otras razas pueden tener acceso a la sabiduría y el entendimiento humanos. Sólo están empezando a darse cuenta de cuánto tendrá su libertad que ser custodiada y protegida si la quieren mantener en un universo donde la libertad es infrecuente.


“Los Discursos afirman que la Intervención está promoviendo los conflictos humanos. ¿Cómo lo hacen? ¿Pueden darnos un ejemplo de lo que han visto hasta ahora?”


Uno no tiene más que promover el extremismo religioso y el nacionalismo, y convencer a los líderes e individuos persuasivos de que otros pueblos son sus enemigos y una amenaza. Sólo tienen que proyectar imágenes de santos y emisarios espirituales que proclaman la necesidad de superar a los adversarios. Es así como la Intervención puede promover conflictos en el mundo. La involucración y la guerra de los Estados Unidos en la nación de Irak supone un ejemplo muy bueno de líderes siendo persuadidos para hacer algo que es completamente absurdo, participando en un conflicto intratable con resultado incierto, comprometiendo gran parte de sus recursos, incluso arriesgando la opinión mundial por participar de esta manera. Otras naciones, especialmente las naciones que son poderosas e influyentes, serán involucradas así por la Intervención a través de la persuasión, para disminuir su poder, para disminuir su influencia, para disminuir la moral de su propia gente y mermar sus economías. Porque la Intervención necesita una humanidad en declive, con el fin de presentarse como verdaderamente beneficiosa para el destino humano.


Por lo tanto, la Intervención tratará de debilitar los poderes más fuertes para degradar su influencia en el mundo y crear una situación general donde la Intervención sea considerada verdaderamente valiosa, y donde su consejo y su orientación sean atendidos y seguidos.


“También indican que la Intervención está pacificando personas. ¿Cómo pueden pacificar a la gente y, sin embargo, promocionar los conflictos humanos?”


La Intervención está pacificando ciertas poblaciones: los jóvenes, los educados, los que están espiritualmente inclinados, los que no pudieron ser alentados a hacer la guerra o a entrar en conflicto con otros. Aquellos que podrían ser los más grandes emisarios de la Intervención serán pacificados y dirigidos. Estas personas creerán en el nuevo liderazgo. Creerán que la Intervención está aquí para salvar a una humanidad en lucha y en declive.


Aquellos que no pueden ser pacificados pueden ser animados a participar en sus animosidades ancestrales y su desconfianza de sus vecinos, así como a fortalecer su resistencia y hostilidad hacia sus enemigos históricos. Las tierras pueden ser disputadas. Los recursos se disputarán cada vez más. Incluso dentro de las naciones, surgirán grupos que buscarán desestabilizar y superar a esas naciones. Muchos grupos se regirán por la ideología religiosa, regidos no sólo por los defectos de la naturaleza humana, sino también por la influencia y la orientación ejercida por la propia Intervención.


“¿Está la Intervención manipulando la producción de alimentos o cualquier otra industria aquí en la Tierra?”


La Intervención no necesita manipular la producción de alimentos, ya que esta está disminuyendo como resultado del impacto de la humanidad en su propio entorno. Otras industrias, como las industrias militares —industrias que suministran y apoyan los esfuerzos y aventuras militares—, ciertamente están siendo alentadas. Hay fuerzas alentando los conflictos humanos. Esto representa el impacto de la Intervención. Aunque hay un incentivo para la paz, también hay un incentivo para la conquista. Es por eso que muchas naciones están aumentando su capacidad militar. Al menos, lo hacían cuando estuvimos la última vez en las inmediaciones de su mundo, y debemos suponer que esto continúa.


Esto no es sólo el resultado de la desconfianza y el miedo humanos. También representa el impacto de la Intervención. La Intervención no se ve amenazada por sus armas. Sólo la energía nuclear y las armas nucleares amenazan su existencia aquí. Y estas cosas no pueden utilizarse sin grandes consecuencias para el bienestar y el futuro de la humanidad.


La Intervención está usando el poder en el ambiente mental —los poderes de la persuasión, poderes que la humanidad sólo está empezando a discernir y comprender—. La humanidad sigue pensando que el poder militar determinará su destino y su futuro, pero en un universo de mayor habilidad y una mayor influencia, esto demostrará no ser eficaz. Esto representa un nuevo umbral de aprendizaje y logro para la familia humana.


“¿Pueden revelar donde están las bases de la Intervención en la Tierra para que podamos cerrarlas?”


No tenemos completo conocimiento de esto. Ciertamente, las primeras bases se establecieron en los océanos y en aguas poco profundas, lejos de la presencia de las fuerzas militares humanas —en las regiones árticas y en áreas donde no hay establecimientos militares—. Bases subterráneas, que son mucho más difíciles de establecer, se han construido en regiones montañosas. Se han colocado transmisores en las zonas montañosas que tienen ciudades en su base —transmisores para afectar el ambiente mental y pacificar al público—. Esto representa uno de los esfuerzos de la Intervención.


No sabemos dónde se han colocado todos estos transmisores, pero sí sabemos que se están utilizando. No sabemos dónde se han establecido todas las bases, sobre todo en tierra. Nunca estuvimos lo suficientemente cerca de la superficie de la Tierra para poder presenciar estas cosas por nosotros mismos, y sólo podemos entender su existencia al descifrar las transmisiones de la Intervención. Sin embargo, es suficiente que sepan que existen tales bases aquí y que hay una presencia extraterrestre significativa en el mundo. No es una presencia militar. Representa un hábil uso de las fuerzas comerciales por aquellos que han ganado poder e influencia en el ambiente mental.


Ustedes tendrán que cambiar su comprensión del uso del poder para darse cuenta de lo fuerte que es una influencia y cuánto más eficaz es para establecer sus objetivos y prioridades que el ejercicio del poder militar. El ejercicio del poder militar está restringido en su mundo, y se suprime en gran medida en esta parte de la galaxia.


“Si se supera la Intervención, ¿qué debe hacer la humanidad con todas las personas que son fruto del programa de hibridación?”


Si pueden vencer a la Intervención, ustedes se enfrentarán a futuras intervenciones. Pero en cuanto a la presencia de estas personas, ustedes tendrán que reincorporarlas en la sociedad humana, y se requerirá una gran inversión de tiempo y energía. Estos individuos serán realmente capaces de ser participantes beneficiosos en la sociedad, pero su comprensión y las influencias sobre ellos tendrán que cambiar notablemente.


Algunos podrían convertirse en videntes sabios. Pero es su lealtad a la humanidad lo que tendrá que ser plenamente establecido, y tendrán que aprender a protegerse de los efectos de la Intervención, que puede influir en ellos incluso si la Intervención no está presente en el mundo. Porque en el espacio, la influencia en el ambiente mental puede proceder desde grandes distancias. Una vez que la influencia se ha establecido, esto puede suceder.


Esto será un desafío. Estos individuos pueden llegar a ser beneficiosos para la humanidad si su lealtad puede ser puesta aquí y si la persuasión sobre ellos puede ser minimizada o eliminada.


“Los viajes interdimensionales parecen ser la forma más rápida de moverse en el espacio. ¿Por qué no se utilizan?”


El viaje interdimensional, aunque muy prometedor, ha demostrado ser desastroso, porque uno no puede controlar su reingreso, e incluso si pudieran encontrar uno de los portales, que están constantemente en movimiento, ustedes no serían capaces de determinar dónde emergerán, en qué tipo de medio físico o condición física se encontrarán. Es por eso que muchas naves que han intentado esta transferencia nunca han regresado.


Los portales siguen siendo un misterio. Los viajes interdimensionales permanecen como una hipótesis. Sabemos que ciertas razas han sido capaces de salvar el abismo entre las dimensiones. Ellos han sido capaces de comunicarse desde la otra dimensión, pero no fueron capaces de volver, y el contacto con ellos fue de corta duración, llevando a un resultado incierto.


La humanidad cree y espera que cosas así estarán a su disposición para poder viajar al lugar que quieran, moverse a través de la galaxia en un instante y emerger en cualquier entorno. Pero la realidad de la Comunidad Mayor cambiará estas nociones, moderará sus ambiciones y les mostrará una realidad muy diferente a la que ustedes se imaginan.


Incluso si pudieran emerger a través de ese tipo de viajes, acabarían en las proximidades de mundos extranjeros con los que no tienen relaciones, o bien en entornos físicos que son totalmente peligrosos. Ustedes no tendrían ninguna manera de trazar una ruta a menos que tengan aliados viviendo en esa región. Y este tipo de alianzas serían muy difíciles de establecer, pues ninguna raza quiere ser invadida por razas lejanas de esta manera. Esto sería un desafío a su seguridad y a su red de comercio local. Estarían muy amenazadas por la aparición de una raza extranjera con la que no tuvieran antecedentes o relaciones.


No tienen más que pensar en estas cosas con más cuidado, más objetivamente, para ver y entender lo que les estamos transmitiendo. Esto requiere una consideración seria. De lo contrario, ustedes continuarán complaciéndose con fantasías de alta tecnología y viajes espaciales instantáneos. Pero tendrán que enfrentarse a una realidad muy diferente a medida que emerjan a una Comunidad Mayor de vida.


“A mucha gente aquí en la Tierra le encantaría viajar a otros mundos y conocer a otras razas. Sin embargo, ustedes indican que esto sería muy limitado. ¿Por qué es este el caso?”


En la mayoría de las naciones las visitas no son bienvenidas, a menos que provengan de aquellos que son sus socios comerciales desde hace mucho tiempo; e incluso en ese caso, la visita será limitada, porque las sociedades no quieren ser influenciadas por otras sociedades. Ciertamente, la visita de cualquier nación libre no sería bienvenida en una nación que no es libre.


Luego está el problema de la contaminación biológica. No podemos pensar en ningún mundo donde la humanidad sería bienvenida en absoluto, dada la realidad biológica del mundo y la tremenda amenaza que podría imponer a un mundo extraño. Ellos no están preparados para hacer frente a los agentes biológicos e influencias innumerables que aquí existen, y recibir a un emisario de la Tierra sería una perspectiva muy desafiante para ellos.


Si ellos no son una sociedad libre, no estarían interesados ​​en sus expresiones individuales. Se sentirían amenazados por su música y su arte. Ellos no quieren que se ejerzan estas influencias sobre sus culturas. No quieren que sus propias poblaciones los vean ni los entiendan, porque en esto ustedes serían una gran amenaza para ellos y para todo lo que han invertido en el establecimiento de sus sociedades altamente controladas.


Ustedes no serían capaces de llegar a otras naciones, ya que tendrían que cruzar territorios que son propiedad de otros. Tendrían que utilizar rutas comerciales que se rigen por las autoridades del comercio. Tendrían que llegar a acuerdos y compromisos. Tendrían que llegar a un acuerdo con muchos otros poderes sólo para viajar libremente en esta región del espacio. Si viajaran fuera de estas rutas establecidas, siempre se enfrentarían al peligro de la piratería. También se enfrentarían al peligro de perderse.


Incluso en nuestros mundos, no daríamos la bienvenida a la visita de humanos en este momento, porque todavía no son lo suficientemente sabios, unidos o discernientes para establecer relaciones activas con ustedes. Es por eso que nadie debería estar interviniendo en el mundo. Nadie debería estar tratando de establecer relaciones con la familia humana, y los que los hacen están aquí para sus propios fines, para establecer su propia búsqueda de poder y dominación.


Ustedes, que son ingenuos y no entienden las realidades de la vida y los viajes en el universo, aún tienen que ver estas cosas con claridad. Pero si piensan cuidadosamente acerca de esto, ustedes entenderán. Hay países, incluso dentro de su propio mundo, que no podrían visitar libremente en este momento, ya que no son libres, y no querrían dar la bienvenida a su influencia y su presencia en ellos. Aunque estos países son pocos, sus ejemplos sirven para ilustrar lo que estamos diciendo.


El universo es mucho más diverso, y sus sociedades son mucho más diferentes entre sí que cualquier cosa que se haya establecido aquí en la Tierra. Las razas son mucho más diferentes entre sí. Y establecer la confianza en las relaciones puede tomar mucho tiempo, y siempre se mantiene con gran escrutinio y cuidado. Esto representa la realidad a la que se enfrentarán a medida que emerjan a este escenario más grande de la vida.


“Parece muy probable que nos quedaremos sin al menos algunos de nuestros recursos esenciales en el futuro cercano. ¿Cómo puede continuar la civilización humana si no recibimos tecnología y ayuda de nuestros vecinos en el espacio?”


Si ustedes buscan obtener tecnología y asistencia, caerán en las persuasiones, los requisitos y las redes comerciales de otras naciones. Ellas limitarán su libertad. Limitarán lo que se puede hacer aquí en la Tierra. Influirán en el tipo de sociedades que ustedes crearán en el futuro, y limitarán en gran medida la libertad permitida a sus ciudadanos. Ustedes renunciarían a mucho por esta tecnología y asistencia. Aún no comprenden la gran pérdida que supondría y cuánto la humanidad perdería en el intercambio.


Ustedes tienen suficiente aquí en la Tierra si la humanidad se gobierna a sí misma de manera prudente y si las naciones cooperan lo suficiente para preservar los recursos del mundo y usarlos de manera sostenible. Ustedes tendrán que construir nuevas tecnologías, pero aún más que tecnología, necesitarán la voluntad y la cooperación para hacer esto.


Con el tiempo, la humanidad tendrá que encontrar maneras beneficiosas y humanas de limitar su población y limitar su consumo. Sería un mundo muy diferente del mundo en el que viven hoy, que se basa en el deseo y la expectativa de un crecimiento y una expansión sin fin.


Ser autosuficiente es uno de los requisitos para la libertad. Para que la humanidad sea autosuficiente en este mundo, se requeriría una creación muy diferente de sociedad y un conjunto muy diferente de prioridades para sus líderes y sus ciudadanos.


¿Qué será lo que produzca este gran cambio, sino la necesidad misma? Ustedes se enfrentan a grandes cambios en el mundo —a un gran cambio medioambiental, un gran cambio que todas las sociedades tecnológicas que avanzan han tenido que enfrentar o tendrán que enfrentar inevitablemente en su evolución—. Es cómo reconocen y se preparan para esto, cómo responden a esto y qué tipo de sociedad construirán, ya sea libre o represiva, lo que determinará el futuro de la existencia humana en este mundo.


“¿Hay muchos mundos como el nuestro en el espacio?”


Hay muchos mundos que han sido despojados de sus recursos naturales y se han vuelto estériles como resultado. Ciertamente, mundos terrestres como el suyo son infrecuentes; tal vez uno de cada cinco o seis mil planetas contienen la diversidad biológica que ustedes disfrutan y dan por sentado aquí en su mundo. Eso aun así significa que hay muchos planetas en el universo. Pero esos planetas siempre están ocupados, siempre son valorados, y las razas nativas siempre tienen que defender sus derechos, sus privilegios y su gestión a medida que comienzan a emerger a la Comunidad Mayor.


Los planetas terrestres crean riesgos biológicos para los visitantes. Y es por eso que la colonización se suele intentar una vez que la raza nativa ha establecido una red que los visitantes puedan utilizar, como es el caso aquí en la Tierra, o bien cuando se ha destruido a sí misma a través del conflicto y de la guerra, dejando una puerta abierta para que se produzca la intervención, incluso una intervención militar. Las intervenciones militares se permiten en esta región del espacio en tales condiciones. Esto representa parte de la ética del contacto que asumen y aplican muchas naciones en esta parte de la Comunidad Mayor.


“Muchas personas llegan a la conclusión de que los visitantes son beneficiosos, porque de no serlo nos habrían atacado ya y habrían asumido el control. ¿Qué dirían a esto?”


La Intervención no está aquí para atacar a la humanidad, sino para persuadirla. La Intervención necesita una humanidad dócil que trabaje para ella e interactúe con ella, para convertirla en parte de su Colectivo. Este supuesto de que la humanidad sería atacada y tomada es totalmente equivocado. Representa la forma que ustedes tienen de ver el acceso a nuevas tierras y nuevos recursos.


Pero incluso en su mundo moderno, se utilizan las fuerzas económicas más que las militares para adquirir recursos, y esto es lo que está sucediendo en el mundo en cuanto a sus relaciones en el espacio. Ustedes están encontrando pequeños Colectivos económicos que están aquí para iniciar el proceso de adquisición que naciones más grandes podrán asumir más adelante, si la intervención tiene éxito en el establecimiento de su presencia y su poder en el mundo.


Pensar que serían atacados es erróneo, y pensar que porque ustedes no han sido atacados entonces las fuerzas que están aquí son beneficiosas, es erróneo. Ambas conclusiones se basan en suposiciones falsas. Por lo tanto, las conclusiones son incorrectas.


Para la humanidad, habiendo vivido durante tanto tiempo en aislamiento y siendo ustedes mismos belicosos, es ciertamente probable hacer tales suposiciones y seguir creyendo en ellas y sosteniéndolas. Es la ignorancia humana la que da lugar a este tipo de cosas, así como la arrogancia humana. Ustedes pueden ser preeminentes en su propio mundo, pero no tienen preeminencia en la Comunidad Mayor, y no están considerados favorablemente por sus vecinos más cercanos, debido a sus tendencias belicosas y al uso destructivo de su entorno.


Aquellos vecinos que no son libres verán las libertades que ustedes han cultivado hasta el momento con gran ansiedad y preocupación, y querrán evitar que estas influencias se ejerzan dentro de sus propios mundos. Ustedes no tienen idea de lo que su música y su danza podrían evocar en esos mundos y por qué son vistas como una amenaza por esos poderes controladores que dominan esos mundos.


“¿Cómo mantienen las razas libres su autonomía y evitan que las razas que no son libres las interfieran?”


¡Ah, este es el reto! Este es el reto que les espera si ustedes son capaces de contrarrestar la Intervención que se está produciendo hoy en el mundo. El interés en el mundo no va a cesar, y los intentos de influirles seguirán. ¿Cómo mantendrán esas influencias a raya? Para las razas libres que viven en vecindarios mayores de mundos que no son libres, a menudo esto requiere la firma de contratos de no injerencia, que estipulan generalmente que las naciones libres no participarán más allá de sus fronteras y áreas o zonas de influencia. No tratarán de ejercer o promover la libertad en el extranjero. A cambio de esto, otras naciones están de acuerdo en permanecer fuera de sus áreas de influencia y no ponerse en contacto con ellas directamente.


Así que a menudo se hacen diversos tipos de contratos como este en las regiones altamente pobladas de espacio, pero este tipo de contratos están sujetos a cambio y reevaluación, y es por eso que las naciones libres no viajan más allá de sus distritos ni tratan de promover la libertad en el extranjero. Porque eso violaría su propia autonomía y su propio aislamiento de la Comunidad Mayor.


En las zonas donde no hay una gran concentración de naciones, las naciones libres tendrán que mantener su seguridad a través de medios militares, desafiando agresivamente a cualquiera que entre en su vecindad. Esto es menos deseable, por supuesto, pero en las regiones escasamente pobladas de territorios desconocidos, esto es sin duda necesario. Todo el mundo en el universo está buscando recursos. Muchos en el universo quieren tener influencia sobre otras naciones. Incluso en las regiones muy habitadas como esta, estos deseos y necesidades continúan.


Por lo tanto, se trata de un equilibrio frágil que una nación libre o un grupo de naciones libres deben establecer con el fin de mantener a la Comunidad Mayor fuera de sus territorios y evitar el tipo de intervención que se está produciendo en su mundo en la actualidad.


La humanidad todavía piensa que el universo es un gran lugar vacío para explorar y colonizar, con infinitos recursos disponibles si la humanidad puede establecer una tecnología suficiente para poder acceder a ellos. Sin embargo, todos estos supuestos se derivan de su aislamiento y su profunda ignorancia sobre la naturaleza de la vida, el comercio y las interacciones en la Comunidad Mayor.


Entendemos esto, y no les condenamos por ello, pues también nosotros tuvimos muchos de los mismos supuestos antes de que el contacto con la Comunidad Mayor empezara para nosotros, antes de que se intentara la intervención en nuestros mundos. Desde entonces, hemos establecido una mayor autonomía, pero esta debe ser vigilada cuidadosamente, tanto en el entorno físico como en el ambiente mental.


Otras naciones emplean videntes que tratan de ver en nuestros mundos, para ver qué tipo de tecnología estamos produciendo y ver en qué residen nuestro poder y nuestra debilidad. Debemos compensar estas intrusiones en el ambiente mental con videntes propios, que son guiados por el Conocimiento y obstaculizan este tipo de intervención en el ambiente mental.


Todo esto es una nueva frontera para ustedes y para la ciencia y la religión humanas. El poder en el ambiente mental en muchos aspectos puede ser equivalente a la energía en el ambiente físico, y los peligros y las defensas que deben establecerse al respecto son significativos. Este es el precio de la libertad en el universo: una vigilancia y una atención constantes, así como una gran responsabilidad.


“Ustedes siguen señalando que el Conocimiento es la fuerza más poderosa del universo. ¿Cómo puede ser eso cierto cuando hay tantas otras fuerzas poderosas que enfrentar? “


El Conocimiento representa el poder de ver, saber y actuar con certeza. También representa el poder para resistir la persuasión, el engaño y la influencia en el ambiente mental. El individuo o la nación que tienen esta fuerza tienen el poder para resistir la intervención y comprender las intenciones y las actividades de otras naciones que podrían estar amenazando su libertad o su existencia.


Es la máxima expresión de la inteligencia, como ven, y los videntes que son guiados por el Conocimiento son más poderosos que los videntes que no lo son. Aquí uno es capaz de discernir el futuro y los futuros eventos antes de que sucedan, con distintos grados de precisión. Aquí uno es capaz de discernir las intenciones y capacidades de los demás sin el uso de la tecnología. Aquí uno puede pretender ser débil, cuando en verdad es realmente fuerte. Aquí uno puede parecer no ser agresivo, cuando en realidad puede ser incisivo en sus indagaciones. Aquí uno puede estar bien protegido y defendido sin necesidad de una gran fuerza militar o infraestructura. Aquí uno puede tomar decisiones sabias en sus relaciones con otras naciones, incluso si las intenciones de estas naciones son cuestionables o inciertas. Aquí uno puede participar en la diplomacia con otras naciones con mucha más certeza de la que tendrían de otra manera.


Es este poder y este Conocimiento lo que la humanidad necesita si quiere ganar la fuerza y ​​el compromiso para establecer una mayor unidad entre sus naciones y un uso racional y sustentable del mundo. Esto superará la codicia y la avaricia. Esto superará la competencia, el conflicto y la guerra. Esto superará el agravio, el odio y la desigualdad.


Es por ello que el Conocimiento es el poder más grande del universo. Es un poder que la Intervención no está utilizando, de lo contrario no estaría aquí dedicada a las actividades que está llevando a cabo. Este es el poder que le dará a la humanidad el poder para contrarrestar la intervención y prevenir futuras intervenciones. Este es el poder para dar a la humanidad la estabilidad necesaria para establecer un nuevo mundo con mucha mayor ecuanimidad, igualdad, justicia y libertad.


Piensen en estas cosas.




Archivos de seguridad













¿ Profecía? tal vez. Solo recordaré una que leí hace un tiempo:

"Tendrán su poder por 100 años, después lo perderán para siempre"¿Cuando engañaron a la sociedad Americana y compraron la Reserva Federal? 1913 ¿cuanto son 100 años más?

El tiempo se les acaba y por eso asustan al personal con el 2012, prepararos antes o después esta lucha nos alcanzará a todos. Eso si no tengáis miedo, todo está de nuestro lado. Incluso el tiempo.
Archiveros Sites de los equipos de energiaalternativaparaurantia y vozypensamiento


archivos pdf otros

Biomagnetismo Vozy Jesulon

BiomagnetismoVozypensamiento

Energía alternativa para Urantia

Mensaje de arriba

SUP archivos seguridad

teoría del juego

tESLA sOUCO

Voz y Pensamiento aqui

vozypensamientoyo

http://paragarcia.blogspot.com/

Los Novatos de los Agapornis

Para leer libros online gratis
enviado por "Jesulón"

zahoryclub

Reportaje sobre el MMS en DSalud Agosto 2010.pdf

Reportaje sobre el MMS en DSalud Agosto 2010.pdf
En caso de peligro de muerte por enfermedad es muy importante leer este reportaje, ya que en el hay información muy importante.....

Ingeniero aeroespacial Jim Humble

Milagroso Suplemento Mineral del Siglo XXI.pdf
Descargar

Milagroso Suplemento Mineral del Siglo XXI Parte 2.pdf
Descargar

La Policía vendió explosivos a ETA con Gobiernos de Aznar